¿Está dispuesta la UE a sacrificar sus intereses económicos con Venezuela para sancionarla?
Foto: SERGIO PEREZ| Reuters

Política y conflictos

¿Está dispuesta la UE a sacrificar sus intereses económicos con Venezuela para sancionarla?

¿Está dispuesta la UE a sacrificar sus intereses económicos con Venezuela para sancionarla?

por Lidia Ramírez

Los últimos acontecimientos en Venezuela, la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente ilegal y la posterior manipulación de los resultados, ha provocado que la Comunidad Internacional comience a tomar medidas contra un gobierno que se resiste a seguir en el poder a pesar de que cuenta con el rechazo del 80% de la población, según los resultados de varias encuestas como Venebarómetro, Delphos o Datanálisis.

Si Estados Unidos ya ha sido el primer país en mover ficha y en aplicar sanciones contra Nicolás Maduro, ahora todas las miradas apuntan a la Unión Europea, que ya contempla un abanico de acciones. Según el politólogo venezolano consultado por este periódico, Luis Salamanca, «la Unión Europea está midiendo bien qué medidas aplicar, lo lógico sería que fuesen de menos a más», apunta. «En una primera acción éstas serían personales», contra funcionarios e hijos de la alta dirigencia chavista, en la línea de lo que está haciendo Estados Unidos, para luego, pasar a sanciones que sí afectarían a la nación, por ejemplo, de tipo comercial.

¿Está dispuesta la UE a sacrificar sus intereses económicos con Venezuela para sancionarla? 3

Pancarta contra la Asamblea Nacional Constituyente en una calle de Caracas. | Foto: Ueslei Marcelino/Reuters

En cifras, la relación comercial bilateral entre Venezuela y la UE se sitió en 2015 –últimos datos publicados –en 5.225 millones de euros anuales, con exportaciones a Venezuela por 3.015 millones e importaciones por 2.209 millones, informa la Delegación de la Unión Europea en Venezuela en su web. La Unión Europea es el tercer socio comercial de Venezuela tras Estados Unidos y China, exportando fundamentalmente maquinarias y equipos, productos químicos, y productos manufacturados; más de 2.000 empresas europeas han hecho inversiones en el país sudamericano con visión de largo plazo.

Llegados a este punto, cabe preguntarse: ¿Está dispuesta la UE a sacrificar sus intereses económicos con Venezuela para sancionarla? Según Manuel Hidalgo, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, «lo importante es que los distintos gobiernos sepan con qué tipo de dirigentes están tratando y a partir de ahí aplicar medidas selectivas que puedan ser eficaces». Y agrega, «obviamente, en algunos casos puede afectar a la población, pero hay que tener en cuenta que el gobierno prefiere pagar deuda (en vez de reestructurar) que utilizar más dólares para importar bienes de primera necesidad».

 

Venezuela, desolada

En un país en el que el 90% de los productos básicos no se consiguen, el salario mínimo es el más bajo de los últimos 20 años (40.638 bolívares, unos 60 dólares, según la tasa oficial de cambio más alta), y la pobreza ha sufrido un aumento del 81%, según datos proporcionados en el mes de mayo a The Objective por el economista venezolano José Manuel Puente (el Gobierno lleva unos 20 meses sin publicar nada); una posible sanción de tipo económico o comercial al país «tiene a los venezolanos desolados», apunta el politólogo Luis Salamanca, quien agrega que las únicas vías para haber podido parar la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente hubiesen sido una declaración institucional de los militares o que la oposición hubiese participado en la Asamblea. «Ese terreno nunca se tenía que haber dejado sólo, aunque fuese sucio, ahora hay que esperar lo peor».

¿Está dispuesta la UE a sacrificar sus intereses económicos con Venezuela para sancionarla? 1

Dibujo en una vía de Caracas tras la elección de la Asamblea Constituyente. | Foto: Christian Veron / Reuters

Y es que según apunta el politólogo, la situación «es muy delicada y frágil desde el punto de vista económico y social. Una sanción económica sobre la nación va a provocar un efecto social muy fuerte», y hace alusión al petróleo, principal fuente de ingresos del país, a pesar de que enfrenta los niveles más bajos en el precio del petróleo de los últimos 15 años, 44 dólares el barril, según datos dados a conocer por el Ministerio de Petróleo y Minería. «Un recorte en este sentido imposibilitaría al Gobierno comprar productos fuera de Venezuela, algo que supondría un grave problema ya que producimos muy pocos productos internos».

 

Venezuela y el petróleo

Venezuela produce cerca de 2.2 millones de barriles de petróleo diarios, lo que representa aproximadamente el 2% del mercado mundial de combustible. Las ventas a China e India representan el 60% de las exportaciones totales, cifradas actualmente en unos 2,4 millones de barriles diarios. En segundo lugar, como compradores de petróleo venezolano se hallan India y Estados Unidos, con el 20% en ambos casos, este último recibe 750.000 barriles al día, sólo por detrás de Canadá (3.2 mb/d) y Arabia Saudí (1.1 mb/d). El 20% restante va destinado a América Central, Caribe, Cuba y parte de Europa. Estos son datos publicados por el diario Deutsche Welle según cálculos propios.

¿Está dispuesta la UE a sacrificar sus intereses económicos con Venezuela para sancionarla? 2

Producción de la petrolera estatal PDVSA. | Imagen: Reuters

En este sentido, el miedo de posibles represalias de la comunidad internacional es latente. Sin embargo, para el profesor de la Carlos III, Manuel Hidalgo, «en la comunidad internacional hay actores con intereses y actitudes muy diferentes»; y detalla que «algunos son más frontales, como Estados Unidos y Colombia, países que están recibiendo muchos ciudadanos venezolanos que escapan del desastre. Por otro lado, estarían regiones como Cuba, Bolivia, Ecuador y Rusia que apoyan al régimen actual, y por otro lado regiones como China que son más pragmáticos, lo que quieren es que les paguen».

Por otra parte, estarían las acciones de las organizaciones internacionales que, por su modo de operar, «son complejas en dar respuesta y, en ocasiones, la situación de algunos países y el cabildeo son fundamentales«, apunta Hidalgo. Es el caso, por ejemplo, de la OEA, «organización en la que los votos de pequeños países del Caribe han sido ganados a la causa chavista a cambio de determinadas prebendas», asegura el catedrático.

Sin embargo, y a pesar de todo, el politólogo Luis Salamanca se muestra reticente sobre si estas medidas pudiesen provocar algún efecto en el Gobierno, ya que apunta, «las sanciones por sí solas, sobre todo a países autoritarios, no suelen ser muy eficaces». Ejemplos claros de ello son Cuba, Corea del Norte y Siria.