The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

El Parlamento rechaza el acuerdo de May sobre el Brexit, ¿y ahora qué?

Foto: Mark DUFFY | AFP

Faltan tan solo 10 semanas para que el Reino Unido abandone la Unión Europea, pero tras el rechazo al acuerdo de salida de este martes en el Parlamento británico, el Big Ben parece detenerse y este calendario se pone en duda. La pregunta que se repite como eco, tanto en los pasillos del Congreso como en casas, bares, oficinas y redacciones de los medios es: ¿Y ahora qué?

La crucial votación sobre el acuerdo negociado por la primera ministra Theresa May ha sufrido una fuerte derrota con 432 votos en contra y 202 votos a favor. Ahora la dirigente tiene un plazo tres días laborales para preparar un segundo plan a ser sometido a una nueva votación parlamentaria.

El líder del partido laborista (oposición) Jeremy Corbyn pocos minutos después de que se supiera el resultado de la votación confirmó que presentaba una moción de censura sobre el Gobierno liderado por May que se debatirá este miércoles. Este es solo uno de los varios caminos a tomar que ahora tiene el Parlamento. Estos son algunos escenarios tras el rechazo al acuerdo del Brexit.

Posibilidades del Parlamento

El Partido Laborista llama a una moción de censura o voto de no confianza. Aunque con este mecanismo la oposición pretende que se adelanten las elecciones generales de Reino Unido, es posible que no sea aprobado. El artículo 2 de la Ley de parlamentos de 2011 establece que en la moción de confianza se pedirá a los diputados que respondan si la Cámara confía o no en “el Gobierno de Su Majestad”. Si May no recibe el respaldo de al menos la mitad de la Cámara, se abrirá un periodo de 14 días en el que ella u otro candidato tendrán la opción de volver a proponer un Ejecutivo que cuente con la aprobación del Parlamento. Pero, si pasado ese periodo, los diputados no han respaldado a un nuevo Gobierno, se iniciará de forma automática el proceso para celebrar unas comicios generales.

El Partido Laborista pide un segundo referéndum. El apoyo para esta vía está creciendo, pero aún no tiene una mayoría en el Parlamento. Es la opción preferida por los ciudadanos británicos, según un nuevo sondeo publicado por The Independent, en el que se muestra que el 46% de los encuestados apoyan la nueva consulta, frente al 28% que están en contra y un 26% que no sabe o no contesta. Además, el 45% votaría por quedarse en la UE. Por su parte, el líder del partido, Jeremy Corbyn, ha resistido firmemente la idea. Pero si todo lo demás falla, podría sucumbir a la presión y acudir al “voto popular”.

May trabaja con el Partido Laborista en un nuevo acuerdo sobre el Brexit. Otra opción es que la primera ministra podría tratar de aceptar el plan de los laboristas para una unión aduanera permanente con la Unión Europea –esto evitaría una frontera física en Irlanda del Norte–, pero es una medida que no agradaría a los miembros de su propio partido, el Conservador, y podría no ser suficiente para asegurar el apoyo de la oposición.

Opciones de May

May podría tratar de pedir más a la Unión Europea. Según un artículo de The New York Times, una opción es que May pida más concesiones a la Unión Europea para volver al Parlamento con un acuerdo más amplio. El problema es que tiene un margen de maniobra muy limitado en Bruselas y los europeos querrán señales de que, si le dan más a May, será suficiente para romper el estancamiento parlamentario. Además, la Unión Europea ha insistido en múltiples ocasiones en que no se negociará otro acuerdo diferente al alcanzado.

May podría pedir una prórroga del Brexit. De conformidad con el artículo 50 del Tratado de Lisboa, la suspensión del período de la negociación de dos años de salida de la UE requiere de la aprobación de los 27 estados miembros. Tal solicitud no sería necesariamente concedida ya que algunos gobiernos de la UE están bajo la presión de los partidos populistas para sacar al Reino Unido de la UE lo antes posible y bajo este escenario, la prórroga coincidiría con las elecciones a la Eurocámara del 26 mayo en las que supuestamente ya no participarán los británicos.

Según un análisis de The Guardian, los estados miembros de la UE aprobarían esta opción si Reino Unido celebrara otro referéndum, o si tuviera un nuevo plan claro. Pero si el Gobierno simplemente lo que quiere es más tiempo para discutir o negociar nuevas concesiones del bloque, es un camino que será bloqueado por los estados europeos.

May convoca a elecciones generales adelantadas. La primera ministra podría intentar aumentar su mayoría en el Parlamento para lograr aprobar su acuerdo convocando a una elección adelantada. Ella presentaría un voto parlamentario para una nueva elección general que tendría que ser aprobada por dos tercios de la Cámara. Después se fijaría una fecha de elección, que podría ser a finales de enero. El problema es que esta medida la tomó en 2017 y el resultado fue peor: la llevó a perder la mayoría absoluta en el Parlamento.

May podría convocar un segundo referéndum sobre el Brexit. Este escenario es poco probable ya que la primera ministra británica se ha opuesto radicalmente a un segundo referéndum, pero podría ser una opción en caso de no encontrar salida. También requeriría del consentimiento del Parlamento.

Otras posibilidades

El Reino Unido se va sin acuerdo. Técnicamente, esta es la opción por defecto, pero es considerada la más caótica. Hay una gran mayoría en el Parlamento contra el escenario de no acuerdo, pero los legisladores todavía están discutiendo con qué mecanismo parlamentario podrían usar para detenerlo. Si la primera ministra no logra consensuar una alternativa, Reino Unido abandonaría la UE sin ningún pacto con sus socios. Un brexit caótico costaría a Reino Unido un 8% del PIB, según el Fondo Monetario Internacional.

Revocar unilateralmente el Brexit. Reino Unido puede revocar unilateralmente el procedimiento de salida establecido en el artículo 50 del Tratado y quedarse en la UE en los términos actuales, siempre que lo haga antes del 29 de marzo, según ha dictaminado el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE). Eso daría tiempo para entablar “un nuevo proceso” de consulta nacional sobre las relaciones futuras con Bruselas o incluso para celebrar un segundo referéndum, según el ex primer ministro británico, John Major, que lo define como “el único camino sensato” .

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.