Publicidad

Cultura

¿Por qué aún no han llegado a Venezuela las medicinas recogidas en Madrid?

La tarde del 7 de junio, cientos de personas se acercaban a la céntrica plaza madrileña de la Puerta del Sol para ayudar al pueblo venezolano con todo tipo de material médico y sanitario y apoyar la campaña ‘Una medicina para Venezuela’. En total se recaudaron más de seis toneladas de medicamentos de los cuales, tres meses después, sólo se ha enviado una pequeña parte. ¿Cuál es la razón? ¿Por qué este material aún no ha llegado al país venezolano? ¿Qué relación hay entre Pedro Aparicio, Alberto Casillas y ‘Una medicina para Venezuela’? En Investigations analizamos esta situación y respondemos a todas estas preguntas.

¿Por qué aún no han llegado a Venezuela las medicinas recogidas en Madrid?

Venezuela se encuentra sumida en una crisis política, social, económica y humanitaria donde las personas se mueren por falta de medicamentos. Con un 95% de escasez de insumos médicos, según fuentes sanitarias, varios países del mundo se han volcado con esta causa y, bajo el lema ‘Una medicina para Venezuela’, han lanzado una gran campaña para recoger material médico que es llevado al país venezolano. España es uno de esos países. La tarde del 7 de junio, cientos de personas y varias empresas españolas –COFARES donó cuatro palés de material ortopédico– se acercaron a la céntrica Puerta del Sol de Madrid para llevar todo tipo de material sanitario, desde pañales, ansiolíticos, antidepresivos, mascarillas y tensiómetros, hasta sillas de ruedas y material ortopédico.

Día 7 de julio durante la recogida de medicamentos. Puerta del Sol, Madrid. (Foto: Facebook: 'Una Medicina para Venezuela').
7 de junio durante la recogida de medicamentos. Puerta del Sol, Madrid. (Foto: Facebook: ‘Una Medicina para Venezuela’).

Un despliegue de personalidades de toda índole como el cantante Carlos Baute, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, o la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, no dudaron en acercarse y ayudar de una forma u otra a los damnificados por el Gobierno de Nicolás Maduro que ha contraído una deuda de unos 6.000 millones de dólares con los productores. Unas presencias de un enorme impacto mediático, sobre todo, por la asistencia de Baute, que dieron lugar a un éxito desbordante.

En total, se recogieron más de seis toneladas y media de insumos, una donación sin precedentes que había que enviar a Venezuela. Sin embargo, tres meses después, la mayoría de ese material sigue en España, ahora en un local cedido por la Comunidad de Madrid a VENESP, Asociación Civil Venezolanos en España, y a ASEVED, Asociación Española Venezolana por la Democracia, las organizaciones que llevaron a cabo la recogida. Una de las razones de esta demora es la carencia de recursos económicos para poder hacer el envío. «Hemos mandado 478 kilos en cuatro tandas, pero necesitamos más donaciones económicas para que a los venezolanos les llegue todo lo recaudado», nos cuenta Vanessa Pineda, presidenta de ASEVED. «Cada kilo tiene un coste de envío de ocho euros», informa, quien asegura que además de estas donaciones, organizan diferentes eventos para recaudar dinero.

Carlos Baute y Albert Rivera junto a Lilian Tintori el día de la recogida de los medicamentos en Madrid
Carlos Baute y Albert Rivera junto a Lilian Tintori el día de la recogida de los medicamentos en Madrid.

Pedro Aparicio, Alberto Casillas y ‘Una medicina para Venezuela’

Cierto es que las donaciones de medicamentos sobrepasaron las expectativas de los organizadores del evento, quienes disponían de un pequeño local para el almacenamiento. Un establecimiento insuficiente ante tal cantidad de insumos recogidos. «Teníamos acondicionado un recinto para almacenar más o menos una tonelada de productos, pero recogimos más de seis, era imposible meterlos allí», cuenta Pineda. En este punto es donde aparece el ex director de Prnoticias, Pedro Aparicio, quien, según Vanessa, contactó con la asociación para ceder un local donde guardar las donaciones. «Era la única opción que teníamos hasta que la Comunidad de Madrid nos concediera uno», explica. Lo truculento de la historia tiene lugar el día que Vanessa y su equipo van a recoger los insumos donados por los madrileños para trasladarlos de las dependencias de Aparicio al local ya cedido por la Comunidad de Madrid. «El señor Aparicio nos hizo una encerrona, nos estaba esperando junto con unas 30 personas y nos exigió una entrevista con Lilian Tintori para su web El Correo del Orinoco«,  nos explica Vanessa, quien asegura que ante la negativa de la asociación, que no tiene potestad para manejar la agenda de la esposa del opositor y preso político Leopoldo López, el ex director de Prnoticias «perdió los papeles» e intentó agredirla físicamente además de negarse a hacer entrega del material recogido, hechos que según Pineda, han sido denunciados.

 

Más de tres meses después, parte de los medicamentos siguen en España

Por su parte, Aparicio se ha defendido al respecto y, en una entrevista realizada por un empleado suyo para el diario opositor El Correo del Orinoco, asegura sentirse «engañado» por los organizadores del evento ya que le manifestaron que «sólo necesitarían el local por unas 24 horas». Sin embargo, en las dependencias del director de Prnoticias estuvieron 22 días. Además, insiste en que «la incapacidad de ASEVED» para gestionar la recogida de medicamentos que se «pudrían y caducaban» en su recinto le ha ocasionado un «grave» perjuicio económico, ya que durante un mes dicho local ha estado paralizado. Por otro lado, alega que su única intención de contactar con Lilian Tintori era para pedir explicaciones «por el trato a estos productos». «Nada de entrevistas», insiste.

Sin embargo, lo siniestro de la historia no termina aquí. Durante esos 22 días, según el testimonio de Vanessa, Aparicio decidió entregar varios de los materiales recogidos, «sobre todo pañales»,  a alguien que los distribuyera entre venezolanos con pocos recursos económicos residentes en la capital madrileña. Y en este punto aparece Alberto Casillas, el camarero que se hizo conocido el 25-S, el día de la protesta Rodea al Congreso, al defender a un grupo de 200 manifestantes de los antidisturbios.

Alberto Casillas, izquierda, junto con Pedro Aparicio, centro, junto con parte de los insumos donados.
Alberto Casillas, izquierda, junto con Pedro Aparicio, centro.

«Aparicio hizo entrega de los pañales a Casillas, quien repartió el material entre venezolanos en España», asegura la presidenta de ASEVED. Por su parte, después de que varias voces lo acusaran de robar los pañales, el heroico camarero se defendía en su cuenta de Facebook y aseguraba que el material «había sido otorgado por los organizadores de la recolección de medicinas para ser distribuidos en Madrid». Por su parte, desde la asociación aseveran que todos los paquetes fueron recuperados y trasladados al local cedido por la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, de unos 420 metros cuadrados, situado en el Paseo Quince de Mayo, y del cual disponen de él durante, al menos, cuatro meses.

La ardua tarea de clasificación y envío de los insumos a Venezuela

Desde 2015, unos 3.500 kilos han llegado a Venezuela tras varias campañas de recogida de alimentos en Tenerife y en Madrid. Allí, son recibidas por CODEVIDA, Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida, quien se encarga de distribuir el material recibido entre hospitales públicos y privados, además de abastecer individualmente a cualquier venezolano necesitado de aquel fármaco imposible de localizar en las farmacias del país. «Ellos realizan el trabajo que debería hacer el régimen, que es ayudar a sus ciudadanos», apunta la presidenta de ASEVED, quien recalca que los productos tienen que ser enviados por un «procedimiento de mercancía común» ya que el Gobierno de Nicolás Maduro no decreta el estado de crisis humanitaria. Lilian Tintori, esposa del líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, y una de las promotoras del evento del pasado 7 de junio, exigía a Nicolás Maduro en una entrevista concedida en exclusiva a The Objective, que abriese un canal humanitario «para que todos estos insumos médicos donados a lo largo y ancho del continente puedan llegar a las personas más necesitadas».

Lilian en un momento de la entrevista durante la recogida de medicinas en la Puerta del Sol, Madrid. (Foto: Alberto Hernández/The Objective)
Lilian en un momento de la entrevista durante la recogida de medicinas en la Puerta del Sol, Madrid. (Foto: Alberto Hernández/The Objective)

De esta forma, de las seis toneladas donadas, un 52% es material médico básico como: tensiómetros, gasas, sillas de ruedas y suturas, entre otros; mientras que el 48% restante corresponde a medicamentos como: antigripales, tratamientos más complejos, pañales para todas las edades y fármacos para enfermedades crónicas. Pero hasta que esos insumos llegan a Venezuela el proceso es bastante laborioso y complejo. Voluntarios de ASEVED y VENESP se encargan de clasificar estos medicamentos en función de su categoría como, por ejemplo, cardiacos, antiparásitos, antibióticos… considerando, además, su fecha de caducidad. Una vez clasificados, los empaquetan en cajas de diferentes kilos para enviarlos lo más pronto posible teniendo en cuenta las necesidades del país según les comunica previamente el presidente de CODEVIDA, Francisco Valencia; quien asegura que la organización ha logrado solventar las emergencias de niños y adultos, ante la crisis humanitaria que atraviesa el sistema de salud nacional. Además, Valencia va informando a través de las redes sociales las medicinas que recibirán en los próximos días para que los interesados puedan solicitarlas.

/ v2 v3Parte de los insumos médicos almacenados en el local cedido por la Comunidad de Madrid en Paseo Quince de Mayo. (Fotos: Lidia Ramírez/ The Objective).

La importancia de que arriben todas estas toneladas de ayuda a Venezuela lo más pronto posible es vital. Sin embargo, las dudas y la incertidumbre crecen ya que los organizadores necesitan unos 50.000 euros para enviar las medicinas, una enorme cantidad difícil de recaudar si no aparecen grandes donantes. Ante esta situación, ¿será posible que toda esta buena voluntad termine a tiempo en Venezuela? Las donaciones no son la solución al problema, ya que la situación requiere de la participación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y hasta de la Organización de Naciones Unidas (ONU), una intervención hasta ahora imposible ya que debe ser solicitada por el propio Gobierno de Nicolás Maduro. El mismo que niega que en su país, con un 95% de escasez de insumos médicos, haya crisis humanitaria.

 

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D