The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

David Byrne hace de la utopía una fiesta

Foto: Juanjo Martin | EFE

David Byrne presentó American Utopia en las Noches del Botánico, un concierto generoso, refrescante y comprometido en el que Byrne, dándolo todo, ejercitó de manera maravillosa su capacidad de sorprender manteniéndose al mismo tiempo increíblemente fiel a sí mismo. 

.

American Utopia, el primer álbum de Byrne en solitario luego de 14 años sonó alto y claro en Madrid. Los singles de este último trabajo, que algunos críticos han calificado de arriesgado, compartieron escena con los temazos clásicos de Talking Heads como This Must Be the Place (Naive Melody), Slippery People, Once in a Lifetime y Burning Down the House, todo bajo un montaje cuya estética a ratos evocaba de alguna manera a un acto de fin de curso de una escuela de arte progre en un futuro no tan lejano… digamos 2047.

 

Todos necesitamos algo de David Byrne y su utopia americana 2

Detrás de las cadenas que separan el escenario del backstage. | Foto de Abigail Lester en México City vía David Byrne Facebook.

 

Esa cierta candidez estética se mezcla con una propuesta conceptual sólida que Byrne ha dejado bastante clara en American Utopia: aliviar la negatividad que a menudo nos rodea, especialmente en Estados Unidos, especialmente en el último par de años. Byrne, tan polifacético como siempre, complementa su propuesta musical con el proyecto colaborativo Reasons to be Cheerfuluna página en la que compila buenas noticias de todo el mundo.
.
En su presentación madrileña hubo algo de teatro, algo de crítica, algo de optimismo y mucha, mucha buena vibra. Byrne, sus músicos y sus bailarines entregaron una presentación coreográfica, emotiva y perfecta. La experimentación a la que nunca ha temido quien ha sido calificado como uno de los músicos más influyentes de todos los tiempos estuvo presente, en vivo, sin pantallas de leds, sin vídeos, sin ni siquiera cables, solo 11 músicos dándolo todo, itinerando cual marching band armados alternativamente de tambores, sintetizadores o birimbaos.
.

 

“Here is a connection with the opposite side”, así abre Byrne su concierto. Here (American Utopia, 2018). | Foto: JuanJo Martín | EFE.

 

Byrne, por su parte es el primer contagiado de esa alegría que pretende compartir y ha calificado American Utopia como el “show más ambicioso que ha hecho desde que los shows que se filmaron para hacer Stop Making Sense, la película ensamblada por Jonathan Demme, que recoge las actuaciones de la gira de Talking Heads en diciembre de 1983, época de los trajes sobredimensionados y de los boombox, y que logra crear una propuesta fiel a la banda y tan original que ha superado la prueba del tiempo sin convertirse en un souvenir, y que en opinión de NME “jamás será superado”.

 

Algunos están de acuerdo en que American Utopia logra capturar y compartir esa positividad con una gracia especial, a otros les va más la onda nostálgica y opinan que nada, nunca superará a Talking Heads. Pero si hay algo en lo que creo que pueden estar de acuerdo los 3.500 espectadores de las Noches del Botánico es en que la utopía no tiene que durar para siempre, a veces es solo una fiesta maravillosa que nos transporta a momentos en los que fuimos felices y nos deja deseando hacer de nuestras vidas algo hermoso.

 

“We’re only tourists in this life
Only tourists but the view is nice”

 

.
Aún hay chance de bailar esta utopía americana con David Byrne en España. La banda se presentará en el BBK Live de Bilbao el 12 de este mes y en el festival Cruilla en Barcelona el 13. Si tienen el chance de asistir, no lo duden, que hace falta mover los hombros y las caderas más seguido, y sobre todo hace falta reconectarnos un rato (¡un ratito!) con lo mejor de nosotros mismos y del mundo. Sí, lo sé, suena cursi o naive, pero así me siento. Debe ser el efecto Byrne.
.

*

 .

Aquí la playlist de las Noches del Botánico. Solo falta la canción con la que cerró, una versión de Hell Ya Tombout de Janelle Monáe, compuesta originalmente para la marcha de las mujeres en Washington y en la que reivindican nombres de víctimas de la violencia policial y racial en Estados Unidos: desde Emmerson Till hasta Michael Brown, pasando por nombres como Walter Scott, afroamericano, 50 años, asesinado por la policía de Carolina del Sur en 2015, o Sandra Bland, la mujer detenida por una infracción de tráfico menor que fue hallada muerta en su celda en Texas en 2015.
.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.