The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Las consecuencias para el feto de consumir marihuana durante el embarazo

Foto: Chris Benson | Unsplash

La marihuana, atendiendo a las estadísticas oficiales, constituye una de las drogas más consumidas en España, donde el alcohol corona el ranking con una diferencia pronunciada: el 77,6% de españoles ha confesado haberlo consumido en el último año, por un 9,5% de la marihuana, según la última Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES) del Ministerio de Sanidad,. Pero si atendemos únicamente a quienes consumen cannabis a diario, la cifra se reduce al 2,1%.

Hasta ahora sabíamos que este consumo es nocivo para los seres humanos en diferentes aspectos, como especifica la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Algunos son más notorios, como los problemas respiratorios, y otros guardan relación con un deterioro neurológico que influye en la capacidad de atención, la memoria y el aprendizaje. Además, influye en algunos trastornos como la ansiedad y la depresión.

Ahora, una nueva investigación realizada por la Universidad de Buffalo amplía el radio de la influencia negativa de esta sustancia a las mujeres embarazadas, cuyo consumo estaría directamente relacionado con el desarrollo de problemas de salud graves en sus fetos, igual que sucede con factores como la alta contaminación.

Rina Das Eiden, investigadora del Research Institute on Addictions en la Universidad de Buffalo, insiste en la necesidad de seguir investigando las consecuencias del consumo en las embarazadas, y en este estudio ha analizado 250 casos que comprometen tanto a la madre como al hijo. De ellos, 173 niños se vieron expuestos al tabaco y/o la marihuana durante el periodo de embarazo, ninguno a dosis significativas de alcohol.

Las consecuencias para el feto de consumir marihuana durante el embarazo 1

Foto: Ander Burdain/Unsplash

Lo que Eiden comprobó es que aquellos que se habían visto expuestos, especialmente en los casos en que se combinaban ambas sustancias durante el último trimestre de gestación, eran más pequeños, tenían un peso menor y la cabeza con dimensiones por debajo de lo recomendado.

A su vez descubrieron, añade Eiden, que “nacer con unas dimensiones más pequeñas” predice un tipo de comportamiento más conflictivo en la edad infantil y adolescente: “Nos hemos dado cuenta de que son más irritables, se frustran con mayor rapidez, y tienen mayores dificultades para calmarse cuando las cosas no salen”.

Por otro lado, encontraron una asociación entre el consumo de marihuana y un carácter más nervioso de las madres, como dos circunstancias que se retroalimentan y que acaban por influir directamente en el feto. Por esta razón, Eiden sugiere que en vez de consumir cannabis, las mujeres deben encontrar otras vías para la reducción de estrés y “sobrellevar las emociones negativas”: “Esto puede ayudar a reducir la exposición a estas sustancias por parte de los fetos, así como a conductas derivadas cuando crezcan”.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.