El misterio del conejo amarillo en la papelera del despacho de Puigdemont
Foto: RRSS

Política y conflictos

El misterio del conejo amarillo en la papelera del despacho de Puigdemont

Carles Puigdemont tiene un conejo amarillo en la papelera de su despacho en Berlín. La imagen ha aparecido en una emisión de la televisión autonómica catalana, TV3, en la que se veía al animal, posiblemente de peluche, mientras el expresident de la Generalitat seguía la investidura de su sucesor al frente del Ejecutivo catalán, Quim Torra, con una tablet en la capital alemana, donde se encuentra huido de la Justicia española mientras espera la decisión de los jueces germanos sobre su extradición. Twitter, evidentemente, se ponía manos a la obra.

por The Objective

Actualizado:

Carles Puigdemont tiene un conejo amarillo en la papelera de su despacho en Berlín. La imagen ha aparecido en una emisión de la televisión autonómica catalana TV3, en la que se veía muñeco, mientras el expresident de la Generalitat seguía el debate de investidura de su sucesor al frente del Ejecutivo catalán, Quim Torra, a través de una tablet en la capital alemana, donde se encuentra huido de la Justicia española a la espera de la decisión de los jueces germanos sobre su extradición. Twitter, evidentemente, se puso manos a la obra.

Un tuit de Pablo Iglesias era de los primeros en hacer saltar las alarmas en Twitter. «Lo malo de haber escrito sobre el significado de la virgen de Monsterrat en las apariciones de Puigdemont es que ahora a Enric Juliana le toca explicar qué hace un conejo amarillo grandote entre rejas en su despacho», escribía el líder de Podemos, nombrando al periodista de La Vanguardia, y al hecho de que la papelera en la que estaba el animal era de rejillas.

Una de las teorías sigue la tradición alemana, donde el conejo de Pascua, llamado allí Osterhase y muy popular en estas fechas, es un personaje muy conocido que deja huevos de Pascua y regalos a los niños que se han portado bien. El Osterhase es fácil de ver en esta época del año en distintas tiendas del país, en especial en confiterías.

Otra posibilidad, hilando fino y de la mano de los amantes de las teorías ‘conspiranoicas’ (aunque no descabellada en el contexto actual de Puigdemont), es que el conejo es en realidad una alegoría de la situación política de Cataluña. El amarillo de las orejas del muñeco es el color del crespón que llevan en la pechera los partidarios de la libertad de los dirigentes políticos encarcelados por el proceso independentista y el hecho de que el conejo de Puigdemont sea precisamente amarillo y, además, esté dentro de una papelera de rejillas ha dado alas a esta teoría. «Es amarillo y está encerrado. Representa la situación en la que vive Catalunya sometida al Gobierno de España», observaba una tuitera.

Otra explicación, mucho más prosaica que esta última, es que se trate simplemente de un McGuffin, un concepto cinematográfico introducido por el director Alfred Hitchcock que se introduce deliberadamente dentro de una película para introducir suspense y darle salero a la cosa, pero que en realidad no tiene ninguna relevancia.