Escritores que afrontaron su identidad sexual y de género mediante la literatura

Cultura

Escritores que afrontaron su identidad sexual y de género mediante la literatura

En el Día Internacional contra la homofobia y la transfobia recordamos a los escritores que lidiaron tanto íntima como públicamente contra las etiquetas.

por Romhy Cubas

La exclusión hacia comportamientos y naturalezas arraigadas negativamente en la sociedad existe desde antes de que Homero insinuara que entre Aquiles y Patroclo había algo más que una vigorosa relación entre héroes. Mujeres, homosexuales, transexuales, transgénero, bisexuales, decenas de marcas que han sido utilizadas en algún momento de la historia para etiquetar a unas minorías que nunca han sido tal. Las fobias hacia estas existen desde que se escribieron los pasajes del Levítico en el Antiguo Testamento,  y a pesar del activismo y los pasos de gigantes dados con los siglos, en el presente términos como los de transfobia y homofobia aun tienen cabida en la cotidianidad de múltiples países y escenarios habituales.

En la literatura fichar a voces como García Lorca, Walt Whitman o Virginia Woolf por algo más que el legado ensayístico que han dejado es poco más que insignificante, sin embargo, hay una experiencia común que encierran sus amores y desamores y que sirve para entender el cuerpo completo de sus plumas.  Aunque su talento es inseparable de su persona, y su persona refiere su identidad sexual mas no depende de esta, el paraguas de relatos y vidas protegidas bajo sus sombras reconoce un estigma que no ha desaparecido.

En el Día Internacional contra la homofobia y la transfobia recordamos a voces literarias que lidiaron tanto íntima como públicamente con la insinuación de una etiqueta sexual que no les impidió escribir sus reflexiones para la posteridad, y con ella el entendimiento de que en la diversidad se explayan los colores de invaluables herencias generacionales sin importar el género.

        

Escritores que afrontaron su identidad sexual y de género mediante la literatura 1

«Tal vez un hogar no es un lugar sino una condición irrevocable». | Foto vía: Electric Literature

James Baldwin

James Baldwin es uno de esos profetas de la literatura que tuvieron que concebir su tránsito en la sociedad por doble partida. La obra de Baldwin es punzante y autobiográfica, y  el racismo y la sexualidad son dos anclas que le dan soporte a su trabajo con una bibliografía crítica contra las fobias y discriminaciones hacia distintas identidades colectivas. Nacido en New York en una época durante la cual todavía existían bares y restaurantes que se negaban a servir a personas de color, Baldwin lidió públicamente con su homosexualidad en una sociedad que lo etiquetó no solo de homosexual sino de negro.

No soy tu negro y El cuarto de Giovanni son apenas un par de decenas de ensayos y obras que Baldwin escribió para asimilar esta lucha por los derechos civiles que dómino su vida y lo afligió en primera persona, mas no le impidió generar un compendio de ensayos totalmente vigentes para entender la discriminación desde los efectos del oprimido.   

Escritores que afrontaron su identidad sexual y de género mediante la literatura 2

«Resiste mucho, obedece poco». | Foto vía The Poetry Foundation.

Walt Whitman 

La poesía americana moderna le debe un tramo gigante de su inspiración y bibliografía a Walt Whitman. Más allá del análisis y las tendencias filosóficas que pueda tener su obra, el canon que lo identifica como el poeta del verso libre se aferra abiertamente a su sexualidad. La controversia de su obra, especialmente el poemario Hojas de Hierba, en aquel entonces simbolizó una libertad sexual demasiado autónoma para la década. Aunque su homosexualidad o bisexualidad es más inferida que confirmada, y sus biógrafos continúan debatiendo la ‘consumación” de esta, es un hecho que el lirismo y la estética homo-erótica de Whitman fueron censuradas por el mismo en las primeras ediciones de sus poemarios.

Pero de esta censura Whitman vale hoy por doble, y se muestra como uno de los ejemplos más claros de que la rítmica del verso libre no solo es estética sino romántica,  franca y temeraria ante las detracciones de espacios temporales.

Escritores que afrontaron su identidad sexual y de género mediante la literatura 3

«Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo». | Foto vía Wikiquote.

Oscar Wilde 

El poeta y novelista irlandés siempre fue algo más que cándido con sus preferencias sexuales, un proceder que lo condujo a la cárcel por sodomía e indecencia.  En la época victoriana Wilde llevaba un estilo de vida licencioso y prefería abiertamente a los “chicos jóvenes”; es tal vez uno de los pocos intelectuales de renombre de la época que no se molestaban en ocultar sus gustos y extravagancias pasionales.

Wilde escribió obras universales como El retrato de Dorian Gray, La importancia de llamarse Ernesto y El fantasma de Canterville y su legado se puede analizar desde decenas de ramas y tendencias, siendo su homosexualidad tal vez la menos relevante, ya que su obra a diferencia de la de Whitman no hace tanto énfasis en la sexualidad aunque si recurre a la identidad de género para entender una conciencia general; sin embargo, la sentencia que se le atribuye por sodomía marcó un antes y un después en su vida personal, un obvio declive interactivo y social que lo exilió de su cotidianidad.  Wilde murió en París alcoholizado y poco más que en la indigencia.

Escritores que afrontaron su identidad sexual y de género mediante la literatura 4

«La soledad es la gran talladora del espíritu». | Foto vía Negratinta.

Federico García Lorca

El romancero de García Lorca se compone de amores y desamores implícitos que expresaron lo que en la esfera pública de España era impensable comunicar. Sus experiencias  develan una crítica fobia social que contagió hasta sus más íntimos pensamientos. Por un lado Lorca siempre se quiso discreto y en la sombra, por otro el mismo admite haber sido víctima de la homofobia que le hacía compensar sus amores en papel en vez de en público. Es precisamente esta dicotomía la que cultivó Lorca con una increíble obra poética y continental de experiencias que continúan siendo leídas hoy en día.

De su asesinato, fusilamiento que ocurrió el 18 de agosto de 1936,  se especulan no solo razones políticas sino de carácter homofóbicas.

Escritores que afrontaron su identidad sexual y de género mediante la literatura 5

«“Ninguna tentación puede ser medida jamás por el valor de su objeto.” | Foto vía fromthebygone.

Sidonie Gabrielle Colette 

Colette fue una novelista y periodista francesa con una vida amorosa movida e inusualmente desprendida para la época, su caso es el de una libertad sexual infrecuente que alzaba rumores y escandalizaba a las matronas tradicionales. Lo que reflejan sus novelas es precisamente un leitmotiv que reivindica la carne sobre el espíritu y la liberación moral de la mujer. Colette es autora de títulos como Chéri , La vagabunda y la serie de Claudina; sus novelas reflejan todo lo que públicamente se atrevió a expresar: una libertad que independientemente de sus relaciones con mujeres y hombres reafirmaba su identidad como ser humano.    

Escritores que afrontaron su identidad sexual y de género mediante la literatura 6

«Si no puedes decir algo bueno de otra persona, ven a sentarte junto a mí.» | Foto vía Biography.com

Gertrude Stein 

Stein es autora de una de las primeras obras homosexuales, «Q.E.D» escrita en 1903 y finalmente publicada en 1950. La historia inspirada en un triángulo amoroso que tuvo durante su estadía en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore es el preámbulo de ensayos que utilizaron repetida y públicamente la palabra gay por primera vez.​ Sus obras recaen en un juego de palabras y significantes de identidad sexual que ella misma revive como mujer intelectual y feminista, su bibliografía es también una interpretación explícita de la sexualidad abierta de una mujer en el siglo XX.

Tres Vidas, Picasso, Botones Blancos e incluso una autobiografía que relata las experiencias de su compañera sentimental Alice B Toklas y Stein, enuncian su influencia sobre nombres como los de Ernest Hemingway y Scott Fitzgerald, y su literatura recuerda que los libros siempre tienen espacio para confesar la esencia individual.

Su compañera de vida, Alice B. Toklas, es descrita por esta como una ‘presencia dorada quemada por el sol de la Toscana’.

Escritores que afrontaron su identidad sexual y de género mediante la literatura 7

«El género es la poesía que cada uno de nosotros crea con el lenguaje que nos enseñan». | Autorretrato de Feinberg en el West Village, NYC, en 2011.

Leslie Feinberg

Autora y escritora transgénero, Feinberg es una de esas voces singulares que no se repiten con la frecuencia suficiente. En su página web personal se define como “anti-racista, blanca, de clase trabajadora, judía, transgénero, lesbiana, mujer, revolucionaria y comunista». Su libro Stone Butch Blues es una novela contemporánea clave para la comunidad LGBT  y reflexiona sobre las dificultades de la vida lésbica y transgénero en la segunda mitad del siglo XX.  Su activismo en el ámbito de los estudios de género es ampliamente reconocido y su muerte en el 2014 se debió entre otras complicaciones a que padecía de la enfermedad crónica de Lyme.

Escritores que afrontaron su identidad sexual y de género mediante la literatura 8

«No hay jerarquías en la opresión.» | Foto vía YouTube.

Audre Lorde

Lorde fue una feminista radical, abiertamente lesbiana y activista de los derechos humanos. Sus ensayos y poemas contienen un símil distante a los de James Baldwin, y  en su prosa revisa en explícito la identidad femenina negra y la transposición entre raza y orientación sexual. Lorde se reafirmó públicamente como homosexual y por ello sufrió discriminación de parte de gremios y asociaciones de escritores como la de Harlemn Writers Guild.

Se describía a sí misma como ‘negra, lesbiana, madre, poeta y guerrera’ y dedicó la mayor parte de su vida a confrontar las discriminaciones sexuales, raciales y de identidad. De su obra Sister Outsider, El unicornio negro y El uso de lo erótico son algunos títulos básicos para comenzar a adentrarse en su pensamiento.

En el ámbito de la literatura hay autores que atienden claramente al término LGBT y se identifican con este, sin embargo, antes del siglo XIX esta identidad simplemente no tenía cabida ni término, por ende las personas eran simplemente criticadas como individuos desviados que no seguían los patrones de identidad creídos mayoritarios en una sociedad. Y aunque etiquetar a una persona en base a su orientación sexual raya en la irrelevancia estos escritores -junto a decenas más-  han demostrado que las experiencias derivadas de estas etiquetas pueden marcar el camino hacia un arte capaz de construir  montañas.