The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

García Lorca: el desaparecido más buscado

García Lorca, “el desaparecido más buscado del mundo” 80 años después de su asesinato

 

Foto via Fundación Lorca

Foto via Fundación Lorca

Federico García Lorca es “el desaparecido más buscado del mundo”. La frase es de Ian Gibson, hispanista y biógrafo oficial del escritor nacido en la localidad granadina de Fuente Vaqueros y fusilado en la madrugada del 18 de agosto de 1936 en algún lugar entre las localidades de Víznar y Alfacar, en Granada. Se cumplen ahora 80 años de aquel asesinato y aún son muchas las preguntas sin respuesta que rodean los últimos momentos de uno de los escritores más importantes de la literatura española.

Apenas había pasado un mes del alzamiento militar que desencadenó la trágica Guerra Civil, cuando miembros de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) fueron a buscar a García Lorca, que se encontraba viviendo en casa de la familia del poeta Luis Rosales, en Granada, y se lo llevaron detenido. Según Gibson, al dramaturgo lo mataron por homosexual, por “rojo” y, sobre todo, “por envidia”. En su libro El hombre que detuvo a García Lorca (Edit. Aguilar 2007) explica que Ramón Ruiz Alonso, dirigente de la CEDA que ordenó detener al escritor, y con quien llegó a entrevistarse Gibson, era un “fascista” que “odiaba a Lorca porque era homosexual y porque pensaba que era un ‘rojo’ vendido a los intereses de Moscú”. En su opinión, la muerte del poeta “no respondió al odio, sino a la envidia que sentían hacia su figura”.

Sobre el lugar dónde fue enterrado ni siquiera Gibson tiene la respuesta, como tampoco hay unanimidad a la hora de establecer la fecha exacta de la muerte del autor de La Casa de Bernarda Alba o Poeta en Nueva York, aunque en este punto Gibson asegura que fue en la madrugada del 18 de julio de 1936. Pero hay quien dice que fue la noche antes o el día después.

 

4fundacionlorca_con_amigos

Foto via Fundación Lorca

Más allá de historias y leyendas entretenidas entre las que está la novela de ficción La Luz Prodigiosa, de Fernando Marías, en la que cuenta que el poeta sobrevivió amnésico a los disparos, lo cierto es que a la falta de respuestas sobre lo que ocurrió con García Lorca en esas horas finales, hay que añadir que hablar sobre esta espinosa cuestión fue tabú durante los 40 años de dictadura de Francisco Franco. Como lo era también mencionar al resto de los represaliados por los militares que ganaron la contienda civil. Después, con la llegada de la democracia en 1975, las heridas seguían sin cerrarse y hubo que esperar a octubre del 2000 para que se llevara a cabo la primera exhumación en España de fusilados en la Guerra Civil, una fosa en la localidad leonesa de Priaranza del Bierzo, donde se encontraron los restos de 13 civiles asesinados por un grupo de pistoleros falangistas el 16 de octubre de 1936. Ese mismo año se constituyó la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) , que ayuda a las familias a recuperar los restos de sus seres queridos, incluidos los de Federico García Lorca. La cuestión es saber dónde están éstos.

 

Federico García Lorca y Salvador Dalí. Foto via Fundación Lorca.

Federico García Lorca y Salvador Dalí. Foto via Fundación Lorca.

Dicho detenido fue sacado del Gobierno Civil por fuerzas dependientes del mismo y conducido en coche al término de Víznar (Granada) y en las inmediaciones del lugar conocido como ‘Fuente Grande’, en unión de otro detenido cuyas circunstancias personales se desconocen, fue pasado por las armas después de haber confesado, según se tiene entendido; siendo enterrado en aquel paraje, muy a flor de tierra”. Esta es la descripción que hizo la 3ª Brigada Regional de Investigación Social en una nota informativa fechada el 9 de julio de 1965 sobre el asesinato del escritor Federico García Lorca y, por tanto, ofrece una pista de dónde podrían encontrarse sus restos. Se trata de un documento oficial guardado en el Archivo General del Ministerio del Interior, que salió a la luz pública en 2015 y que la ARMH ha incluido en la denuncia por el asesinato del escritor presentada en abril de este año ante la jueza argentina María Servini, quien investiga la única causa abierta contra los crímenes cometidos durante la dictadura de Francisco Franco.

En los últimos años, a raíz de la creación de esta Asociación y, sobre todo, tras la aprobación de la Ley de Memoria Histórica en octubre de 2007, por la que “se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura”, encontrar los restos de Lorca se ha convertido en un tema de interés general, en el que se han implicado diferentes administraciones públicas como la Junta de Andalucía o el Ayuntamiento de Alfacar, además de la ARMH.

Las investigaciones apuntan en distintas direcciones y hasta la fecha se han hecho varias búsquedas. Una, a propuesta de Gibson junto a la entrada de un parque de Alfacar, finalizó sin éxito en el año 2009, y otra en una zona próxima conocida como Peñón Colorado en 2014, que hubo que suspender hace ahora año y medio por falta de medios económicos. El mes pasado, el Ayuntamiento de Alfacar dio luz verde para que, a partir del próximo mes de septiembre, se reanuden estos trabajos.

Hay una última propuesta presentada recientemente por el historiador y arqueólogo Miguel Caballero (Las últimas trece horas de Federico García Lorca), de la Universidad de Granada, y realizada en colaboración con otras universidades españolas y extranjeras, que mantiene que los restos de Lorca estarían en una fábrica textil de la localidad granadina de Alfacar y, más concretamente, en alguno de los pozos de agua que se usaban como fosas comunes durante la Guerra Civil. En su investigación, Caballero echa por tierra todas las teorías conocidas hasta ahora sobre las connotaciones políticas que llevaron al trágico final del escritor. En su investigación, el profesor apunta a familiares del propio Lorca.

 

5fundacionlorca_Buenos Aires

García Lorca en Buenos Aires. Foto via Fundación Lorca.

“Lo que hubo con el asesinato de Lorca fue una mano negra por parte de su propia familia, de segundo grado, que son los que actúan y mueven los hilos para que lo maten”, aseguraba en una entrevista concedida a la Federación Estatal de Foros para la Memoria, publicada el 9 de junio pasado.

A la espera de que alguna de estas hipótesis resulten acertadas y mientras algunas administraciones se afanan por aportar fondos para buscar y poder desenterrar por fin al poeta, las dudas sobre si algún día habrá un lugar donde acudir, una lápida ante la que presentar el respeto a uno de los escritores españoles más universal, siguen sin despejarse. Y es que los descendientes de Federico García Lorca se niegan a dar permiso judicial y administrativo para que se identifiquen los restos del poeta que, con 21 años, dejó Granada y llegó a Madrid, donde se instaló en la Residencia de Estudiantes. Esta institución era un “hervidero intelectual que supuso un excelente caldo de cultivo para el desarrollo del poeta”, desde el punto de vista intelectual y social. Allí hizo amistad con el también poeta Rafael Alberti, el pintor Salvador Dalí, el cineasta Luis Buñuel y conoció a insignes intelectuales extranjeros que pasaron por la “Colina de los Chopos”, como también se conocía a la Residencia, entre los que estaban Madame Curie, H.G. Wells, Le Corbusier, Paul Valéry, Chesterton y tantos otros.

 

Monumento a García Lorca. Foto vía memoriahistorica.org

Monumento a García Lorca. Foto vía memoriahistorica.org

¿A qué obedece la actitud de la familia de García Lorca?

En un comunicado emitido el 2 de octubre de 2009 lo explica: “Nunca hemos solicitado la búsqueda de los restos; creemos que Federico García Lorca es universal por su obra y, en ese sentido está vivo, con la vida que la memoria colectiva le presta a los grandes artistas. Por esa razón, desde la familia promovimos en su día la creación de una Fundación para el estudio y difusión de su obra”. Como todo lo que rodea al dramaturgo tiene siempre varias posibles respuestas, hay quien cree que los descendientes se niegan a que se busque su cuerpo porque en realidad ya saben donde está. Esa es la versión del periodista e investigador Fernando Guijarro, que asegura que el cuerpo de Lorca fue trasladado por su familia a una de sus propiedades pocos días después de ser fusilado. Por todo esto, es posible que nunca se sepa dónde están los restos del autor de Yerma, Bodas de Sangre o Llanto por Ignacio Sánchez Mejías.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.