The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Esto es lo que quiere hacer con Cultura cada partido (aunque no aparezca en los debates)

Las medidas principales de PP, PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos y Vox para Cultura, explicadas por las propias formaciones

Apareció más veces la palabra Otegi que la palabra Cultura. Ninguno de los líderes políticos se dedicó a la materia, ni en el debate de la pública ni en el debate de la privada, apenas tuvo unos segundos de protagonismo en la antesala del minuto de oro –aprovechando la efeméride del Día del Libro, aunque sin concretar medida alguna–. Pedro Sánchez, eso sí, mencionó el Estatuto del Artista, solo que en un lapsus lingue lo citó como Estatuto del Creador.

Si bien la Cultura no tuvo protagonismo en los debates de televisión de la campaña electoral, sí aparece en los programas políticosEl PSOE es el más específico al respecto, con 10 de las 300 páginas de su programa centradas en la cartera. Vox es el más breve y sus ideas se conocen, sobre todo, a través de sus declaraciones en mítines.

Así, tratamos de explicar la idea de Ministerio de Cultura que tienen las cinco formaciones nacionales que aspiran a gobernar en España y sus planes para una cartera que en los Presupuestos de 2017 tuvo una dotación de 807 millones de euros, equivalentes al 0,2% del PIB nacional. Una cifra que, de todos modos, no corresponde con una actividad económica que, según la Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual (Adepi), representa el 4% del PIB.

 

Esto es lo que quiere hacer con Cultura cada partido (aunque no aparezca en los debates) 4

Pablo Casado, candidato del Partido Popular. | Foto: Jorge Guerrero | AFP

Partido Popular

El programa del partido de Pablo Casado –101 páginas– incluye a Cultura dentro del séptimo bloque, llamado ‘Más oportunidades para las personas‘ y que integra también Movilidad, Infraestructuras, Vivienda y Urbanismo. Un total de 14 puntos –que no han accedido a profundizar a petición de este diario– donde defienden la cultura como “factor de desarrollo y bienestar”.

  • Ley de Mecenazgo. La aparición de este tema se debe a las reclamaciones del sector, que solicitan fundamentalmente ventajas fiscales para quienes inviertan en materias culturales –véase museos, cine, patrimonio, etcétera–. El PP aspira a concederlas y añade una voluntad de “reconocer” el papel del mecenas.
  • Plan de Fomento de Lectura. Ante los penosos resultados obtenidos con los últimos planes de lectura, el PP propone un nuevo programa en colaboración con las editoriales para cambiar la dinámica actual, sin más detalles. En España, según el Barómetro de Hábitos de Lectura de 2018, el 38,2% de los ciudadanos no lee libros. Los lectores frecuentes rondan el 49% de la población, cuando la media europea está en el 68%.
  • Estatuto del Artista. Aparece poco desarrollado en la formación conservadora, que se limita a prometer su cumplimiento en la colaboración del sector cultural, como acordó con el resto de formaciones. Un acuerdo que también puede llegar para la protección de la propiedad intelectual, para la que propone una Fiscalía especializada.
  • Archivo de Salamanca. En clara alusión al conflicto que surgió en los años de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cuando el entonces presidente socialista aceptó devolver a Cataluña documentos –en gran medida relativos a la Guerra Civil– almacenados en el centro salmantino. Ante los temores de que se entreguen más documentos a la Generalitat, muchos de ellos expoliados durante el franquismo, el PP propone un “blindaje” y una estrategia de recuperación de aquellos que están siendo “retenidos ilegítimamente o ilegalmente”.
  • Plan Nacional de Tauromaquia. Se compromete a realizar un esfuerzo por difundir el “arte taurino”, extender su “conocimiento” y potenciar actividades centradas en “esta importante tradición”.

 

Esto es lo que quiere hacer con Cultura cada partido (aunque no aparezca en los debates) 2

Pedro Sánchez, candidato del PSOE. | Foto: Pau Barrena | AFP

Partido Socialista

El programa del partido que lidera Pedro Sánchez es el más detallado, amplio y preciso de las cinco formaciones. Reconoce la cultura como “una política de Estado” y resalta el desafío y la oportunidad que suponen la transformación tecnológica y la globalización. Desde el PSOE se desliza, a preguntas de The Objective, que se mantendrá la estructura actual, donde comparte ministerio con Deporte. Asimismo, el programa define que habrá un aumento “progresivo” de su presupuesto, tal como se reflejaba en los presupuestos que tumbó el Congreso en febrero.

¿De cuánto dinero hablamos? No hay cifra ni porcentaje todavía, pero fuentes del partido comentan que se plasmaría desde el primer año. También insisten en que es necesaria una mejor colaboración entre autonomías y Estado central para sacar un mayor rendimiento a los recursos disponibles. Unos recursos que, de hecho, el PSOE confía en incrementar a través de algunas de sus propuestas.

  • Ley de Mecenazgo. El programa sugiere la implantación de medidas “fiscales y no fiscales” para “facilitar la participación de la sociedad civil en la financiación de la cultura y el reconocimiento a los grandes y pequeños mecenas”. El PSOE propone, en palabras a The Objective, “un sistema de desgravaciones atractivo” y una regulación para quienes quieran apoyar proyectos e instituciones culturales, incluyendo al sector del videojuego. Una medida que no beneficia únicamente a las grandes riquezas, sino que se abre a quienes participen en microdonaciones y acciones de crowdfunding para proyectos musicales, literarios, etcétera.
  • Estatuto del Artista. La clave, propugnan en Ferraz, es desarrollarlo “manteniendo la senda del acuerdo político”, abogar por una protección más intensiva de sus derechos laborales, proporcionar a los artistas beneficios fiscales y modificar la Ley de incompatibilidad de los empleados públicos para “favorecer la creación e interpretación artística”, entre otras cuestiones.
  • Recaudación de Lotería Nacional. El PSOE, al considerar que la creación de cine está “infrafinanciada”, se compromete a aumentar esta partida y baraja fórmulas concretas. En el documento no ocupa más de dos líneas, pero desde el partido pormenorizan que el proyecto consiste en establecer porcentajes en sorteos ya existentes de la Lotería Nacional y en crear nuevos sorteos vinculados directamente con el cine –estudian hacerlo aprovechando el tirón de festivales como el de Málaga o premios como los Goya–. Esta partida se destinaría exclusivamente a la creación y no a infraestructuras.
  • Programa Cultura Joven. En colaboración con el Instituto de Juventud –dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social–, pretende crear mecanismos de apoyo a nuevos creadores. “Percibimos que hay un tope invisible y consideramos que hay que ir rompiendo esa barrera”, comentan. El programa se centra en los creadores y ofrece ayudas en forma de becas-salario, bolsas de viajes –para presentar los trabajos artísticos en ferias y certámenes internacionales, principalmente– y divulgación. Asimismo, añaden que se plantean otras medidas, como la creación de un fondo de capital riesgo a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para financiar proyectos artísticos.
  • Fomento de la lectura. Ante las nefastas cifras de lectura en España, el PSOE potenciaría la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura con la colaboración con el sector editorial y los autores y dando apoyo a la traducción. De hecho, plantea la creación de una Casa de la Traducción que ayude a difundir las obras en castellano fuera de las zonas hispanohablantes, las extranjeras en España y traducir al castellano las obras escritas en el resto de lenguas del Estado.

 

Esto es lo que quiere hacer con Cultura cada partido (aunque no aparezca en los debates) 5

Pablo Iglesias, candidato de Unidas Podemos. | Foto: Lluis Gené | AFP

Unidas Podemos

La candidatura de Pablo Iglesias lanza en su programa – de 264 apartados y 105 páginas– ocho propuestas –estas, dentro de sí, tienen ramificaciones– para Cultura. Entre ellas no se encuentra la Ley de Mecenazgo, un elemento que les diferencia del resto de formaciones.

¿Qué idea de Ministerio de Cultura tiene si llega al Gobierno? “Un Ministerio de Cultura”, explica Sofía Castañón, candidata de Unidas Podemos por Asturias, a The Objective. “No como lo que tuvimos con Méndez de Vigo, con Educación, Cultura y lo que haga falta”, añade, en alusión al último ministro de Cultura del PP. Y aun sin tener un diseño completamente definido, comprenden que debe ir más dirigido más hacia el arte que hacia el espectáculo. En ese punto, queda más en el aire el encaje del Deporte. Castañón remarca que la cultura es fundamental en su idea de país, una prioridad, y que hay que garantizar su acceso a todos los públicos. “Y el público no nace de la nada”, continúa, “nace de la formación que pueda tener para comprender las distintas expresiones culturales”. Además, considera que la última partida que tomamos como referencia es “insuficiente” y que hay que optimizar los recursos disponibles.

  • Estatuto del Artista. Podemos reconoce el nivel de precariedad que habita en el sector cultural y apuesta por la protección de sus trabajadores, garantizando “prestaciones tan básicas como la jubilación”. Hay que tener en cuenta que es un ámbito con un alto número de autónomos y, como añade la formación morada, “falsos autónomos”. Dentro de este estatuto se atienden igualmente protecciones por desempleo y el reconocimiento de enfermedades profesionales, entre otras cuestiones.
  • Derechos de autor. Podemos refleja en su programa que pretende devolver al Poder Judicial las competencias sobre las páginas web que infrinjan la propiedad intelectual y asume que hay que revisar lo que comprendemos como vulneración de la misma desde la perspectiva de internet. Entre sus medidas más destacadas está la derogación del artículo 71 de la Ley de Propiedad Intelectual, que “obliga a los autoras y las autoras musicales a ceder el 50% de sus derechos a perpetuidad al editor musical”. También defiende la revisión de organismos como la SGAE y la ampliación del reconocimiento como autores a periodistas, directores de escena y diseñadores escénicos y audiovisuales.
  • Cuota fija de pantalla. La candidata por Asturias explica que su formación apuesta por las pymes, “también en el cine”. “No siempre son megaproducciones, muchas veces son pequeños proyectos y tiene mucho más sentido que accedan a ayudas públicas”, dice. En este sentido, estudian la fijación de una cuota de pantalla en las salas españolas –esto significa marcar un porcentaje mínimo de películas nacionales en los cines– para que “esas obras lleguen”, ya que “con financiar las películas no está el trabajo hecho, lo más importante es difundir nuestro cine”. Asimismo, trabajarán para que la cuota de mujeres y hombres en el sector sea más igualitaria.
  • Red de centros culturales. El programa describe una propuesta por colaborar con autonomías y ayuntamientos en la divulgación y creación cultural dentro de espacios públicos, aprovechando la red de bibliotecas y centros cívicos. Castañón explica que se inspiran en centros municipales integrados como el de Gijón. Podemos quiere que se garanticen espacios en los barrios para ver cine, leer, debatir, y que en cualquier caso cada uno de ellos gozaría de “cierta de autonomía” porque “no se puede pensar desde el Estado la programación” y porque “no es lo mismo un centro que esté en Parla que uno que esté en Jarandilla de la Vera”. Esta labor dependería de gestores culturales.
  • Apoyo al sector de los videojuegos. “Hay que abordarlo tanto desde una apuesta que comprenda su dimensión industrial y que no pierda de vista su dimensión cultural como nueva forma narrativa”, explica Castañón, que aboga por darle carácter curricular al videojuego y por inculcar su estudio y conocimiento a nivel social. Dice, por ejemplo, que pocos se acuerdan de La pulga, un juego diseñado en España que en los 80 fue referencia. Habla de una cultura del videojuego que debe ir alimentándose y apoyando, también, mediante espacios de networking. Por supuesto, dentro de sus medidas existe un compromiso de combatir el empleo deteriorado, perfeccionar el seguimiento de las empresas que reciben ayudas y potenciar tanto el talento “desaprovechado” que hay en el país como proteger al empleado “sobreexplotado” tan presente en el sector.

 

Esto es lo que quiere hacer con Cultura cada partido (aunque no aparezca en los debates) 3

Albert Rivera, candidato de Ciudadanos. | Foto: Lluis Gené | AFP

Ciudadanos

La candidatura que preside Albert Rivera apunta en nueve ambiguos puntos su proyecto en materia cultural, que ha resumido en su programa –compuesto de 14 bloques y 175 puntos– bajo el título ‘Cuidar nuestra cultura y proteger a nuestro creadores’ y donde el cine brota como una apuesta fundamental.

A preguntas de The Objective desarrolla algunos de ellos, agregando que consideran la cultura “un pilar fundamental para seguir defendiendo el liderazgo de España en el mundo”. Tanto es así que, entre sus medidas, se encuentra un programa de adquisición de obras y promoción de autores contemporáneos. Cuentan fuentes del partido a este periódico que van a “reforzar la apuesta por la Cultura” y que “ese refuerzo se va a traducir en el presupuesto”. Con todo, matizan que no se trata solo de gastar más, sino de “gastar mejor”, proponiendo iniciativas que “verdaderamente redunden en un fomento de nuestra cultura”.

  • Ley de Mecenazgo. Ciudadanos propone incentivos fiscales, flexibilidad en las donaciones y medidas de reconocimiento no fiscales. Sin embargo, no describe qué tipo de incentivos, cómo se flexibilizarán las donaciones y qué clase de reconocimiento habrá.
  • Lucha contra la piratería. La protección de la propiedad intelectual es una de las prioridades para la formación, el punto más desarrollado de los nueve. La formación naranja se compromete a crear un organismo rector de las políticas de propiedad intelectual, integrado en el ministerio, y a aumentar los recursos para perseguir los delitos de infracción.
  • Incentivos fiscales. Sin entrar en mayores precisiones, Ciudadanos ofrece una equiparación “a los entornos más competitivos de la Unión Europea” a través de ventajas fiscales para la inversión tanto en la formación como en la producción de videojuegos y películas. De hecho, uno de los desafíos que confiesan consiste en atraer a empresas y productores extranjeros.
  • Fomento de la lectura. Uno de los puntos más interesantes es el Bono Cultural de 100 euros que proponen para “cada español” que cumpla 18 años con el fin de “crear una ciudadanía comprometida con la literatura”. Asimismo, prometen rebajar el IVA de la prensa digital y los e-books al mismo que los libros en papel, el 4%. “El acceso a la cultura y la lectura es un bien en sí mismo y como tal debe promoverse, con independencia del medio o del formato”, dicen. Asimismo, apuestan por la creación de clubes de lectura y el incremento de las ayudas a las traducciones de autores españoles a otras lenguas.
  • Lucha contra la leyenda negra. Ciudadanos aspira a mejorar el conocimiento del papel de España “a través de los siglos” mediante el Plan de Apoyo a la Difusión de la Historia de España y hace alusión a la leyenda negra. “Para nosotros”, argumentan fuentes de la formación a este periódico, “es muy importante que, en un momento en el que el separatismo y sus aliados están volcados en la propaganda contra España, combatir con hecho, datos y rigor científico las mentiras de la leyenda negra, esa que se empeña en relatar la historia de España con tópicos para trasladas una imagen negativa de nuestro país”.

 

Esto es lo que quiere hacer con Cultura cada partido (aunque no aparezca en los debates) 1

Santiago Abascal, candidato de Vox. | Foto: AFP

Vox

Es el programa más breve, estirado en 100 puntos de los cuales únicamente dos hacen mención a la Cultura. La hemeroteca reúne algunos de los planes de la candidatura que lidera Santiago Abascal para la materia, entre ellos la supresión como tal del Ministerio de Cultura. “Creo que sobra”, le dijo el candidato a la Presidencia del Gobierno a Fernando Sánchez Dragó en España vertebrada. El partido verde, en cualquier caso, no ha respondido a la oportunidad ofrecida por The Objective para explicar sus propuestas de cara a las elecciones generales.

  • Ley de Mecenazgo. Vox propone la creación de un sistema de deducciones fiscales. Eso sí, para proyectos de restauración y conservación patrimonial. Para la creación, establecen la condición de que reivindiquen manifestaciones folclóricas y tradicionales “dentro de la óptica de la Hispanidad”. Lo que Abascal ha definido en alguna ocasión como cultura patriótica, extensible tanto al cine como a otras disciplinas artísticas.
  •  Protección de la tauromaquia. Vox propone una ley para proteger la tradición taurina “como parte del patrimonio cultural español”. No hay datos sobre cómo asegurarían esta protección, cómo fomentarían la difusión de la fiesta o si considerarían incrementar su dotación presupuestaria.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.