The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Consejos para disfrazar a tu perro para Halloween de forma segura

Foto: Elias Castillo | Unsplash

Como casi todo lo que tiene que ver con el mundo del perro, los disfraces generan debate. Hay quien considera que se somete al animal a una situación de estrés importante de forma innecesaria y quien defiende que esto no aplica en todos los casos, que su perro se lo pasa bien con o sin ropa. Sea cual sea tu postura, seguro que coincides en que lo que realmente importa es el bienestar físico y emocional del perro. No hay foto, ni fiesta que justifique que tu mejor amigo pase un mal rato con un disfraz con el que no se siente cómodo.

Así que si este año estás pensando en celebrar halloween, te damos algunos consejos para disfrazar a tu perro de forma segura.

1. Presta atención a las primeras señales de estrés

Hay perros que se mantienen relajados y que actúan con normalidad independientemente de lo que lleven puesto. Otros, sin embargo, pueden sentirse incómodos incluso con una bandana. ¿Cómo saber si tu perro se siente o no abrumado por el disfraz? Vístelo poco a poco, una pieza o accesorio a la vez y presta atención a las señales de estrés. La clave, como casi siempre, está en el lenguaje corporal. Algunos signos pueden incluir: orejas hacia atrás, cola metida entre las patas, tensión muscular, jadeo excesivo, etc. También puede no estar realmente estresado, pero sí sentirse incómodo. En este caso, intentará quitarse el disfraz agitándose, rascándose o frotándose contra algún objeto. No lo obligues, no intentes que se acostumbre a usarlo. Ante la primera señal, quítale el disfraz.

2. Recuerda que el riesgo de asfixia es real

Las piezas pequeñas como botones y abalorios que pueden desprenderse del disfraz representan una amenaza real para la seguridad de tu perro. El movimiento o el brillo pueden hacer que se vean tentados a morderlos y si los arrancan y los ingieren pueden tener consecuencias graves como asfixia u obstrucción intestinal, afección que generalmente requiere cirugía. Como es lógico, esto aplica no solo al disfraz del perro sino al de todos los miembros de la familia. Si notas que tu perro tiene problemas para respirar o vomita, busca atención médica de inmediato para que el veterinario lo examine y decida si el animal necesita o no tratamiento. No esperes al día siguiente.

 

 

View this post on Instagram

 

Are you looking for Waldo or Simba? #TBT to Halloween 2016

A post shared by Simba 심바 (@pawsofsimba) on

3. No limites sus movimientos ni sus sentidos

La comodidad no es negociable. Y la libertad, evidentemente, tampoco. Para que un perro se sienta realmente bien en un disfraz, debe poder: moverse, respirar, ladrar, comer, beber, olfatear, orinar, defecar, etc con total normalidad sin necesidad de que tengas que quitarle alguna pieza al traje. Evita máscaras y cascos que puedan obstruir la visión y el oído del animal, exponiéndolo a riesgos innecesarios. Y asegúrate de que lleva la talla correcta, ni muy apretada, que no lo deje moverse, ni muy holgada, que pueda hacer que tropiece. En el cuello, deja como mínimo dos dedos entre el animal y cualquier tela o accesorio. Presta atención también a los materiales y si notas que alguno le pica o le molesta, quítaselo de inmediato.

4. Quédate con la versión más simple del disfraz

La premisa de “menos es más” es clave en lo que a vestir animales se refiere. Una bandana con el logo de Batman, por ejemplo, siempre será mejor que un traje con pantalones y capa, por mucho que le guste al perro ir vestido. Es importante que el disfraz sea fácil y rápido de poner y de quitar para agobiar al animal lo menos posible. La seguridad y la comodidad son, por supuesto, más importantes que la originalidad y la gracia del traje, así que es importante considerar factores como la temperatura y el tipo de tejido. Es fundamental que todo los que lleven sea transpirable y lo más ligero posible para que no sea un esfuerzo extra para el animal caminar vestido.

 

 

5. No lo abrumes

En tu mente, seguro que tu perro disfrazado está en el TOP 5 de las cosas más adorables del mundo y como, además, se trata de un día especial, lo más probable es que quieras inmortalizar el momento con un montón de fotos de lo más ‘instagrameables’. Sin embargo, para él tanta atención puede resultar intimidante. Especialmente si salís de paseo y todos quieren saludarlo. Controla cuánta atención recibe tu perro y cuánto tiempo lleva puesto el disfraz. Unos minutos y un par de fotos son más que suficientes para pasar un rato divertido juntos. Por supuesto, mientras esté disfrazado, no lo pierdas de vista en ningún momento. Aunque estéis en casa. Si se siente abrumado, es posible que intente esconderse y puede ser peligroso para él.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.