El efecto de Filomena en la factura de la luz: «Rondaría los 86 euros»
Foto: Paula Quinteros| The Objective

Economía y capital

El efecto de Filomena en la factura de la luz: «Rondaría los 86 euros»

Rubén Sánchez, secretario general de FACUA, lamenta que, «en los primeros 11 días del año, el precio medio del kilovatio por hora es un 36% más elevado que los primeros 11 días de 2020»

por Néstor Villamor

«FACUA-Consumidores en Acción exige al Gobierno que no mire hacia otro lado ante la auténtica salvajada tarifaria que se está produciendo en el mercado eléctrico en plena ola de frío y emprenda medidas regulatorias urgentes para frenar la especulación». Con esta contundencia se expresaba la ONG el pasado viernes, 8 de enero. Pero fue el sábado cuando el centro peninsular amaneció cubierto con la nevada más fuerte en 50 años provocando innumerables situaciones de caos. El propio Gobierno, en palabras del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, reconocía que la borrasca Filomena había superado «las peores previsiones».

Este lunes, la situación sigue siendo peligrosa —en concreto, 12 comunidades autónomas están en alerta por temperaturas de hasta 11 grados negativos— y lo que pueden esperar los españoles es incluso peor que lo que podían esperar el día 8 a pesar de que en ese intervalo la ola de frío ha causado estragos por toda España. Durante el Gobierno de Rajoy, PSOE y Unidas Podemos se mostraron abiertamente críticos con la subida de precios de la luz y, ahora que están en el poder, la situación no solo no ha cambiado, sino que la tendencia se ha acentuado. Incluso en esta situación. The Objective ha hablado con el secretario general de FACUA, Rubén Sánchez, para aclarar algunos puntos sobre cómo afectará la borrasca Filomena a la factura de la luz y qué responsabilidades hay que exigir a los representantes políticos.

¿De quién es la responsabilidad de que suba el precio de la luz en plena borrasca Filomena?

Nosotros no cuestionamos que este mes tenga que ser la tarifa más cara, pero sí cuestionamos que tenga que ser tan cara como la que nos vamos a encontrar o lo que estamos viendo ya en los primeros 11 días del año, en los que que el precio medio del kilovatio por hora es un 36% más elevado con respecto a los primeros 11 días del año pasado. Nosotros consideramos que el Gobierno tiene capacidad de intervención, tiene capacidad regulatoria y podría frenar las subidas poniendo límites, por ejemplo, al precio máximo que pudiera tener el importe del kilovatio por hora en determinadas formas de producción de la energía. Hay, por ejemplo, un acuerdo, de cara a los Presupuestos Generales de 2019, en el que PSOE y Unidas Podemos hablaban de esa posibilidad: de poner topes, de poner precios máximos.

«En los primeros 11 días del año, el precio medio del kilovatio por hora es un 36% más elevado que los primeros 11 días de 2020»

¿Qué papel han jugado las administraciones y las empresas eléctricas?

Lo que hay que tener en cuenta es que, desde 2014, por decisión del Gobierno de Rajoy, el Ejecutivo no publica los precios en el BOE. Hasta entonces, el Gobierno fijaba los precios de alguna manera y publicaba en el BOE un precio que pagaría el consumidor cada cierto tiempo, con periodicidad. Ese precio, si al final estaba por debajo de lo que realmente el mercado eléctrico marcaba, provocaba un déficit de tarifa, que había que acabar devolviéndole a las eléctricas. Pero al menos el Gobierno fijaba unos precios que eran los que el consumidor sabía que iba a tener que pagar. Ahora mismo, desde el año 2014, el Gobierno no fija el precio del kilovatio por hora. Sí interviene en determinados elementos del precio, pero no se publica en el BOE. Por tanto, son las eléctricas las que suben el precio, pero es el Gobierno el que tiene capacidad de intervención para frenar esas subidas.

El efecto de Filomena en el bolsillo: «La factura de la luz rondaría los 86 euros»

Rubén Sánchez, secretario general de FACUA-Consumidores en Acción. | Foto: Cedida por Rubén Sánchez

Está claro que hay compromisos de los partidos de Gobierno, hay propuestas y reivindicaciones electorales de Unidas Podemos que —según está haciendo público, en este caso concreto, Pablo Echenique, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso— siguen reivindicando dentro del Gobierno, pero es que también hay compromisos del propio Partido Socialista firmados con Unidas Podemos que son los mismos que está haciendo públicos ahora Echenique, que son acuerdos del compromiso de Gobierno de coalición en materia de política energética. Ahí hay cosas que no se han cumplido todavía y es donde la ministra Teresa Ribera [titular de Transición Ecológica y vicepresidenta cuarta del Gobierno] parece ser que tiene la última palabra porque es la responsable directa de la política energética. Por lo tanto, ahí la ministra u otros ministros del Gobierno que sean del Partido Socialista deberían dejar claro qué pretenden hacer, pero entendemos que es la vicepresidenta cuarta la que tendría que aclarar cuándo se van a acometer las medidas que se prometieron, porque ahora está manifestando una actitud, digamos, conformista, planteando que no es para tanto y planteando que el mercado está como está, cuando ella y el Gobierno tienen capacidad para intervenir en el mercado.

¿Qué efectos va a tener esta subida de precio en la próxima factura?

Con los datos de los primeros 11 días del año, la factura de un usuario medio podría estar en 85,80 euros, o sea, rondar los 86, con lo cual se produciría un incremento de en torno al 35,8% con respecto a hace un año, es decir, un 36%.

¿Cómo valora que los partidos del Gobierno hubieran criticado el aumento del precio de la luz cuando gobernaba el PP y que ahora suba más?

Cuando gobernaba el PP hubo momentos en los que tuvimos precios especialmente altos y la oposición criticaba la política energética del Gobierno. Ahora el Gobierno, con dos partidos que antes estaban en la oposición, tiene que asumir los compromisos que te comentaba antes. Midiendo críticas por nuestra parte, en primer lugar hay que preguntarle a la máxima responsable de la política energética en nuestro país, que es la ministra Ribera, si va a cumplir ya esos acuerdos que firmó el PSOE con Unidas Podemos. Y de cara a Unidas Podemos, lo que tenemos que exigirle es que cumpla con lo que decía cuando estaba en la oposición y con lo que firmó con el Partido Socialista cuando llegó al poder. Ahora, la cuestión es si Unidas Podemos tiene capacidad de hacerlo cumplir teniendo en cuenta el equilibrio de fuerzas que tienen sus ministros con respecto a los ministros del PSOE.

Néstor Villamor

Gallego de nacimiento y madrileño de alquiler. Aprendí este apasionante oficio en La Voz de Galicia, Icon, BuenaVida, El País… Ahora sigo creciendo en The Objective.