El mapamundi de atracadores en tiempo real: “¡Acaban de atracar un supermercado!”
Foto: Un Investigador

Lifestyle

El mapamundi de atracadores en tiempo real: “¡Acaban de atracar un supermercado!”

<p>Cada vez m&aacute;s, la seguridad depende en gran medida de la colaboraci&oacute;n ciudadana. Y cada vez m&aacute;s, esa colaboraci&oacute;n ciudadana tiene al alcance de la mano mecanismos que ni se habr&iacute;an imaginado hace veinte a&ntilde;os, cuando era imposible conocer al minuto que se acaba de producir un accidente en la carretera.&nbsp;Atracos,&nbsp;zona frecuentada por carteristas, incendios, sem&aacute;foros estropeados... todo en tiempo real en el gran mapamundi de la seguridad.&nbsp;</p>

por The Objective

Actualizado:

En El Salvador la aplicación que avisa de ladrones, robos, y agresiones sexuales en tiempo real está resultando un éxito. (Jose Cabezas / Reuters)

La mayor parte de los robos, las agresiones, y de los contratiempos de tráfico, serían evitables si las víctimas fueran conscientes del peligro. Y más aún, si quien la ha sufrido o visto lo comunica al instante al resto del mundo. “Me acaban de atracar a punta de pistola en la calle San Lorenzo”, “apagón en el barrio Las Justas”, “en esta calle se producen robos a diario por el procedimiento del tirón”. Son advertencias de máxima utilidad para los demás, y muy especialmente cuando nos disponemos a transitar por zonas, ciudades, o países que no conocemos. Hoy, con un teléfono y una conexión a Internet, tenemos la posibilidad de aprovecharnos de lo que alertan otros usuarios a través de la aplicación gratuita Oincs (Vídeo explicativo: así funciona este servicio de cooperación entre ciudadanos), y por supuesto, de enviar también nuestras propias alertas.

Todo en uno

Hasta ahora disponíamos de recomendaciones policiales de seguridad sobre robos y atracos en determinadas zonas, o de las últimas técnicas que los ladrones están utilizando, por ejemplo, este verano para desplumar a los turistas. También hay páginas webs especializadas en recomendar a los viajeros las rutas que deben evitar si quieren ahorrarse disgustos, y un sinfín de iniciativas individuales y públicas que, a través de los más variados soportes –desde Twitter hasta las alertas en carretera de TomTom- ofrecían información sobre asuntos específicos. Existen servicios que recogen las emergencias mundiales, terremotos, actividad volcánica, grandes accidentes de tráfico, y alertas sanitarias, e incluso hay desarrolladores que han intentado popularizar una aplicación para saber dónde acaba de bombardear un drone y que alcanzó más de 9000 descargas en tiempo récord. Algo que no funcionó por falta de actualización. 

Sin embargo, Oincs nace con un objetivo menos ambicioso pero más práctico: “mantenerte informado de lo que está ocurriendo en las calles”. Así lo explican: “Es una aplicación móvil pensada para cuidarte y mantenerte alerta. Funciona gracias a la cooperación de los propios usuarios, que comparte y actualizan información en tiempo real para beneficio de todos”. Y su lema, lo convierte en herramienta de defensa en todo el mundo: “¡En el lugar que te encuentres, allí estará Oincs!”. 

Tipos de alerta

Las alertas que se pueden encontrar en Oincs están divididas en dos grandes grupos: tráfico y denuncias en general. Entre las alertas de tráfico figuran: accidente, policía (o control), atasco, semáforo estropeado, badén, precaución, desvío, radar, árbol caído, calle inundada, media calzada, coche mal aparcado, suelo resbaladizo, y niebla.

Entre los avisos de denuncia: zona peligrosa (por presencia de ladrones y frecuencia de robos), manifestación, vandalismo, aparcacoches peligrosos, basura acumulada, funcionario en infracción, incendio, apagón, tubería rota, otras alertas.

Todas estas categorías sólo responden al tipo de icono de alerta que se mostrará en el mapa, ya que existe uno personalizado para cada una de ellas. En la práctica, es necesario incluir una peña descripción de la misma, junto al lugar exacto, el día y la hora. Otros usuarios pueden “confirmar” esa información. 

Sirva de ejemplo esta: una usuaria marcó el pasado lunes la calle Lugarno Della Zecca Vecchia en Florencia como “zona peligrosa”, por haber detectado la presencia de ladrones que rompen los cristales de los coches para robar. Días después dos usuarios han “confirmado” esa misma denuncia. El sistema incluso nos recuerda el tiempo transcurrido desde la última “confirmación”; así podemos saber que hace “21 horas” que esta misma alerta ha sido renovada por algún usuario en Florencia, y que por tanto sigue activa y debemos tenerla en cuenta.

El mapamundi de delitos y peligros en tiempo real

Lo más atractivo de Oincs es el mapa de delitos en tiempo real. Ahí podremos ver las últimas alertas incluidas tanto en un listado como en el propio mapa. Como es lógico, en los lugares en que está más extendido el uso de esta aplicación, pueden encontrarse mayor concentración de iconos con las últimas alertas. Este mapa además nos permite filtrar por “tráfico”, “delitos” o eliminar cualquier alerta que no nos resulte interesante, o al contrario, buscar específicamente otra.

¿Es fiable?

Este tipo de aplicaciones no sustituyen el papel informativo de la policía y los servicios oficiales. Sin embargo, constituyen una oportunidad única para los medios institucionales que estén dispuestos a sacarle partido, sumando sus alertas también a este mapa, e investigando o siguiendo la pista a las denuncias de los usuarios. 

Sobre su fiabilidad, todo queda en manos del usuario. Oincs es fiable en la misma medida que puede serlo la Wikipedia. Hasta el momento el comportamiento de los usuarios está resultando ejemplar, aunque será importante ver cómo evoluciona a medida que se vaya expandiendo a una audiencia mayor. 

Como contrapeso a la libertad del usuario para crear una alerta de tráfico o delito, se encuentra la capacidad del resto para marcarla como “incorrecta” o “confirmarla”. Además, todos aquellos que sean usuarios de Facebook podrán dejar comentarios para añadir sus matices o actualizar la información. “Si la ubicación de un reporte no es correcta”, advierten, “o cree que su información ha perdido validez, márcalo como ‘incorrecto’. Si la información de un reporte no cumple con los Términos y condiciones del servicio, márcalo como Abusivo. El usuario que cometa la infracción, corre el riesgo de ser suspendido por tiempo indeterminado. Oincs no permite insultos, agravios  ni cualquier tipo de contenido que pueda atentar contra la seguridad de cualquier usuario y/o de la sociedad en general”.

El caso de El Salvador

Algunos países con especiales problemas de inseguridad, como El Salvador, han tomado Oincs como herramienta “oficiosa” para protegerse de los asaltos, los robos, o los abusos de autoridad. Por eso, el mapa de últimas alertas salvadoreñas se encuentra siempre plagado de iconos parpadeantes. La aplicación se ha extendido velozmente en este país y ya está ahorrando disgustos a un montón de ciudadanos. La pregunta que se hacen las autoridades: ¿creará psicosis o pánico injustificado en algunas zonas?

¿Cómo crear una alerta?

Los ingenieros del proyecto –se trata de una iniciativa creada en Uruguay- han tratado de simplificarlo bajo una premisa: estas aplicaciones de cooperación no son válidas si la gente no sabe utilizarlas. Así explican el mecanismo: “Los usuarios crean reportes en Oincs. Tu recibes la alerta cuando estés cerca” de ella.

Crear una alerta es tan simple como abrir la aplicación (explicación con gráficos), seleccionar el tipo de aviso, y marcar en un mapa el lugar en donde está ocurriendo. También permite agregar comentarios sobre esa alerta e incluso fotografías. 

Los mapas de calor

Si el tiempo real sobre un callejero es la principal virtud –sus promotores presumen de que les diferencia el hecho de no estar basados en un trayecto “de A a B seguido por GPS”, sino en el concepto de “la calle”-, lo segundo que resulta de gran utilidad para los ciudadanos son los llamados mapas de temperatura. En ellos podemos filtrar un tipo determinado de alerta para una zona concreta y nos devuelve un mapa de calor con aquellas zonas en las que históricamente se da con más frecuencia: esto es útil para descubrir lugares con riesgo de accidente en carretera, propensión a los incendios, atascos habituales, o zonas más inseguras de las ciudades.

En tu móvil

Aunque está pensada y diseñada para llevar en el móvil no es imprescindible entrar a través de una aplicación. También puede consultarse libremente en versión web. Además está disponible en iTunes  y Google Play.