The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

El insólito y enternecedor afecto entre animales de distintas especies

Foto: TOBY MELVILLE | Reuters

El biólogo marino estadounidense Chris Lowe se encontraba en una isla del sur de California estudiando tiburones, su especialidad, cuando observó un fenómeno que llamó su atención. Un ciervo estaba lamiendo un zorro. Este último no solo consentía la interacción sino que “parecía que realmente la estaba disfrutando”, según contó posteriormente Lowe a la revista estadounidense The Atlantic. Al tratarse de un comportamiento inusual de dos animales en estado salvaje, el biólogo marino les hizo una foto y la subió a Twitter como curiosidad científica. “Ya sé que no es un tiburón, pero hoy he visto a un ciervo lamiendo a un zorro de la isla en la cabeza. ¡Nunca lo había visto antes!”.

Desde su publicación, el tuit lleva acumulados ya miles de retweets y de “me gusta”. Incluso un usuario comentó que la escena parecía sacada de una película de Disney. La sorpresa que se había llevado Lowe al verlos coincidió con la de los usuarios de Twitter, todos tan asombrados como él. Excepto uno… Mike Cove, zoólogo experto en mamíferos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, respondió al tuit de Lowe diciendo que ese comportamiento era frecuente en los Cayos de la Florida, un archipiélago de unas 1.700 islas situadas en la costa del Estado. “En los Cayos lo vemos todo el rato… Es interesante que esto pase en islas”, aportó en un tuit en el que se ve la misma interacción entre un ciervo y un gato, antes de advertir de un peligro que entraña esta extraña interacción: “Desde luego es una vía de transmisión de enfermedades”.

De hecho, el propio Cove ha publicado recientemente un artículo de investigación científica en el que describe este “peculiar” fenómeno. En él muestra fotografías de una nueva interacción: un mapache lamiéndole la cara a un ciervo. “Esta interacción es peculiar y parece mutualista porque el ciervo no estaba preocupado y permaneció quieto voluntariamente durante el contacto físico [que duró cerca de un minuto]. Aunque las relaciones mutualistas entre ciervos y pájaros son frecuentes, no tenemos constancia de mutualismos entre ciervos y mesocarnívoros previamente documentados”. Cove señala dos factores que fomentan este comportamiento. Al vivir en islas, los animales tienen un espacio más limitado y, en consecuencia, la convivencia es más cercana. Es más fácil establecer contactos con otras especies e incluso con un individuo determinado de otra especie. La segunda, la más importante, es la ausencia de depredadores. Al no haber osos, lobos, leones… los animales de estas islas no han aprendido a tenerle miedo a los animales de otras especies. “Los ciervos de los Cayos han evolucionado en ausencia de depredadores mamíferos e hipotetizamos que exhiben una vigilancia o preocupación reducida cuando se encuentran con otras especies”.

El insólito y enternecedor afecto entre animales de distintas especies

Twitter reaccionó diciendo que la actitud de estos animales era más propia de una película de Disney. Tenía razón. | Foto: Disney

Pero esto tampoco termina de explicar por qué se lamen. ¿Qué beneficios obtienen con esta práctica? Existen muchos ejemplos de mutualismos entre animales que benefician a ambas especies. Por ejemplo, las abejas se alimentan del néctar de las plantas y a la vez ayudan a que estas últimas se reproduzcan al actuar como polinizadoras. Esta relación se conoce como simbiosis. Pero ¿qué beneficio obtienen los ciervos y los zorros, gatos, mapaches…? En el caso del estudio de Cove, una explicación tentadora es que el mapache le limpie la cara al ciervo y a la vez se alimente de sus garrapatas, pero ni Cove ni el investigador de la Universidad Estatal de Nuevo México Gary Roemer, que han pasado años estudiando el comportamiento de los zorros, tienen claro que esto beneficie realmente a los ciervos, a los zorros o a los gatos.

Ambos científicos proponen una explicación más simple: la sensación de ser lamido es sencillamente placentera. En cuanto al beneficio que obtiene el animal que lame, conjeturan que estos animales tienen también un sabor placentero. Al vivir en islas y estar por tanto bañados por brisas que contienen partículas de agua salada, al lamerlos tienen buen sabor.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.