The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

El 'selfie' de la joven musulmana con un grupo de islamófobos que se ha hecho viral

La publicación ya supera los 84.000 retweets en Twitter y roza los 370.000 'me gusta' en Instagram

Foto: @ShaymaaDarling | RRSS

¿Cómo responderías si un grupo de manifestantes te insultara mientras vas por la calle? Puede parecer una situación descabellada pero eso es lo que le ocurrió a Shaymaa Ismaa’eel el pasado domingo. La joven musulmana de 24 años iba paseando por Washington D.C. cuando un grupo de manifestantes islamófobos comenzó a insultarla y decirle que iría al infierno. En lugar de enzarzarse en una pelea, Ismaa’eel decidió tomar la vía pacífica y hacerse unos selfies frente a ellos posando con el símbolo de la paz y la mejor de sus sonrisas. 

Las fotos, hechas el 21 de abril en la puerta de una convención islámica organizada por el Islamic Circle of North America, se han hecho virales. La publicación ya supera los 84.000 retuits en Twitter y roza los 370.000 'me gusta' en Instagram. 

 

 

"Quería que vieran la sonrisa en mi cara y como de feliz era de ser yo y de pasear siendo una mujer musulmana. Quería enseñarles que vamos a seguir siendo amables y sin complejos, y que vamos a seguir esparciendo amor para hacer frente al fanatismo", explica Ismaa’eel al medio inglés The Guardian.

La joven, que se encontraba en la capital estadounidense para asistir a la convención islámica, ya se había cruzado con los manifestantes un día antes de la foto. Sin embargo, en aquel primer encuentro no supo cómo responder y decidió ignorarlos.

"Seguí pensando en ellos durante los talleres. '¿Qué pasaría si tuviésemos un altavoz para que pudieran escuchar las cosas tan bonitas que estamos aprendiendo sobre nuestro querido profeta?', seguí pensando para mis adentros", confiesa a Buzzfeed.

"Se me iluminó la cara cuando volví a verlos, porque quería que vieran mi felicidad. Solo deseo que pudieran escuchar todo el amor que se esparcía dentro de la conferencia en vez de protestar fuera", añade.

 

La reacción de los manifestantes islamófobos ante la foto no fue otra que responder con más insultos. "Sonreí con tantas ganas en la foto que un hombre empezó a dirigir su discurso hacia mí. Cosas estúpidas como 'deberías cubrirte la cara'", relata.

Ismaa’eel y su grupo de amigos están acostumbrados a este tipo de situaciones. El acoso por llevar hijab es una constante en sus vidas, es más, no es la primera vez que la joven musulmana se hace fotos enfrente de un grupo de manifestantes islamófobos, aunque reconoce que tras los atentados de Nueva Zelanda la foto ha adquirido un nuevo significado. 

"Ahora tenemos menos complejos, ya no tenemos miedo", asegura. "Ahora, más que nunca, somos conscientes de nuestras dificultades y queremos defendernos", añade.

Durante la conferencia a la que atendió la joven, los participantes hablaron sobre los ataques de Christchurch, que acabaron con la vida de 50 musulmanes. El conferenciante narró cómo la primera de las víctimas del tiroteo saludó al asesino en la mezquita con un "hola, hermano" momentos antes de que le disparara.

"Sus últimas palabras fueron una muestra de amabilidad hacia alguien lleno de odio. Quiero que los jóvenes musulmanes sepan que podemos seguir amando nuestra religión sin importar quien la odie", sentencia.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.