The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Cómo distinguir las 5 formas de ansiedad y depresión

Foto: Xavier Sotomayor | Unsplash

La ansiedad y la depresión son enfermedades mentales a las que estamos tristemente habituados, ya sea por haberlas padecido o por tener a gente cercana que las padezca, y sus tratamientos a menudo son incompletos o inefectivos. Por esta razón, Leanne Williams, profesor de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento en la Universidad de Stanford, ha liderado una investigación por la que acota considerablemente el campo de estas dolencias, tal y como informa el portal Futurity. El objetivo no es otro que mejorar los posibles tratamientos contra los distintos tipos de ansiedad y depresión que existen en los humanos.

“Estamos tratando de desentrañar la superposición de síntomas en nuestro diagnóstico actual, y esto, en última instancia, puede orientarnos hacia cómo realizar tratamientos a medida“, explica el equipo de investigadores en un artículo publicado en la revista especializada JAMA Psychiatry.

Se trata de un paso importante en la lucha contra estas enfermedades, que suponen la causa principal de discapacidad y pérdida de productividad en todo el mundo con una tasa de recuperación de apenas el 30%, de acuerdo con el estudio. Esa importancia a la que hacemos mención radica de la dificultad de hacer diagnósticos certeros de las patologías de los pacientes. Las amplias categorías definidas hasta ahora por el estadounidense Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales para trastornos como la ansiedad y la depresión, que tienen tantos síntomas superpuestos, complican la identificación de marcadores biológicos y, por tanto, el hallazgo de una posible cura, según los autores de la investigación.

“En la actualidad, los tratamientos son los mismos para cualquiera que se encuentre dentro de estas amplias categorías”, explica Williams. “Al concretar el diagnóstico, se pueden prescribir mejores opciones de tratamiento”.

Cómo distinguir las 5 formas de ansiedad y depresión 1

Una mujer atiende durante un curso de autoayuda en Londres. | Foto: Lefteris Pitarakis/AP

Para llegar hasta estas conclusiones, los investigadores han recogido y procesado la información obtenida de 420 personas, tanto pacientes de ansiedad y depresión como ciudadanos perfectamente sanos. Los participantes se sometieron a pruebas de todo tipo, desde mapeos cerebrales y exámenes psiquiátricos hasta tests de autodiagnóstico. A partir de estos datos, los expertos averiguaron la funcionalidad de estas personas en sus casas y en sus trabajos y su capacidad para relacionarse socialmente.

Los autores del estudio pudieron confirmar sus conclusiones tras una segunda ronda de análisis que implicó a 381 personas, y desarrollaron incluso una serie de algoritmos para unificar los síntomas. Con base en la información que obtuvieron, determinaron que la ansiedad y la depresión se presentan en los humanos de cinco formas distintas:

Tensión: se caracteriza por la irritabilidad, sus pacientes son hipersensibles y excesivamente susceptibles

Excitación ansiosa: la capacidad de concentración se ve profundamente afectada, y con ella el funcionamiento cognitivo. Uno puede dejar de recordar lo que ha ocurrido unos instantes antes, según Williams. Además, produce síntomas como la aceleración del pulso, la sudoración y la sensación de estrés.

Melancolía: las personas experimentan dificultades serias para la interacción social, y esto produce una severa angustia.

Anhedonia: su síntoma principal es la incapacidad de sentir placer. Algunos pacientes presentan síntomas de esta forma de depresión y no son conscientes, pueden tener un alto grado de funcionalidad. Con todo, sufren una profunda angustia.

Ansiedad general: se caracteriza por exacerbar las sensaciones de preocupación y ansiedad, y se manifiesta de una manera mucho más física y evidente.

Los investigadores introdujeron a las personas analizadas en distintos cuadros de ansiedad y depresión en función de sus síntomas, y los resultados fueron los siguientes: el más habitual fue el caso de tensión, con un 19%, precedido de la excitación ansiosa (13%), la ansiedad general (9%), la melancolía (9%) y la anhedonia (7%).

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.