Despistaos: «Los músicos hemos sido los últimos en despegar, todo ha tenido prioridad menos lo nuestro»
Foto: Eva Cubas| The Objective

Cultura

Despistaos: «Los músicos hemos sido los últimos en despegar, todo ha tenido prioridad menos lo nuestro»

«La idea es sacar un disco en 2021, pero nos gustaría que fuera cuando ya se pueda tocar». Hablamos con Despistaos sobre sus nuevos temas y sus planes de futuro

por María Hernández

«La mitad de lo que hemos vivido hace más ruido que el ruido de un cañón. Y un corazón de hielo herido se ha derretido en su colchón». Si has leído esto cantando, seguramente eres de esa gente que canta Física o química a todo pulmón cada vez que suena en un bar.

Despistaos tiene canciones que toda una generación se sabe casi sin saber por qué. Cada dos minutos y Cuando lloras, además de la mítica canción que puso ritmo a una de las series del momento, son algunas de las letras que marcaron a miles de adolescentes en la primera década de los años 2000.

Ahora, Inseparables, su nuevo tema, toma el relevo a todos sus clásicos, que a pesar de los años siguen triunfando en sus conciertos.

«Al ser un grupo que ya llevábamos muchos años, que teníamos bastantes canciones que son muy conocidas, que funcionan muy bien a nivel de streaming, en conciertos y tal, estar tanto tiempo sin sacar nada nuevo, nos daba un poco de miedo eso, que la gente se quedara con lo antiguo y que las canciones nuevas pasaran desapercibidas, como les pasa a muchos grupos». Así habla Dani Marco, el vocalista del grupo, sobre los últimos trabajos de Despistaos, que estuvo seis años sin sacar un disco.

«En nuestro caso fue al revés. Empezamos a sacar canciones nuevas, empezaron a funcionar muy bien y ha ido a más y a más, hasta el punto de que en la última gira que estábamos haciendo tocábamos ocho canciones nuevas, empezábamos tocando dos o tres y acabamos tocando ocho, porque eran las que más funcionaban, las que más nos pedía la gente y hemos ido sacrificando clásicos», añade.

Despistaos: «Los músicos hemos sido los últimos en despegar, todo ha tenido prioridad menos lo nuestro» 2

Foto: Rodrigo Isasi | The Objective

Sobre por qué tardaron tanto en publicar un nuevo trabajo, Dani y Krespo, el guitarrista, cuentan que tras el parón que hicieron, en el que tuvieron proyectos en solitario, empezaron a tocar juntos de nuevo sin atreverse a sacar nuevos temas. «Nosotros volvimos para ver qué pasaba, hacer algún concierto, ver si el grupo tenía algo donde rascar, y cuando vimos que nuestro público era además muy joven…», dice Dani. «Entonces no sé, pensamos que podía ser buena idea sacar algo, realmente es que ya no podíamos estirar más lo de la gira de ‘hemos vuelto’».

«Paramos para hacer otras cosas, Dani hizo un proyecto, yo hice otro, y nada, a los dos años y medio nos empezó a picar el gusanillo y bueno, decidimos volver para hacer algunos conciertos, dijimos «vamos a ver qué pasa», si la gente todavía se acuerda, si tiene ganas, y eso fue lo que nos llevó a sacar otro disco, porque vimos que funcionó bastante bien y fue algo como muy natural», explica por su parte Krespo.

A pesar del paso de los años y del cambio que ha sufrido la industria musical desde que empezaron su carrera juntos, Despistaos sigue llenando sus conciertos de caras jóvenes. «La música inconscientemente ha cambiado, pero es normal, ya no haces canciones de estar en un bar emborrachándote como hacíamos antes porque no estamos ahí todo el día, ahora tenemos otra vida», dice Krespo, «pero es que es alucinante, al público joven le gusta este último disco, les encanta. Será que la forma de hacer las canciones que tenemos es que gusta al público joven más que al adulto, no lo sé».

La gente que acude a sus conciertos cantan las canciones nuevas tanto como las antiguas, pero no pueden faltar los clásicos, que tantos años llevan poniendo música al final de las noches de fiesta. «Habéis creado canciones que han marcado a una generación. ¿Es esto un impulso o una presión a la hora de escribir temas nuevos?», les pregunto. «Fíjate, es casi una colchoneta que tenemos debajo. Tenemos la suerte de tener canciones que funcionan bien y que están asentadas. Entonces, más o menos sabes que si lo nuevo que saques no es lo mejor que has hecho en tu vida, sigues teniendo eso ahí que te respalda», dice Dani. «Nosotros siempre intentamos hacerlo lo mejor que podemos, y el último disco de hecho las canciones nuevas superaron a las clásicas, pero tenemos la suerte de decir mira, si no funciona, seguimos teniendo estas todavía ahí», añade.

Despistaos: «Los músicos hemos sido los últimos en despegar, todo ha tenido prioridad menos lo nuestro» 1

Foto: Eva Cubas | The Objective

La última prueba de su esfuerzo por sacar lo mejor de sí mismos es Inseparables, que precede al siguiente disco que quieren publicar. «La idea es sacar un disco en 2021, pero nos gustaría que fuera cuando ya se pueda tocar», dice Dani. «Cada vez la música se consume mucho más rápido, entonces yo creo que no tiene mucho sentido sacar un disco ahora y hacer la gira dentro de un año y medio, porque a la gente se le va a olvidar».

El coronavirus es el culpable de que hayan tenido que retrasar sus planes y sus proyectos, pero no es eso lo que más les preocupa. La estabilidad de las personas que trabajan en la industria cultural, y la de la música en particular, está en riesgo por la crisis económica y la falta de ayudas al sector, que ha estado cerrado durante meses y aún tiene dificultades para arrancar. «Cada vez que se van a repartir ayudas, a nosotros no nos toca nada», dice Dani. «Cuando empezaron a abrir los cines, los teatros, parece que la música era lo último», apunta Krespo. «Se relacionan los conciertos con la fiesta, con el ocio nocturno, y lo que se está pidiendo es que se separe del ocio nocturno», añade.

«Por ejemplo, que las ayudas de los ERTE no sirven, porque la mayoría de la gente que trabaja en la música no está contratada por una empresa, son autónomos. No porque seas músico, ni por ser del sector, un carpintero, un fontanero, una persona que se dedique a montar equipos de sonido, tienen que tener las mismas garantías de que si no pueden trabajar, puedan llevar una vida digna por lo menos durante estos días», opina Dani.

Por su parte, Krespo pide que a los músicos «se les tome en serio». «Ser músico es un trabajo, que la gente todavía hoy en día se cree que ser músico es irte a pasártelo bien con tus amigos. Es un trabajo como cualquiera». «Hemos sentido que hemos sido los últimos en despegar, como que ha ido todo teniendo prioridad menos lo nuestro», critica.

«Si se puede ir al teatro, se puede ir al cine, yo creo que se puede ir a conciertos, porque las medidas de seguridad son equiparables», dice Dani. «Lo que no tiene ningún sentido es que se puedan hacer unas cosas y otras no, que puedas estar en un bar bebiendo cerveza pero no puedas ir a un concierto».

En este vídeo, los integrantes de Despistaos responden a nuestras 11 preguntas random: 

María Hernández

De Murcia y madrileña de adopción. Escribo a menudo sobre derechos humanos e inmigración. También estudié Publicidad, pero lo mío es el periodismo. Y los viajes.