Publicidad

Tecnología

Y entonces los TikTokers salvarán el mundo... o a Estados Unidos

A pesar de que Joe Biden ha conseguido que una gran parte de la población estadounidense se vacune contra la covid-19, la población entre 12 y 18 años aún duda de los beneficios de las inyecciones. Para persuadirla, el presidente norteamericano ha contratado a un ejército de influencers.

Y entonces los TikTokers salvarán el mundo... o a Estados Unidos
Josh Rose Unplash

Si los jóvenes no van a por la vacuna, la vacuna no irá a por ellos, como Mahoma y la montaña. Pero tal vez los influencers de las redes sociales puedan intervenir. Al menos eso piensa la administración de Joe Biden, que ha firmado a un «ejército» de 50 creadores de contenido par luchar contra la covid-19.

Taylor Lorenz del New York Times informó el 2 de agosto, que el equipo del presidente de Estados Unido está trabajando con los influencers, que publican en YouTube, TikTok y otras redes sociales, para que generen contenido dirigido a los jóvenes de entre 12 y 18 años, que siguen renuentes a ponerse la inyección para prevenir enfermedades graves contra la covid-19.

El problema es el siguiente: las vacunas están disponibles para los estadounidenses mayores de 12 años, pero alrededor del 58% de los jóvenes, de 12 a 17 años, aún no han recibido ninguna vacuna. En comparación, casi dos tercios de las personas mayores de 50 años han recibido sus dos dosis. Es por esto que la Casa Blanca se asoció con las firmas Village Marketing y Made to Save, para encontrar personalidades que pudieran transmitir mejor el mensaje, más allá del mandamás de los Estados Unidos.

Ellie Zeiler, de 17 años, creadora de TikTok con más de 10 millones de seguidores y Christina Najjar, de 30 años, igualmente una estrella de TikTok conocida en línea como Tinx, forman parte de este conglomerado de firmas. Ambas  manejan información de estilos de vida, consejos de maquillaje, citas y vida glamorosa. Pero también hay famosos de otros ámbitos en la campaña, como la actriz, cantante y compositora, Olivia Rodrigo y el actor y productor mexicano, Eugenio Derbez.

https://www.instagram.com/p/CRU9pq4rEKj/

 

El problema de fondo: los antivacunas

Comunicar mejor las ventajas de vacunarse se ha convertido en una prioridad. Existe un grave problema en Estados Unidos, y en el mundo, porque los mensajes antivacunas llegan más rápido y son más numerosos que los provacunas. «El lado anti-vacunas de Internet todavía está establecido en todas estas noticias sobre vacunas», dijo al al New York Times Samir Mezrahi, administrador de varias «páginas de memes» como Kale Salad, que tiene casi 4 millones de seguidores en Instagram y publica videos virales y otros. contenido.

Renee DiResta, investigadora que estudia la desinformación en el Observatorio de Internet de Stanford, aseguró que si bien las campañas con influenciadores pueden ser útiles, es posible que no sean rivales para los movimientos en línea orgánicos masivos. Es decir, señala que hay un gran contraste entre los creadores de contenido a los que se les ha pedido que difundan mensajes a favor de las vacunas frente a los escépticos de las inyecciones. Estos últimos han convertido en una misión personal cuestionar las dosis anticovid, como lo ha hecho Miguel Bosé en España, por ejemplo.

Y entonces los TikTokers salvarán el mundo... o a Estados Unidos 2
Miguel Bosé es muy conocido en España por su posicionamiento antivacunas | Foto vía EFE

«Esa pasión es asimétrica», dijo DiResta. «Las personas que creen que te va a perjudicar están hablando de ello todos los días. Están impulsando hashtags y promoviendo contenido y haciendo todo lo que pueden hacer».

«Tenemos que conseguir un ejército de influencers para difundir el mensaje a favor de las vacunas», explicó Jason Harris, director ejecutivo de la agencia de publicidad Mekanism, que es una autoridad en marketing de influencers. «Esa es la única forma en que vamos a tener voces lo suficientemente fuertes en las redes sociales como para ahogar toda la información errónea que está sucediendo».

Por eso, Naijar dijo al New York Times que «ayudar a correr la voz sobre la importancia de vacunarse fue lo correcto». Su contribución fue una entrevista en Instagram con el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, el Dr. Anthony S. Fauci.

«¿Es seguro salir a tomar algo después de vacunarse?» «¿Deberíamos preocuparnos por quedarnos embarazadas después de recibir la vacuna?» ¿»Parezco 26?», fueron algunas de las preguntas que la influencer le realizó al especialista, combinando información dura, con entretenimiento, para mantener en línea a su audiencia.

https://www.instagram.com/p/CQv8ELAMa2f/

Zeiler también entrevistó a Fauci y creó un video para YouTube en el que dio algunas razones por las que se vacunó y luego animó a otros a hacer lo mismo. «Para mí, vacunarme fue uno de los sentimientos más gratificantes que sentí probablemente en toda mi vida», dijo la joven de 17 años. «Ahora camino y siento que algo me protege».

Zeiler, que se inscribió en la campaña de vacunación respaldada por la Casa Blanca, aprovechó para acabar con el falso rumor de que las vacunas causan infertilidad; una teoría de la conspiración que había escuchado de sus amigos y que había visto en videos de TikTok.

Desde entonces, ha utilizado las imágenes con el Dr. Fauci para otras plataformas, incluida Instagram, y ha creado contenido original para YouTube promocionando las vacunas. En un video de 47 segundos, habló directamente a la cámara, marcando las razones por las que se había vacunado y por qué otros también deberían hacerlo: «La primera razón, puedes ir a donde quieras».

«Sé que no me detendré hasta que todos mis seguidores estén a salvo y vacunados», dijo en una entrevista.

¿Es eficiente el trabajo de los influencers?

De acuerdo con la agencia de marketing MuseFind, los jóvenes confían más en los consejos de su creador de contenido favorito que en una celebridad convencional. El estudio es de 2018, eso sí, y una pandemia no se vislumbraba entonces.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, le dijo a Spectrum Nius que ha discutido la estrategia en reuniones informativas anteriores, explicando que el objetivo es “conocer a las personas donde están” mediante el uso de personas influyentes para difundir información precisa con un público más amplio. 

Pero hay algo más importante, Psaki reconoció que, para algunas personas, Biden no es el mejor mensajero para aliviar sus dudas sobre la vacuna y que otras voces que generen más confianza podrían ayudar a tranquilizar a quienes dudan.

Y entonces los TikTokers salvarán el mundo... o a Estados Unidos
¿Los tiktokers se han apoderado de la estrategia política de Joe Biden? | Foto: Solen Feyissa vía Unplash

En el pasado mes de marzo, la Casa Blanca transmitió un chat en vivo de Instagram entre el Dr. Fauci y Eugenio Derbez. El actor mexicano, con más de 16.6 millones de seguidores en Instagram, es conocido por dudar de las vacunas. Durante la discusión de 37 minutos, el protagonista de «No se aceptan devoluciones», fue franco sobre sus preocupaciones.

“¿Qué pasa si me ponen la vacuna, pero no me protege contra la nueva variante?” preguntó. El Dr. Fauci reconoció que es posible que las vacunas no protejan completamente a las personas de las variantes, pero acotó: «Es muy, muy buena para proteger de una enfermedad grave».

En mayo, Biden y Fauci, comenzaron a difundir el mensaje pro-vacunas con personalidades que tuvieran audiencias muy diferentes, como el maquillador Manuel Gutierrez Jr., mejor conocido como Manny MUA (Más de tres millones de seguidores en IG y más de dos millones en YouTube), el experto en animales salvajes Brave Wilderness (más de 19 millones de seguidores en YouTube) y la YouTuber afroamericana Jackie Aina (tres millones y medio de seguidores).

Las preguntas incluían si los jóvenes realmente necesitaban la vacuna, si el gobierno emitirá pasaportes de vacunas y qué deben saber los padres para aliviar sus temores de vacunar a sus hijos.

«Honestamente, ni siquiera sé de dónde vino esta oportunidad», decía Aina, de 34 años, en su video de YouTube antes de entrevistar a Biden y Fauci. «Quiero decir, probablemente de YouTube, estoy segura. Pero el equipo que se acercó dijo que eran fanáticos de mí, y en lo que respecta a temas relacionados con la comunidad negra, querían que alguien de la juventud fuera un representante, así que me eligieron a mí «.

En la visita de Rodrigo a la Casa Blanca, posó con Biden mientras ambos usaban sus característicos lentes de sol de aviador, entrevistó a Fauci e incluso habló en la rueda de prensa diaria. La cantante de Drivers License, que tiene 14 millones de seguidores en Instagram, compartió videos y fotos de la visita en las redes sociales.

«Es importante tener conversaciones con amigos y familiares, alentar a todas las comunidades a vacunarse y llegar a un sitio de vacunación, lo que se puede hacer más fácilmente que nunca», señaló Rodrigo, de 18 años, en la Casa Blanca. También dirigió a las personas a vacines.gov para obtener más información sobre las vacunas.

https://www.instagram.com/p/CRU-J7yr2jT/

Rob Flaherty, jefe de estrategia digital de la Casa Blanca, dijo que el objetivo de la campaña era ser «un esfuerzo de información positivo».

Los gobiernos estatales y locales, incluidos los de Colorado, Nueva Jersey, Oklahoma y Carolina del Norte, están pagando de manera similar a personas influyentes con audiencias considerables pero más pequeñas para ayudar a promover las vacunas COVID-19.

¿Conseguirá todo este esfuerzo su cometido? La vacunación en Estados Unidos avanzó rápidamente al principio, pero se ha ralentizado desde abril. Una encuesta de la Kaiser Family Foundation publicada en julio muestra que la mayor división entre vacunados y no vacunados es partidista: los demócratas son mucho más proclives a la vacunación que los conservadores del Partido Republicano.

El problema, por lo tanto, es complejo. La variante delta de coronavirus ahora representa aproximadamente el 93,4% del coronavirus que circula en Estados Unidos, según las cifras publicadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., CDC. Biden ha denominado este repunte como «la epidemia de los no vacunados». Habría que preguntarse si ese grupo de estadounidenses está dispuesto a escuchar a una persona que habla frente a una cámara, para cambiar de opinión.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D