The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

De turismo por Corea del Norte: algo de cultura y mucha frustración

Foto: DAMIR SAGOLJ | Reuters

Corea del Norte protagoniza numerosos titulares en los medios de comunicación, pero no precisamente por sus monumentos. Las pruebas de misiles balísticos, sus enfrentamientos verbales con Estados Unidos y los constantes bloqueos y censuras a sus ciudadanos suelen ser el centro de atención en el país más hermético del mundo.

Sin embargo, Corea del Norte puede ser también un destino muy original para un viaje. Eso sí, no puedes organizarlo por tu cuenta y buscar una opción más económica que lo que ofrecen las agencias es inviable.

Para ir a Corea del Norte, es imprescindible contratar un viaje organizado por alguna de las pocas agencias acreditadas para ello. Los itinerarios de visitas están completamente organizados previamente al viaje y el turista solo tiene libertad de movimiento dentro del hotel. Fuera del alojamiento, un guía se convierte en su sombra.

Cómo llegar y qué ver

Llegar a Corea del Norte, a pesar de ser un país tan cerrado, es bastante fácil. “Lo primero que me sorprendió es lo relativamente fácil que es llegar allí”, nos explica Luis López, que viajó a Corea del Norte con un amigo.

Lo primero que hay que hacer para cruzar la frontera norcoreana es buscar un organismo autorizado que organice el viaje. Serán ellos quienes preparen el itinerario de visitas guiadas, así como los vuelos desde Pekín, el único lugar junto con Rusia, aunque desde allí solo se vuela en raras ocasiones, desde donde se puede acceder al hermético país.

De turismo por Corea del Norte, un viaje de cultura y frustración

Koryo Air es la única aerolínea que viaja a Corea del Norte. | Foto: Greg Baker/ AP

“Los trámites son sencillísimos de cubrir”, nos explica Luis, que organizó su viaje con la Asociación de Amistad con Corea del Norte, presidida por Alejandro Cao de Benós. Para recibir el visado, tanto Luis como su amigo Manuel tuvieron que explicar a las autoridades a qué se dedicaban y por qué querían viajar a Corea del Norte, pero Luis asegura que “no indagaron mucho”.

El coste del viaje es quizá su mayor inconveniente. Actualmente, los precios están en torno a los 3.000 euros por un viaje estándar de ocho días y siete noches, a lo que hay que sumarle el transporte de ida y vuelta a China, nos explica Sergio Guijo, director de la agencia de viajes Travel Corea.

Por esta razón, el perfil de las personas que eligen este destino suele ser “gente en torno a los 40 años en adelante, con un poder adquisitivo medio alto y, en un gran porcentaje, personas fuertemente interesadas por la historia, las ciencias sociales, las ciencias políticas y, sobre todo, la cultura asiática en general”, explica Sergio.

Un control exhaustivo

“Una vez que llegas al país dejas de tener voluntad, porque tus movimientos son totalmente controlados, no tienes libertad de movimiento salvo por el interior del hotel, no puedes dar un paso fuera del hotel si no estás acompañado de un guía”, nos cuenta Luis, que añade que la organización del viaje fue “totalmente opaca”.

Sin embargo, las agencias de viajes sí que ofrecen actualmente una visión general de los lugares que se visitarán durante el viaje.

De turismo por Corea del Norte, un viaje de cultura y frustración 4

Una guía acompaña a los turistas al Palacio de los Niños en Pyongyang. | Foto: Damir Sagolj/Reuters

Lo que destaca Luis es el control exhaustivo que se observa durante las visitas programadas, así como el control que tenían los guías de todos sus movimientos e incluso de sus conversaciones.

“Parecía que estábamos viviendo en un teatro, parecía que estábamos en una película en la que estaba todo perfectamente organizado”, dice Luis, que recuerda observar cómo las personas que se encontraban en los lugares que visitaron parecían estar actuando, como guiados por alguien. “Fue una constante el estar viviendo como Jim Carrey en el Show de Truman, ese era el efecto”.

Por su parte, Sergio asegura que Corea del Norte “es un país que quiere tener un turismo con un bajo impacto en el funcionamiento de la sociedad y mantener su calidad”.

Interesante, pero frustrante

Al preguntarle si recomendaría el viaje a otras personas, Luis se lo piensa y acaba decidiendo que es muy interesante, pero también muy frustrante. “Es un viaje propagandístico 100%”, asegura Luis.

De turismo por Corea del Norte, un viaje de cultura y frustración 3

Un grupo de turistas toman fotografías cerca de un monumento a Kim Jong Il. | Foto: Carlos Barria/ Reuters

“Para mí fue muy interesante”, pero “me carga un poco la conciencia, porque estás dando mucho dinero a un régimen que tiene a ese pueblo oprimidísimo”, explica. Luis considera que, a pesar de que el viaje es realmente interesante, “te sientes indignado muchas veces” al ver el potencial de la gente y que no lo puede desarrollar.

“Me pareció muy interesante, pero muy, muy triste, yo realmente salí muy tocado del viaje”, dice Luis, que recomendaría el viaje porque es algo muy diferente, pero aconseja ir preparado para “muchos momentos de rabia, de frustración y tristeza”.

Nuevos itinerarios

Respecto a qué ver en Corea del Norte, su capital, Pyongyang, es el destino más visitado, pero las agencias de viajes ofrecen cada vez más itinerarios que permiten descubrir diferentes rincones del país. Sergio nos explica que existe el mito de que solo existe un itinerario de viaje en Corea del Norte, pero “actualmente estamos en torno a los 16,17 itinerarios”, explica.

“Corea del Norte está intentando desde el año 2014 ampliar los itinerarios de viaje para que no solamente se viaje en verano, sino que también se hagan viajes en invierno a las reservas naturales o para practicar deportes de invierno”, explica Sergio.

Actualmente es posible viajar a Corea del Norte para, además de visitar Pyongyang durante varios días, esquiar o realizar otro tipo de deportes de invierno. Además, uno de los viajes que se está poniendo en marcha consiste en recorrer Corea del Norte en un tren clásico, como el transiberiano, y esto “quizá rompe un poco con el mito de que solo se visita la capital y poco más”, nos cuenta Sergio.

De turismo por Corea del Norte, un viaje de cultura y frustración 1

Corea del Norte celebra un maratón en abril todos los años. | Foto: Alexander F. Yuan/ AP

Corea del Norte está realizando esfuerzos en los últimos años para atraer más turismo. Una de las últimas iniciativas, desvelada hace unos días por una agencia de viajes a este país, Uri Tours, consiste en la celebración en Pyongyang de un maratón internacional en el mes de octubre, que se suma al que ya celebran en el mes de abril.

El paquete para ir al maratón y aprovechar para hacer turismo cuesta unos 2.500 euros por persona e incluye varias visitas turísticas a diferentes lugares del país.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.