Desde mi ventana: Una idea original
Foto: Paz Juristo

Cultura

Desde mi ventana: Una idea original

Delirios, aforismos y microrrelatos inspirados por el confinamiento

por Álvaro del Castaño

Actualizado:

En The Objective tenemos el placer de publicar en exclusiva los primeros capítulos del nuevo proyecto literario del novelista Álvaro del Castaño, Desde mi ventana, escritos en Londres durante los días de cuarentena.

***

Desde mi ventana: Una idea original

Estoy harto de leer y oír sandeces, ¡necesito que alguien me regale una idea original, ¡súbito!

Denme una corriente de aire fresco, ¡inmediatamente!

Consumiría intelectualmente cualquier concepto que rompa mi aburrimiento, ¡ipso facto!

Hagamos una prueba con bala de fogueo:

  • Juro que hay cáscaras de naranja que no necesitan solución habitacional.
  • El mensaje copula con la idea.
  • La física y la educación hacen ejercicio.
  • Un abogado es un mero transmisor de romanticismo ecléctico.
  • Un vino es al amor lo que es el vicio al orgullo.
  • La chapa se abolla con la afición ajena.
  • Insultar es aislar al individuo de su culpa.

 

Verdaderamente tengo que dar la enhorabuena al autor. Esta lectura ha sido un verdadero alivio.

Ahora me encuentro mucho, mucho mejor.

 

***

ÍNDICE

Capítulo 1: Tempus Fugit

Capítulo 2: Mi casa es mi castillo

Capítulo 3: La belleza de la amistad se encuentra levemente implícita

Capítulo 4: Mirada furtiva. Un cuento

Capítulo 5: El gran desnivel

Capítulo 6: Inés

Capítulo 7: Una idea original

Álvaro del Castaño

Vivo en Londres y trabajo en un banco de inversión. Soy novelista, pero mis novelas no nacen de una vocación literaria, sino de una necesidad vital. Observo la realidad con distanciamiento.