The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

El 'Mad Max' español: Cómo sobrevivir al apocalipsis yendo de festivales

Foto: Spilett Photo Creations

Unas 600 personas participaron en la última edición de Luna Negra, el festival post-apocalíptico español que divierte a la vez que nos prepara para un mañana no muy lejano. ¡Cuidado con los infectados!

 

Canibalismo, violaciones, explosiones nucleares, ciudades derruidas y largas carreteras entre yermos campos en los que no crece más que el pillaje y la desolación. Distopías como ‘Mad Max’, ‘El libro de Eli’ o videojuegos como ‘Fallout’ nos enfrentaron a futuros apocalípticos donde no hay más ley que la supervivencia y, aunque trenzados de fantasía, avecinan algunas de los peligros del cambio climático y las batallas político-económicas por el control del mundo. Hace un par de años, e inspirándose en conocidos festivales post-apocalípticos como Wasteland, que se celebra cada mes de septiembre en el sur de California, nació Luna Negra, la asociación sin ánimo de lucro que ha hecho posible nuestro ‘Mad Max’ íbero. Y de hecho, tanto ha crecido desde que surgieron sus primeras tribus que ya cuenta con más de 1.700 fanáticos de todas las edades, incluso familias que se hacen su propio vestuario y aprenden nociones de supervivencia.

El 'Mad Max' español: Cómo sobrevivir al apocalipsis yendo de festivales 1

Recreando un futuro post-apocalíptico. | Foto: Koldo Izagirre.

 

“En un mundo post-apocalíptico todo se destruye y el que quiere ser fuerte debe unirse a una tribu, como la de los luchadores, los defensores o los infectados, que también los hay. O debe crear la suya propia. Pero además, tratamos de aportar nuestro grano de arena al medio ambiente y educar sobre el ahorro y el reciclaje, por ejemplo, empleando el caucho de los neumáticos viejos para hacernos armaduras o armas, u oxidar y ensuciar cada prenda con polvo de hierro que se puede obtener en una ferretería. Hace poco organizamos un taller en Bilbao donde dos paracaidistas nos explicaron cómo obtener agua a través de la condensación del aire”, explica Rebeca Zarandona.

 

 

Si bien existen grandes eventos post-apocalípticos en Europa, como el ‘OldTown Festival’ de Polonia –el mayor de todos-, o la versión británica de Wasteland, ambientada en un mundo en ruinas después de una guerra nuclear, Luna Negra no se queda atrás, y en la segunda edición de su festival, que tuvo lugar el pasado 2017 en Alicante, reunieron a más de 600 personas. Algo que, según Rebeca, evidencia que hay otras formas mucho más divertidas y conscientes de pasar un fin de semana que ir al centro comercial.

“El año pasado asistieron dos mujeres que rondaban los sesenta y venían con unas armaduras que se habían hecho con coladores viejos. Y también madres con sus bebés. Tenemos una comunidad muy activa, todo el tiempo estamos compartiendo trucos y consejos para hacernos mejores trajes, fragmentos de películas… U organizamos sesiones de fotos en lugares abandonados, como el hospital de tuberculosos en Valladolid donde iremos a tomarnos fotos este agosto”.

El 'Mad Max' español: Cómo sobrevivir al apocalipsis yendo de festivales 2

Familias de supervivientes en Luna Negra. | Foto: David García Teruel.

 

Aunque el nuevo post-apocalipsis de Luna Negra no llegará hasta el próximo 2019, otro de sus fundadores, Antón Gerrits, ya está trabajando para dejarnos mudos de la impresión. Ha encontrado los huesos de una cabra en medio del monte y planea hacer algo atemorizante con sus dientes.

Tiembla, Toecutter. Preparaos, tribus. Se acercan tiempos duros, tal vez un fin del mundo o varios (depende en qué creas) y estos divertidísimos role play con misiones y conciertos puede que sean nuestro mejor entrenamiento para la supervivencia.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.