‘Early moon’, el viaje de novios antes de la boda que se ha convertido en tendencia
Foto: Nathan Dumlao

Lifestyle

‘Early moon’, el viaje de novios antes de la boda que se ha convertido en tendencia

Las bodas siguen siendo, en muchos aspectos, una de las ceremonias más tradicionales. El ramo de flores de la novia, la tarta, el vestido blanco… hay cosas que no cambian a pesar del paso de los años. El viaje de novios es una de estas tradiciones, pero parece que esta sí está sufriendo algunos cambios.

por The Objective

Actualizado:

Las bodas siguen siendo, en muchos aspectos, una de las ceremonias más tradicionales. El ramo de flores de la novia, la tarta, el vestido blanco… Hay cosas que no cambian a pesar del paso de los años. El viaje de novios es una de estas tradiciones, pero parece que éste sí está sufriendo algunos cambios.

El estrés de las preparaciones, la dificultad para coger los mismos días de vacaciones o incluso la necesidad de buscar una opción más económica han provocado que las early moon, las lunas de miel antes de la boda, se conviertan en tendencia.

Una tendencia en crecimiento

Desde que Pippa Middleton decidió hacer una escapada con su prometido a St Barths antes de la boda, las early moon comenzaron a ser cada vez más populares en Reino Unido.

Sin embargo, estos viajes no solo ganaron popularidad entre los británicos, sino que también se ha extendido a otros lugares del mundo. En España, cada vez más parejas deciden hacer un viaje o una escapada antes de la boda por diferentes motivos.

Según una encuesta realizada por el portal Bodas.net, un 44% de las parejas encuestadas ya casadas habían optado por esta opción, y hasta un 64% de las que se casarán durante 2018 o 2019 eligen hacer un viaje antes de la celebración del enlace. Así, las early moon son una tendencia al alza entre prometidos que buscan cumplir con la tradición, aunque de una manera algo diferente.

¿Cuáles son las ventajas de una early moon?

Las parejas que eligen hacer la luna de miel antes de la boda suelen tener diferentes motivos para ello, la mayoría de ellos bastante prácticos.

Una de las principales razones que lleva a elegir una early moon en lugar de una luna de miel tradicional es alejarse del estrés que conllevan los preparativos de la boda, que pueden acabar provocando incluso roces en la pareja.

‘Early moon’, el viaje de novios antes de la boda que se ha convertido en tendencia 1

Un viaje antes de la boda puede ser una buena manera de alejarse del estrés de los preparativos. | Foto: Marcel Fuentes/ Unsplash

Además, un viaje antes de la boda puede ayudar a los prometidos, según explica el portal Bodas.net, a volver a acercarse y olvidar los problemas que han podido surgir con la preparación de la celebración.

Otra ventaja que mencionan quienes eligen este tipo de viaje es que no está establecido el tiempo que dura, algo que sí ocurre con las lunas de miel, por lo que en muchas ocasiones un fin de semana es suficiente para relajarse y disfrutar de una escapada en pareja.

¿Y sus desventajas?

La principal desventaja a la que hacen referencia los encuestados por Bodas.net es que la boda es una celebración que supone un gran esfuerzo económico y los momentos de antes no son los ideales para tener gastos extra.

Otro de los motivos para no irse de viaje antes de la boda es, según los entrevistados, que durante ese tiempo dejan de lado los preparativos de la boda, por lo que necesitan a alguien de confianza que se encargue de controlar cualquier imprevisto.

‘Early moon’, el viaje de novios antes de la boda que se ha convertido en tendencia 2

Una ‘early moon’ supone alejarse de los preparativos de la boda. | Foto: Annie Gray/ Unsplash

Además, algunos consideran que un viaje de este tipo puede suponer más estrés si no se planifica adecuadamente y, lo que se hace pensando en relajarse y desconectar, puede sumarse a las preocupaciones habituales de una boda.

Por tanto, aunque la tendencia de las early moon está en crecimiento, todavía hay parejas que no tienen muy claro si es algo beneficioso para ellos o si simplemente puede ser una complicación añadida a las que ya trae consigo la organización de una boda.