Cultura

Eva Isanta: «Yo creo que se puede hacer comedia con todo»

La actriz se pone en la piel de Sondra en 'Trigo Sucio', una obra de David Mamet que llega a Madrid con una versión de Bernabé Rico y que pone el foco en el caso de Harvey Weinstein desde el humor

por María Hernández Solana

Muchos la conocerán por sus papeles en dos grandes series televisivas españolas, Aquí no hay quien viva y La que se avecina, pero Eva Isanta siempre se ha dejado ver en los escenarios de teatros de toda España mientras su cara seguía apareciendo en nuestras televisiones casi a diario.

Ahora, la actriz se pone en la piel de Sondra en Trigo Sucio, una obra de David Mamet que llega a Madrid con una versión de Bernabé Rico y que pone el foco en el caso de Harvey Weinstein desde el humor.

Con Nancho Novo, Candela Serrat y Fernando Ramallo como compañeros de escenario, Eva Isanta interpreta el papel de «la secretaria personal de un productor cinematográfico perverso y malévolo que comete continuos abusos de poder, incluso llegando al abuso sexual», cuenta a The Objective pocas horas antes del estreno en el teatro Reina Victoria de Madrid. «Es una mujer que se define porque es fría, aparentemente, después tiene por supuesto su fisura, y es muy impecable, o sea, mantiene todo el orden exterior del personaje que interpreta Nancho Novo, Barney Fine, precisamente para no ver su caos interior».

Precisamente esta complejidad es la que hace que la obra sea una gran motivación: «Llevo combinando el teatro con televisión desde que mi vida personal me lo ha permitido, siempre hago teatro, siempre vuelvo, lo que pasa es que cada nueva función que interpreto es un reto y esta, precisamente por ser un personaje muy diferente a lo que mi público suele estar acostumbrado a verme, me apetece muchísimo más, me motiva muchísimo más».

Darle vida a Sondra, un personaje que ayuda a cometer una cantidad innumerable de actos despreciables, debe ser bastante complicado, pero Eva Isanta asegura que le gusta mucho: «Creo que para mí como actriz es un reto, porque aunque sea una comedia, el espectador está más acostumbrado a verme en otro tipo de personajes y este tiene una mentalidad un poquito más poliédrica, es un poquito más compleja». Además, «es muy divertido meterme en la piel de Sondra, la entiendo y la justifico, o sea, para mí no es una mala, es una mujer que ha tenido sus razones para llegar a donde está», añade.

Eva Isanta: «Yo creo que se puede hacer comedia con todo» 1

Foto: Eva Isanta en un momento de la obra. | Pentación Espectáculos

Sondra es un personaje, sí, pero muchas de las cosas que pasan en la obra pudieron darse en la vida real, aunque sin ese toque humorístico que nos permite reírnos hasta de lo más grave. Hacer comedia del caso de Harvey Weinstein, que generó una ola de denuncias por abuso y agresión sexual, era algo arriesgado y complicado, pero David Mamet lo hace «con inteligencia y con cuidado», asegura Eva Isanta.

Son esas dos condiciones las que permiten hacer comedia de temas tan delicados, considera la actriz: «Yo creo que está justificado hacer comedia con todo, hasta con lo más escabroso, precisamente la comedia lo que nos permite es analizar las cosas desde otro sitio, tomar cierta distancia y poder verlas con más perspectiva».

El caso de Harvey Weinstein no solo revolucionó la industria cinematográfica, sino que dio a mujeres en distintas partes del mundo el empujón que necesitaban para contar los suyos, para denunciar a sus agresores y mostrar al mundo que no todo es tan bonito detrás de las cámaras. «El abuso sexual es algo que ha existido toda la vida, en todos los frentes, no solamente en la producción cinematográfica, las mujeres hemos estado sometidas siempre a una situación donde un hombre con poder ha querido satisfacer a cambio de nuestros favores sexuales esa pulsión sexual, la testosterona siempre ha estado bien vista, muy elevada y utilizada», opina la actriz. «Ahora esto empieza a cambiar, yo creo que las nuevas generaciones ya empiezan a cambiar. Pero sí, en todas las industrias y en la del teatro, el cine, la cultura, por supuesto, siempre ha habido depredadores sexuales, de eso no nos cabe la menor duda», añade.

María Hernández Solana

De Murcia y madrileña de adopción. Escribo a menudo sobre derechos humanos e inmigración. También estudié Publicidad, pero lo mío es el periodismo. Y los viajes.