Consejos para lograr, por fin, tus propósitos de Año Nuevo
Foto: | Unsplash

Lifestyle

Consejos para lograr, por fin, tus propósitos de Año Nuevo

por The Objective

Hacer deporte, comer sano, dejar de fumar, leer más, estudiar inglés. Todos los años la misma historia. Llega enero y empezamos con energía y alegría a salir a correr o en bici, a cenar ensaladas, a aprendernos los phrasal verbs. Pero en febrero cuesta un poco más, en marzo se hace ya cuesta arriba y a los pocos meses no queda ya ni rastro de lo que nos propusimos antes de tomarnos las uvas el año anterior.

Si te sientes identificado con esto, no estás solo. A la mayoría nos cuesta cumplir nuestros propósitos de Año Nuevo y por eso, con el objetivo de hacerlo un poco más fácil en este año lleno de incertidumbre que acaba de empezar, te traemos varios consejos para lograr, de una vez por todas, cumplir lo que te has propuesto.

Para ello, hemos hablado con Natalia Martín, directora del curso Experto Universitario en Psicología Positiva de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

Objetivos acordes a nuestras posibilidades

Lo primero que hay que hacer es ser realistas. Está muy bien querer correr una maratón en tres meses, pero si llevas un año sin hacer deporte, quizá no sea posible lograr este objetivo.

Los propósitos tienen que «ser acordes a nuestras posibilidades, es decir, que vayan en función de nuestras capacidades, ni exigirnos demasiado y ni que sean demasiado fáciles de cumplir», explica Natalia Martín. Si son demasiado fáciles, «no nos llegan a satisfacer».

También es importante que «vayan en consonancia con nuestros intereses y motivaciones, no pedirnos nada que realmente no queramos o no nos guste demasiado», añade Martín.

Es importante, por tanto, no dejarnos llevar por las modas o intereses de otros y establecer metas que realmente nos interesen a nosotros.

Metas a corto plazo

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de establecer nuestros propósitos para el año es que serán más fáciles de cumplir si son a corto plazo. Aunque establezcamos una meta a largo plazo, es más fácil si la dividimos en pequeños objetivos que podamos ir viendo cómo se cumplen.

«Es verdad que podemos quizá ponernos una meta o hacer como una lista de metas desde las más fáciles de conseguir hasta las más difíciles e ir haciéndolas poco a poco en función de su consecución. Pero sí que, si tuviese que poner varios propósitos pondría como uno muy a largo plazo y el resto sí que se puedan ir consiguiendo, porque si no, no aumenta la capacidad de satisfacción», señala Martín.

«Por ejemplo, con el deporte, si nos proponemos correr una carrera de 10 kilómetros de aquí a un mes posiblemente no estemos preparados, si nos hemos apuntado a una carrera acabemos por no correrla, y al final todo nuestro objetivo de empezar a hacer deporte y de correr tres o cuatro veces a la semana se vaya al traste», dice Martín. Por eso, hay que elegir una meta que sea «posible de conseguir pero con el tiempo necesario y la motivación necesaria».

Consejos para lograr, por fin, tus propósitos de Año Nuevo 2

Foto: Green Chameleon | Unsplash

Capacidad de adaptación

Para lograr nuestros objetivos también es importante la resiliencia, es decir, la capacidad de adaptación que tengamos.

Hay que «aumentar esa capacidad de resiliencia, que no es más que adaptarse de forma positiva a los cambios que puedan surgir, por ejemplo, si nos hemos puesto una meta y no la podemos conseguir por situaciones externas a nosotros, que no dependen de nosotros, ser capaces de adaptarnos y pensar en algo diferente», dice Martín. «Crecer a pesar de lo negativo, ser capaz de seguir creciendo, de no bloquearnos ante el dolor y el sufrimiento».

Esto es especialmente importante en la situación actual. Con los cambios que trajo el año 2020 y la incertidumbre que trae 2021, nuestra capacidad de adaptación va a ser la clave para no frustrarnos y encontrar la manera de seguir adelante.

Si es en compañía, mejor

Qué mejor para ayudarnos a cumplir nuestros objetivos que hacerlo en compañía. «Está científicamente comprobado que socializar ayuda», afirma Martín. «Por ejemplo, hacer deporte en grupo nos ayuda, pero en general con cualquier propósito, a no ser que sea algo muy individual, si es acompañado por otras personas hay más probabilidades de que se lleve a cabo y nos reporte bienestar personal», añade.

Consejos para lograr, por fin, tus propósitos de Año Nuevo 1

Foto: Geert Pieters | Unsplash

Un poco de meditación

Por último, hablamos de lo bien que nos puede venir practicar el mindfulness, «la atención plena». «Se sabe que actualmente pasamos la mitad del tiempo, más de la mitad, haciendo cosas en las que no estamos pensando», explica Martín. «No estamos en el momento presente, y eso nos pasa factura. Entonces, ser capaces de focalizar nuestra atención en aquello que estamos haciendo sin dejarnos llevar tanto por las preocupaciones del pasado como por las preocupaciones del futuro nos va a ayudar en nuestro día a día también».

Por eso, la meditación puede ayudarnos a centrarnos y dedicarnos de lleno a las actividades que nos hayamos propuesto llevar a cabo este año.