De 'Los Ángeles de Charlie' a 'Embrujadas': llega la fiebre de los 'reboots' feministas

Cultura

De 'Los Ángeles de Charlie' a 'Embrujadas': llega la fiebre de los 'reboots' feministas

Quién nos iba a decir en 2001, cuando se estrenó el ya clásico del thriller Ocean’s Eleven, que habría una secuela de esta famosa saga protagonizada íntegramente por mujeres: Ocean’s 8.

por The Objective

Actualizado:

Quién nos iba a decir en 2001, cuando se estrenó el ya clásico del thriller Ocean’s Eleven, que habría una secuela de esta famosa saga protagonizada íntegramente por mujeres: Ocean’s 8.

La película protagonizada por Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway, Mindy Kaling, Sarah Paulson, Rihanna, Awkwafina y Helena Bonham Carter es un síntoma de una fiebre que ya está aquí: la creación de reboots “feministas” de algunas de las películas y series que marcaron la infancia y la adolescencia de los millennials.

 

 

El ejemplo de Ocean’s 8, aunque no sea puramente un reboot feminista –no está escrita o dirigida por mujeres, requisito prácticamente indispensable para que pueda considerarse feminista–, sí es la muestra de una tendencia de llenar de mujeres poderosas las pantallas, ya sean grandes o pequeñas, en cartelera o en streaming.

La actriz, productora y directora Elizabeth Banks (Dando la nota: aún más alto) será la encargada de devolver al cine a Los Ángeles de Charlie, esta vez con Kristen Stewart, Naomi Scott y Lupita Nyong’o como actrices protagonistas. Además de ser la primera película de esta franquicia, que tiene más de 40 años de historia, dirigida por una mujer, los rumores apuntan a que quien interprete a Charlie sea una mujer, dada la corriente feminista de Hollywood. El estreno del reboot feminista de Los Ángeles de Charlie está previsto para junio de 2019.

En el cine hay otros ejemplos de películas que vuelven con las gafas de género puestas. Es el caso, por ejemplo, de Las cazafantasmasEste reboot de la franquicia iniciada en 1984 relata la historia de cuatro mujeres que comienzan un negocio de capturar fantasmas en Nueva York. Todo un clásico ochentero reinventado con una mirada femenina que no salió demasiado bien parado ni en términos de crítica ni en términos de público.

 

 

La que sí salió bien parada en términos de crítica y público fue Mad Max: Furia en la carretera. La cinta dirigida por el director de la original, de 1979, George Miller, fue nominada a diez premios Óscar en la edición de 2016, convirtiéndose en la primera película de esta franquicia en ser nominada a los premios más prestigiosos del cine. Además, fue la más premiada de ese año con seis estatuillas. Esta película de acción ambientada en un futuro postapocalíptico tenía en su versión de 2016 un profundo carácter feminista. Frente a la creencia de que Mad Max sería el protagonista, lo es en realidad el personaje interpretado por Charlize Theron. Por esto, se considera a la laureada vuelta de la saga Mad Max un reboot con las gafas de género puestas.

 

 

Los remakes no son exclusivos del cine. Aunque menos comunes, también se realizan en televisión. Una de las series más populares de finales de los 90 y principios del siglo XXI fue sin duda Embrujadas, que contaba la historia de tres hermanas –o cuatro, según cuándo se mire– con poderes. Bien, pues Embrujadas vuelve, y la cadena de televisión CW, encargada de emitir este reboot, ha querido venderlo diciendo que sus episodios tendrán un punto de vista “mucho más feminista” que la serie original. La polémica ha llegado de las actrices que invocaron el famoso poder de tres hace más de una década no están del todo contentas con toda esta cuestión.

Por ejemplo, Shannen Doherty, quien interpretó a Prue Halliwell durante tres temporadas y quien dejó la serie en mitad de un gran escándalo sobre supuestos problemas con el alcohol, ha puesto en duda esta estrategia a la hora de vender el reboot de esta manera. Doherty muestra su disconformidad con que la adaptación de Embrujadas se denomine feminista, dejando caer que la anterior no lo era. Holly Marie Combs, actriz que interpretó a Piper, llegó a ser incluso más dura: “Nunca entenderé qué hay de feroz, gracioso o feminista en crear una serie que, básicamente, dice que las actrices antiguas son demasiado viejas para hacer un trabajo que hicieron hace 12 años”. Habrá que esperar al estreno el próximo 14 de octubre de la nueva versión, con Madeleine Mantock, Melonie Diaz y Sarah Jeffery como protagonistas, para ver si estas nuevas Embrujadas no combaten solo demonios, sino también el patriarcado.