El sexo no está en cuarentena, ¿o sí?: la tensión erótica pierde fuerza en el confinamiento en pareja
Foto: Mike Lloyd

Lifestyle

El sexo no está en cuarentena, ¿o sí?: la tensión erótica pierde fuerza en el confinamiento en pareja

Los datos revelan que el deseo ha aumentado casi el doble entre las personas que pasan el confinamiento sin pareja (56%) frente a las personas con pareja (29%)

por The Objective

Actualizado:

Son muchas las actividades que hemos dejado de hacer durante el confinamiento. Nuestros movimientos se han visto severamente limitados en las calles. Pero parece que no tanto en la cama.

Los datos revelan que el deseo ha aumentado casi el doble entre las personas que pasan el confinamiento sin pareja (56%) frente a las personas con pareja (29%), así lo revela una encuesta realizada por la marca online de juguetes eróticos Platanomelón, en la que han participado más de 8.000 usuarios. La sexóloga Monica Branni aporta luz en este resultado. “En el confinamiento pasa algo muy curioso en función de si la pareja está al alcance o no: para las parejas compartir el mismo espacio 24 horas al día puede ser fuente de conflictos, ya sea por el poco espacio personal, el estrés de la situación actual y por los roces del día a día.

Asimismo, puede haber una mayor tendencia a descuidar el erotismo en favor de otras actividades de ocio que puedan implicar menor esfuerzo: ver películas, jugar, chatear con amigos, etc.” explica Branni. Un hecho que no tiene por qué ser negativo: “cuando la pareja está disponible 24/7, la tensión erótica pierde fuerza pero se afianza la complicidad, un factor no menos importante en los encuentros eróticos”.

“Diametralmente opuesto es el caso de las parejas que están confinadas a distancia y aunque tienen el problema de la disponibilidad y accesibilidad, para muchas (más del 70%) justo esta limitación se ha convertido en una oportunidad para incentivar la libido y motivar a ambas personas a interactuar y planificar los encuentros futuros” explica Branni.

Y es que, para este último colectivo el hecho de poder salir de casa tan solo para ir al supermercado o pasear el perro no ha dificultado que casi el 70% haya continuado seduciendo a sus amantes, aunque de manera virtual y a la distancia. Así lo demuestra el crecimiento sustancial en un 68% de la práctica del sexting, un fenómeno al alza durante la pandemia que consiste en compartir fantasías y comunicar deseos sexuales a través de la tecnología.

El sexo no está en cuarentena, ¿o sí?: la tensión erótica pierde fuerza en el confinamiento en pareja 1

Imagen: Igor Starkov | Unsplash

En este sentido, Monica Branni considera que “la situación ha motivado a las personas a interactuar de otras formas, más abiertas y dejando atrás los tabús. Con el sexting muchos usuarios están descubriendo nuevas formas de experimentar el erotismo a través de la comunicación verbal y en remoto”, comenta la experta.

Estos días se han convertido en una gran ocasión para la introspección y, según esta encuesta, para la autoexploración también. El confinamiento obligatorio ha supuesto el desconfinamiento del cuerpo para muchos: el 47% de participantes que están pasando el confinamiento sin pareja confirma que se ha masturbado más de lo habitual. En estos casos, los participantes alegan que la práctica les ayuda a relajarse y gestionar el estrés (70%). “El deseo sexual y la masturbación se retroalimentan: cuanto más deseo tenemos, más probabilidades hay de que nos masturbemos y a la inversa, cuanto más nos masturbamos, más probabilidades existen de que tengamos más deseo”, aclara Branni.

¿Y qué les ocurre a las parejas?

Aunque en general el deseo no se ha visto incentivado por la situación, para el colectivo de afortunados que no han perdido el tiempo entre las sábanas y han aumentado sus relaciones (31%), el hecho de contar con más tiempo libre es para la mayoría (un 87%) la causa a la que atribuyen un mayor deseo sexual.

En cambio, la falta de deseo y la apatía son los dos principales motivos que señalan los encuestados que han reducido la cantidad de veces que mantienen relaciones.

Por otro lado, el #quedateencasa podría bien llamarse para muchos #quedateenlacama y está sirviendo a las parejas para llevar a cabo nuevas prácticas sexuales. Un 37% de los usuarios afirman haber aprovechado estos días para innovar en su vida sexual, a través de nuevas posturas y prácticas. Platanomelón ha lanzado distintos retos para dar ideas e innovar, tales como el bodypainting, nuevas posturas, masajes en zonas como el pecho o las orejas o el edging, técnica para controlar los orgasmos.

El sexo no está en cuarentena, ¿o sí?: la tensión erótica pierde fuerza en el confinamiento en pareja 3

Imagen: Toa Heftiba | Unsplash

¿Quién dijo miedo?

Finalmente, la encuesta revela que no existe temor entre los encuestados a volver a tener relaciones sexuales con nuevas parejas una vez finalice el confinamiento (71%). A pesar del distanciamiento social, los usuarios creen que cuando finalmente quede establecida la nueva normalidad retomarán con ilusión y sin miedo las relaciones.

Branni confirma que “el estrés nos lleva a necesitar más proximidad con otras personas”. Aunque es cierto que en el futuro tendremos que prestar especial atención a las medidas de prevención, “la motivación y las ganas pasan por delante del miedo”.

Y concluye que “en el imaginario colectivo el final de la cuarentena se está interpretando como un momento de liberación mediante el que podremos expresar nuevamente nuestras emociones, necesidades y afectos”. Así sea.