The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

En el feudo del PP catalán se votó en masa y sin incidentes

Foto: Borja Bauzá | The Objective

La definición gráfica de la expresión “como quien oye llover” la encarnaban este domingo por la mañana los Mossos d’Esquadra destacados en los colegios electorales de Badalona: de brazos cruzados, mirada ausente y a una distancia prudencial de las colas formadas en los centros de votación. Sólo reaccionaban cuando algún vecino se acercaba –paraguas en mano– a preguntar alguna indicación. Como, por ejemplo, si sabían de algún colegio cercano para ver si allí había menos cola (a primera hora de la mañana el Govern había decidido permitir votar en cualquier centro). “No sé, me parece que en la zona del hospital, por ahí arriba, hay uno”. ¿Abierto? “No tengo ni idea”.

Las informaciones que llegan desde todos los rincones de Cataluña demuestran que la pasividad de los Mossos en Badalona no ha sido un caso aislado. A primera hora de la mañana, en un colegio electoral del barrio barcelonés El Guinardó, varias unidades de la policía autonómica hacían acto de presencia con intención de clausurar el centro. Los agentes fueron recibidos por un cordón ciudadano que, pese a cerrarles el paso, les aplaudió al llegar, al deliberar y al marcharse sin haber tomado cartas en el asunto. Una actitud poco frecuente en un cuerpo policial acostumbrado a lidiar de otra manera con la resistencia pacífica. Caso 15-M, por ejemplo.

En Badalona las cosas se preveían tensas. La alcaldesa de esta ciudad de 220.000 habitantes, Dolors Sabater, del partido Guanyem Badalona en Comú, no ha dudado en asegurar repetidas veces que la localidad celebraría la consulta pese a la suspensión del Tribunal Constitucional. Su insistencia ha hecho que algunos vecinos dedicasen las primeras horas del día a observar la C-31, la carretera que une Badalona con Barcelona, esperando ver aparecer en cualquier momento furgonetas del Cuerpo Nacional de Policía o de la Guardia Civil. No ha sido el caso. También se temía crispación vecinal. Badalona es uno de los tres municipios catalanes en los que el PP se alzó con la victoria en los últimos comicios municipales (los otros son Castelldefels y Pontons). Aunque no consiguieron la mayoría absoluta –y por eso no gobiernan– los ‘populares’ se hicieron con más de 30.000 votos (el partido de Sabater, que quedó en segundo lugar, obtuvo 15.000 papeletas). Pero tampoco ha sido el caso; los vecinos se han ignorado.

En el feudo del PP catalán se votó en masa y sin incidentes 1

Foto: Colas bajo la lluvia para votar en la Escola Llevant. / Foto: Borja Bauzá | The Objective

La única nota discordante en un clima por lo demás sosegado tenía lugar frente al ayuntamiento. Y no estaba protagonizada por la derecha españolista ni nada que se le pareciese. “PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LA CRISIS”, rezaba –en castellano– una pancarta amarilla gigante desplegada delante del edificio municipal. Junto a ella, varias personas celebraban un referéndum. La pregunta tenía que ver con los desahucios: ¿a favor o en contra? Llevaban 600 votos registrados cuidadosamente en un cuaderno. “Este es el verdadero problema de este país”, exclamaba una activista.

El sabor a victoria llegó a Badalona hacia las dos de la tarde. A esa hora, frente a la céntrica biblioteca Can Casacuberta, uno de los 34 centros electorales abiertos en la ciudad, una mujer de mediana edad que acababa de votar comentaba con sus amigos que gracias a la celebración de la consulta, y sobre todo gracias a los incidentes registrados en varios colegios barceloneses, los líderes europeos se verían obligados a llamarse entre sí. “Tendrán que hablar entre ellos y reconocer que uno de los países comunitarios tiene serios problemas”, comentaba sin ocultar su alegría.

En el feudo del PP catalán se votó en masa y sin incidentes 4

Un grafiti en contra del Tribunal Constitucional en Badalona. / Foto: Borja Bauzá | The Objective

Muchos piensan que ése era precisamente el objetivo del Govern este domingo: atraer la atención del público internacional y también, a poder ser, su solidaridad. Ya lo enunció hace dos años Jordi Graupera, un intelectual independentista afincado en Estados Unidos, durante una conferencia: “El problema de Cataluña es no ser un problema”.

En el feudo del PP catalán se votó en masa y sin incidentes 3

En los portales de Badalona se indicaba a los vecinos dónde ir a votar. / Foto: Borja Bauzá | The Objective

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.