Congelación de óvulos: ¿cuándo debería plantearme esta opción?
Foto: Anastasiia Chepinska| Unsplash

Sociedad

Congelación de óvulos: ¿cuándo debería plantearme esta opción?

Para entender bien cómo funciona este proceso y cuándo es mejor llevarlo a cabo si nos decidimos por él, hablamos con dos expertas en el tema, Carmen Segura y Marta Devesa

por María Hernández Solana

Actualizado:

Cuando pienso que mi madre, con mi edad, tenía trabajo estable, una hipoteca, dos hijos e intención de tener más, me explota la cabeza. Se me hace impensable que alguien con menos de 30 años pueda no solo querer todo eso a esa edad, sino poder permitirse quererlo.

El retraso de la maternidad se debe a muchos factores distintos y no siempre es voluntario, pero es un hecho que las mujeres cada vez tardan más en tener hijos. Esto supone un problema en muchos casos, porque si nos basamos en motivos puramente biológicos, la época ideal para quedarnos embarazadas es en la veintena.

Por eso, cada vez son más las mujeres que deciden congelar sus óvulos para poder utilizarlos a una edad en la que los embarazos naturales empiezan a ser complicados. Para entender bien cómo funciona este proceso y cuándo es mejor llevarlo a cabo si nos decidimos por él, hablamos con Carmen Segura, directora médica de la Unidad de Reproducción del Hospital Universitario Moncloa, y Marta Devesa, ginecóloga y especialista en reproducción asistida de la clínica Dexeus Mujer.

¿Por qué congelar óvulos?

«Las mujeres nacemos con óvulos, no los producimos, nacemos con millones y millones. En el momento que nuestro aparato genital está desarrollado o puede gestar, se pone en marcha un mecanismo para que todos los meses de un grupito de óvulos que podría crecer solo se desarrolle uno», explica Carmen Segura. «A partir de la primera regla ese mecanismo ya se pone en marcha, esos óvulos cuando eres joven son células de alguien joven, que todos los mecanismos que tienen para desarrollarse están muy bien y todos los meses perdemos no una, sino el grupito que ha llegado hasta la superficie del ovario y que sería capaz de crecer. Más o menos, como mujeres sabemos que alrededor de los 50 años esa pérdida es prácticamente total y ya prácticamente no hay. Pero también sabemos que a partir de los 35 años el reinicio de ese funcionamiento del ovario va siendo cada vez peor, de tal manera que si tú tienes un óvulo con 18, la posibilidad de que llegue al final de la carrera es muy alto, pero si lo tienes con 38 la posibilidad es menor», añade.

Por eso, la probabilidad de quedarse embarazada y que salga bien es mayor cuando eres joven y los riesgos y dificultades van aumentando a partir de los 35 años.

Congelación de óvulos: ¿cuándo debería plantearme esta opción? 2

Foto: freestocks | Unsplash

El problema es que a menudo las mujeres no conocen estos datos y suelen acudir a congelar óvulos cuando la calidad de los mismos ya no es la deseada. «Cuando una mujer alcanza los 30 o los 35, hay que empezar a valorar el plan de maternidad, si entra en sus planes, y si estamos en esa edad y no tenemos un plan de maternidad a corto plazo hay que explicar que si hay una ilusión futura de ser madre existe esta opción de la criopreservación de ovocitos», señala Marta Devesa.

¿Cuándo es el mejor momento para hacerlo?

Ambas expertas coinciden en que la mejor edad para someterse a este proceso es entre los 30 y los 35 años. «La recomendación de congelar está entre los 30 y los 35, incluso hasta los 37 también. Más allá de los 37-38 las probabilidades de éxito en el futuro son limitadas», explica Marta Devesa.

Por encima de esa edad, la probabilidad de que los óvulos que extraigamos tengan la calidad suficiente para dar lugar a un embarazo en años posteriores es más baja, aunque no es imposible. Por ejemplo, si la paciente tiene 39 años pero su reserva ovárica es muy buena, la calidad puede estar comprometida, pero se puede compensar cuantitativamente, explica Marta Devesa. «Es decir, que a la que congela fuera de la edad recomendable, tiene sentido hacerlo si vas a poder congelar un número alto, por encima de 15», añade. 

Y una vez congelados, ¿hasta cuándo se pueden usar para un embarazo? «Hasta que el útero y tu organismo no corran un riesgo por gestar», dice Carmen Segura. «Hoy en día no hay una fecha concreta, dicen que puedes gestar hasta que tengas la menopausia. Como la edad de la menopausia en España son 50 años, entonces más o menos está establecido y las mujeres lo están utilizando hasta esa edad, hasta los 50 años, porque lo único que tienes que tener es un organismo sano y un útero que sea capaz de gestar», especifica.

¿En qué consiste el procedimiento?

El proceso para la extracción de óvulos es bastante rápido y sencillo. Lo primero es hacer un estudio de la reserva ovárica para poder hacer una estimación de cuántos óvulos pensamos que se pueden recuperar, y esto se puede hacer con una analítica y con una ecografía.

Una vez hecho el estudio de reserva ovárica, vienen 10-12 días de medicación hormonal que se administra con unas inyecciones que son subcutáneas y «lo que hacen es estimular los folículos para que se desarrolle el máximo número de óvulos posible en ese ciclo», explica Marta Devesa. «Durante los cinco primeros días no hace falta que la paciente venga a la clínica para hacer controles, le hacemos un control antes de empezar las inyecciones para estar seguros de que los ovarios están en reposo y se puede empezar el tratamiento, y luego hay una semana en la que hacemos controles en días alternos para ver la respuesta que tiene a las inyecciones que se está poniendo».

Cuando ya se prevé que el óvulo de dentro ya está maduro, se da una última medicación «que lo que hace es inducir la maduración final del óvulo y que se despegue de la pared del folículo para hacer más fácil la extracción y a las 36 horas de esta última inyección se programa la punción folicular, la extracción de los óvulos».

La extracción es un proceso ambulatorio, que se hace con anestesia y dura unos 15-20 minutos y no supone un ingreso de más de dos o tres horas en la clínica.

Congelación de óvulos: ¿cuándo debería plantearme esta opción? 1

El éxito no está asegurado

Es importante saber que, aunque preservar tus óvulos cuando eres joven puede darte muchas más oportunidades de lograr un embarazo cuando tu cuerpo ya no lo tiene fácil, no es una garantía de que vaya a ocurrir. «A veces se llama criopreservar la fertilidad y no, tú no sabes si esos óvulos se van a convertir o no en un niños, lo que preservas es la oportunidad de a cierta edad en la que ya tu ovario no te da óvulos, tenerlos», explica Carmen Segura.

«Hay que decirlo siempre, no es una garantía de éxito, uno no sabe la calidad del óvulo hasta que no lo utiliza, pero sí que se sabe que la calidad del óvulo está estrechamente asociada a la edad de la mujer. Por tanto, cuanto antes se haga, mejor», apunta Marta Devesa.

¿Cuánto cuesta?

El precio del procedimiento completo, con la medicación incluida, suele rondar los 3.000 euros, dependiendo de la clínica.

«El coste no viene dado tanto por lo que cuesta mantener los óvulos, sino por los seguros que hay que pagar por parte de las clínicas, porque imagínate que tú has congelado ovocitos para ser madre en un futuro y no sé, explota la clínica y se pierden tus ovocitos, ¿qué tipo de indemnización tiene eso?», explica Segura. «Los centros que tienen ese tipo de material biológico tienen que pagar seguros muy altos porque así lo obliga la ley».

María Hernández Solana

De Murcia y madrileña de adopción. Escribo a menudo sobre derechos humanos e inmigración. También estudié Publicidad, pero lo mío es el periodismo. Y los viajes.