The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Dormir con tu perro... ¿sí o no?

Foto: Y Nakanishi | Flickr bajo Licencia Creative Commons

El sofá es territorio de las mascotas. No nos vamos a engañar. Pero la cama, es otra historia. La higiene y la necesidad de asegurar un buen descanso son dos de los principales motivos por los que las camas de los humanos suelen ser territorio prohibido para los perros. Y, en consecuencia, el mejor lugar del mundo para descansar. Por muy educado que sea, no hay perro que se resista a un colchón enorme y unas sábanas suavecitas.

Si eres de los que mantiene una política de “perros en la cama no” porque piensa que durmiendo así no podrá descansar lo suficiente, te interesará saber que según un estudio realizado por el Centro del Sueño de la Clínica Mayo, en Scottsdale, EEUU, el hecho de dormir en compañía de nuestro perro mejora la calidad del sueño, ya que nos genera una mayor sensación de descanso, seguridad y tranquilidad.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores encuestaron a 150 personas, 74 de las cuales tenían al menos una mascota, la mayoría perros. En base a sus respuestas, se determinó que un poco más de la mitad de los participantes, el 56% para ser exactos, permitía que sus mascotas durmieran con ellos. De estos, el 41% destacó que no sólo no les incomoda dormir con su perro sino que sienten que les ayuda a dormir mejor. “Los profesionales de la salud que trabajan con pacientes con problemas de sueño deberían preguntar sobre el ambiente a la hora de dormir en casa y, en concreto, la presencia de animales de compañía, para ayudarles a encontrar soluciones y optimizar su sueño”, recomienda Lois Krahn, líder del equipo de especialistas de la Clínica Mayo.

 

Dormir con tu perro... ¿sí o no?

Dormir con tu perro… ¡sí! Foto: Alan Levine vía Flickr bajo licencia Creative Commons.

Otros datos

Aunque el tema todavía no ha sido muy investigado, el estudio de la Clínica Mayo no es el único. Una encuesta publicada por el portal Psychology Today, por ejemplo, aporta datos interesantes y asegura que por lo menos la mitad de las personas que conviven con un perro duermen con él. El resto de los porcentajes son un poco más complejos. Edad, sexo y estado civil son factores determinantes. El porcentaje más alto de personas que duermen con sus perros, por ejemplo, corresponde a mujeres solteras de entre 18 y 34 años. En cambio, el grupo con mayor probabilidad de bajar al perro de la cama corresponde a hombres casados mayores de 45 años.

En cuanto a los beneficios, este estudio coincide con el anterior. Los perros aportan seguridad y calma, lo que se traduce en un mejor descanso. Por otra parte, la misma encuesta reflejó que en el 13% de las parejas estudiadas uno de los miembros se objeta a que el perro esté en la cama. Situación que puede incluso llegar a convertirse en un punto de controversia y de tensión emocional en la relación, por lo que debe ser analizada y tratada con responsabilidad. En cualquier caso, es evidente que los resultados de los estudios no son del todo concluyentes. Las muestras son pequeñas y se han dejado por fuera numerosas variables. Pero, lo cierto es que los resultados son interesantes y pueden ayudar a muchos. Habrá que esperar a futuras investigaciones.

 

 

 

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.