Creatividad lingüística durante ‘la madre de todas las crisis’: el caso de los ‘snowclones’ en inglés
Foto: Glen Carrie| Unsplash

Sociedad

Creatividad lingüística durante ‘la madre de todas las crisis’: el caso de los ‘snowclones’ en inglés

El Coronavirus Corpus es una colección computerizada de textos que tiene como propósito convertirse en el registro definitivo del impacto social, cultural y económico del coronavirus SARS-CoV-2

por David Tizón Couto

Durante la pandemia de COVID-19, hemos visto una explosión de nuevas palabras y expresiones en inglés (por ejemplo, «covidiot») y otros idiomas («Coronaspeck» en alemán), que nos han ayudado a darle sentido a un periodo definido por la confusión social, el cambio constante y la paralización global. El alcance de la innovación léxica en relación a la crisis del coronavirus no tiene precedentes, y esta se ha visto visiblemente reforzada por el creciente grado de conexión digital entre comunidades causado por la pandemia. En este contexto, el lenguaje nos proporciona recursos para crear nuevos términos y poder referirnos a nuevas entidades o ideas.

Pero el lenguaje también se debe entender como un sistema combinatorio y productivo que armoniza una serie de reglas (sintácticas) y/o piezas (construcciones) de forma libre e infinitamente variada. Un tipo específico de creatividad lingüística «fija», en la que los hablantes manipulan material lingüístico de forma intencionada para lograr un efecto creativo, ha logrado capturar la necesidad de las personas que se dedican a escribir de expresar nuevos e inesperados significados de una forma convencional: la pandemia de COVID-19 ha sido terreno fértil para los llamados snowclones lingüísticos.

El snowclone es el nuevo cliché

Un snowclone es una plantilla frasal/sintáctica con elementos léxicos adaptables; se puede replicar repetidamente si se intercambian algunas de las palabras que la componen manteniendo su estructura: por ejemplo en “X is the new Y” (ej. 1: «X es el nuevo Y»), “love in the time of X” (ej. 2: «el amor en los tiempos de X»),“to X or not to X” (ejs. 3 y 4: «X o no X») o “the mother of all X” (ejs. 5-7: «la madre de todos los X»), los huecos «X» e «Y» permiten diversas opciones en inglés.

Ejemplos:

  1. Working from home is the new normal for many of us. Developing new strategies that support our memory performance might help reduce the number of things we forget, and stop our recollection of the COVID-19 times turning into an amorphous mush. (“Trabajar desde casa es la nueva normalidad para muchos de nosotros. Desarrollar estrategias para ayudar a nuestra memoria puede evitar el olvido, y que en el futuro no recordemos esta época de pandemia como un todo amorfo”).
  2. And there was also love in the time of Covid, where not even the pandemic could stop James & Ally Cawley from celebrating their marriage. (“También ha existido el amor en los tiempos del Covid, en momentos en los que ni siquiera la pandemia frenó a James y Ally Cawley para celebrar su boda”).
  3. Kemp, in his just-issued executive order, simply allows citizens to make the choice on masks: to wear or not to wear. Those who fear –wear. (“Kemp, en su recién publicada orden ejecutiva, permite a los ciudadanos que ellos mismos decidan: llevar o no llevar mascarilla”).
  4. To play or not to play. That is the question. Whether ‘tis nobler in the mind to suffer through a fall without college football or to take the field amidst the coronavirus pandemic. (“Jugar o no jugar, esa es la cuestión. ¿Es más noble sufrir los embates de un año de universidad sin jugar al fútbol o salir al campo y plantar cara a la pandemia del coronavirus?”).
  5. There is a saying that “necessity is the mother of all invention”, but in this case, it was the mother of all adoption. Australia’s Buy Now Pay Later uptake created an opportunity for those affected financially by COVID-19 to maintain some normalcy in their purchase behaviour. (“El dicho afirma que la necesidad es la madre de todos los inventos, pero en este caso ha sido la madre de todas las adopciones. El plan australiano de ‘compra ahora paga luego’ ha supuesto una oportunidad para todos los afectados financieramente por la pandemia de mantener algún grado de normalidad en sus hábitos de consumo”).
  6. Prof David Spiegelhalter of Sage has predicted “the mother of all battles” next month if deaths and infections drop considerably while hospitals and their intensive care units remain under heavy pressure: “Loosening it up will inevitably lead to an increase in cases, a resurgence of the pandemic among younger groups and… that does seep through into hospitalisations”. (“El profesor David Spiegelhalter ha predicho que la madre de todas las batallas llegará el mes que viene si las muertes y los contagios disminuyen considerablemente mientras se mantiene la presión sobre los hospitales y las UCIs: ‘Relajar la vigilancia supondrá un aumento de casos, un resurgimiento de la pandemia entre los más jóvenes… y eso se trasladará al número de hospitalizaciones’”).
  7. I am pleased because we are helping our member states in what is the mother of all crises that has struck the world in an unprecedented manner. (“Me complace que estemos ayudando a los estados miembros en lo que es la madre de todas las crisis que ha golpeado al mundo de una forma sin precedentes”).

El término snowclone se convirtió en convencional para referirse a este tipo de cliché (o formula frasal) en Language Log, un blog colaborativo sobre lenguaje y lingüística mantenido por Mark Lieberman desde 2003, donde Geoffrey K. Pullum comenzó una discusión sobre el tema en 2004. Según Pullum, el profesor de economía Glen Whitman es quién originalmente acuñó el término en su blog Agoraphilia.

Desde entonces, el estudio de los snowclones ha alcanzado cierta popularidad, y estos no han sido solamente el objeto de publicaciones académicas centradas en la creatividad lingüística, sino también de blogs cuyos autores y autoras han dedicado una cantidad considerable de tiempo a explorar los diferentes tipos y las curiosas características de estas plantillas frasales. En internet se pueden encontrar, por ejemplo, entradas de blog sobre cómo la frecuencia de los huecos léxicos del snowclone “what happens in X stays in X” («lo que pasa en X se queda en X») nos ofrece un «índice de depravación» aproximado para las diferentes localizaciones geográficas que aparecen asociadas a esta plantilla: Vegas > Dewey > México > Cancún > Neverland > etc.

Por cierto, los lectores y lectoras que se pregunten de dónde surge el «snow» en snowclone querrán visitar la entrada de Wikipedia para el término para comprobar que el lenguaje de los esquimales tiene mucho que ver.

Snowclones en los tiempos del COVID

Como breve ilustración, esta sección ofrece datos descriptivos relativos al uso de dos populares snowclones en el Coronavirus Corpus. Presentado en mayo de 2020, el Coronavirus Corpus es una colección computerizada de textos que tiene como propósito convertirse en el registro definitivo del impacto social, cultural y económico del coronavirus SARS-CoV-2 durante 2020 y en adelante. Este corpus, que contiene más de 1 000 millones de palabras de periódicos y revistas digitales publicados en 20 países anglófonos, está en permanente revisión –con un incremento diario aproximado de 3-4 millones de palabras.

En los dos gráficos que acompañan estas líneas, cada punto representa la primera fecha de uso del snowclone con cada elemento léxico específico en el Coronavirus Corpus. Los puntos crecen en tamaño y se acercan a los tonos violeta y rojo cuando la frecuencia total de un tipo específico es elevada (nb. datos extraídos a finales de mayo de 2021).

El primer gráfico de puntos ilustra el uso de los diferentes tipos de la fórmula “to X or not to X” para expresar nuevos dilemas relacionados con la pandemia ya desde muy pronto en 2020 (la gran mayoría aparecen antes del mes de abril). Las altas frecuencias de ciertos elementos léxicos en el hueco disponible (slot) reflejan los debates públicos que fueron emergiendo en cuanto al uso de la máscara (“mask”, “wear”; ej. 3), la incipiente necesidad de testar y vacunar a la población, o la (im)posibilidad de organizar ciertos eventos deportivos (“play”; ej. 4):

El segundo gráfico se centra en las diferentes versiones del snowclonethe mother of all X” («la madre de todos/as los/las X») en el Coronavirus Corpus. Se puede observar que esta fórmula es frecuente en combinación con el elemento léxico invention, y dentro del (más extenso) proverbio “necessity is the mother of all invention(s)” (ej. 5 «la necesidad es la madre de todos los inventos»). Esto ilustra bien la gran cantidad de ingeniosos ajustes que la ciudadanía se vio obligada a aplicar a sus costumbres cotidianas durante muchos meses. En el gráfico, también se percibe la reinterpretación de metáforas familiares para referirse a la pandemia (“battle”; ej. 6), así como otras interpretaciones más literales que subrayan la enormemente delicada situación: “crises” (ej. 7), “pandemics”, “recessions” y “superspreader (events)” (crisis, pandemias, recesiones y eventos supercontagiosos).

En términos generales, los ejemplos de snowclones que aquí se presentan son solamente una pequeñísima ilustración de cómo la creatividad lingüística ha florecido bajo la influencia de la crisis del coronavirus. La creación léxica ha sido apreciable para la mayoría, pero hay otros tipos de creatividad lingüística que han sido productivos (más allá de las palabras) en los últimos 18 meses y que quizá hayan pasado más inadvertidos. Merece la pena prestarle atención a unidades de uso más amplias que la palabra, ya que pocas veces hemos tenido la posibilidad de ver elementos lingüísticos mutar tan claramente en tiempo real.

Los snowclones se discutieron y definieron originalmente (en Language Log) como «frases para escritores perezosos» o «clichés periodísticos». Quizás estas fórmulas convencionales le sirvan de ayuda a alguien para completar su texto sin complicaciones; me gusta pensar que su uso ha tenido una motivación ligeramente diferente en esta época de desafíos: prefiero conjeturar que los snowclones son recursos creativos que han ayudado a vestir el cambio repentino con una piel más convencional, que han hecho posible presentar significados negativos a través de fórmulas reconocibles y predecibles para que sean menos ásperos, que han permitido al lector/a digerir un poco mejor la conmoción social y económica.

El lenguaje está compuesto de un número finito de elementos, pero, cuando los/las hablantes se enfrentan a nuevas situaciones, utilizan las piezas lingüísticas disponibles de formas nuevas y creativas para hablar de esas circunstancias. Todas las personas hemos tenido que modificar nuestras rutinas y hábitos durante la crisis del coronavirus. Al igual que en la vida, lo mismo ocurre en el lenguaje.The Conversation


Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.
The Conversation

David Tizón Couto

Investigador Distinguido en el departamento de Filología Inglesa, Francesa y Alemana, Universidade de Vigo