en colaboración con

El cuento infantil convertido en pesadilla: ¿por qué nos aterra 'Gretel y Hansel'?

Oz Perkins firma con 'Gretel y Hansel' una película cautivadora, visualmente exquisita, que ha estrenado Rakuten TV en primicia

El cuento infantil convertido en pesadilla: ¿por qué nos aterra 'Gretel y Hansel'?
Foto: Orion Pictures| Rakuten TV

Es curiosa la manera en que algunos sueños se vuelven reales —intensamente los peores—. Se caen los dientes, pesan las piernas, surgen los monstruos. Es aterrador comprobar que algunos —a veces— se vuelven reales porque nunca fueron sueños. No hay tantos cuentos como Hansel y Gretel, si los medimos por perversos. Dos niños abandonados en el bosque que se las arreglan como pueden, que se dan de bruces con una bruja que los alimenta con la secreta determinación de devorarlos: a esto se le llama un cuento de hadas. Tenemos la imagen tan cercana, tan cruda, que es fácil encontrar el origen de algunas pesadillas de la infancia. La historia que escribieron los hermanos Grimm es fascinante y evocadora y ha alimentado la imaginación de incontables mentes atormentadas, algunas con virtudes artísticas. Ahí encontramos a Oz Perkins —hijo, por cierto, del trágico Anthony Perkins—.

A los distribuidores, con todo este asunto de la pandemia, les costó sangre, sudor y lágrimas encontrar una fecha, marcar el estreno, llegar a su público. Fueron constantes los aplazamientos. Pero finalmente lo hicieron: desembarca Gretel y Hansel en RAKUTEN TV —el orden inverso de los nombres no es aleatorio—donde se estrena en primicia en plataformas como una propuesta ambiciosa, elegante, como un título que es cine sin adjetivos. El sello lo imprime Perkins, decíamos, que tal vez no llega a la categoría de maestros del terror actuales como Ari Aster o Robert Eggers, pero se acerca. Lo demostró en La enviada del mal y en Soy la bonita criatura que vive en esta casa: posee un talento inmenso, lo ha visto todo, sabe qué hace en cada momento —y si no es así, se hace imposible detectarlo—.

¿Recuerdas alguna pesadilla aterradora y recurrente de tu infancia?

Item 1 of 2

Gretel y Hansel es una nueva lectura del cuento, una adaptación maravillosa por distintas razones. Porque es otra historia, pero conserva ese ánimo aterrador, el amor entre hermanos, la obsesión por la supervivencia, el ambiente onírico, la sinceridad de la tragedia. Porque actualiza el mensaje, guiada por el espíritu de los tiempos: la fortaleza femenina, el cambio de roles, la decrepitud machista —tal vez como parte más endeble del ensamblaje—. Porque Perkins proyecta su propia mirada, que tiene de Polanski y de Malick, que encuentra un estilo seductor y nos transporta a los primeros malos sueños, aquellos que dejan huella. Porque sabemos qué mueve a la bruja, de dónde vienen sus poderes y sus demonios, por qué es esa madre ambivalente que ama y odia a Gretel (y a su criatura) por encima de todas las cosas.

Por primera vez, Perkins trabajó con un guion que no era suyo, que era de Rob Hayes, pero pronto lo sintió como propio. Él mismo reconoce que quedó cautivado por la profundidad de la bruja, que interpreta una perturbadora Alice Krige. «Los monstruos son monstruos por su dolor», contaba en una entrevista para Slash Film. «No son monstruos porque eso les parezca divertido. Aquí nadie se está divirtiendo». Todos salimos cautivados de la película, y no sólo por la villana. También por Gretel y Hansel y por Caperucita roja; en todos ellos se respira el destino irrevocable del ser humano: la soledad absoluta. ¿Hay algo más aterrador que eso?

Gretel y Hansel es hermosa y sobrecogedora, demasiado breve, un trabajo exquisito de Galo Olivares en la fotografía, que a falta de su paso por las salas —una lástima, la verdad: secuelas de la pandemia— justifica cada euro desde casa. No es una historia de terror cualquiera.

El cuento infantil convertido en pesadilla: ¿por qué nos aterra 'Gretel y Hansel'? 2

Estos son los cinco ganadores de nuestro concurso:

#1. Gema de Jeréz de la Frontera.

#2. Pablo Chacón de Pamplona.

#3. Concha Sánchez de Madrid.

#4. Álex Q. de Barcelona.

#5. Mayte de Madrid.

¡Felicidades!

Puedes leer todas las respuestas ingeniosas más abajo:

 

¿Recuerdas una pesadilla aterradora y recurrente de tu infancia?

Esconder comentarios

Iba en caída libre dentro de un ascensor

Ariadna, Barcelona

Mi madre se caía en hoyo inmenso negro en la mitad de un bosque.

Belén Fernández, Montijo

Que se me caen los dientes. Fue recurrente durante una larga época.

Anna Maier, Madrid

Soñaba constantemente que me hacía mayor…

Aída, Madrid

Me daban a elegir entre una habitación llena de clicks (playmobil) o ver la tele todo el tiempo que quisiera… pero solo podía elegir una!

Sergio, Mardrid

Perseguido y capturado por lobos. De manera muy natural me echaban a una olla y caía en una montaña rusa en demolición. Así empezaba.

Jorge R., Castellón

Soñaba que estaba disfrutando en la piscina, y de pronto veía un tiburón en la parte honda, no me daba tiempo a llegar al bordillo…

Mayte, Madrid

Me perseguía un león por toda la casa hasta que conseguía encerrarme en el baño. Me despertaba con el zarpazo del león arañando la puerta.

Raquel, Madrid

En mi infancia todo me fue bien, siempre me caía de los acantilados. En cambio ahora sueño que TO ha desparecido de mi vida, no lo supero.

Linaretii , Castellón de la Plana

La bombita navarro conseguía meter el triple en aquella fatidica noche en el Staples Center, superando así a Michael Jordan

Vicent, Madrid

140