I don't care if Monday's blue... la farsa del día más triste del año
Foto: Ryoji Iwata

Futuro

I don't care if Monday's blue... la farsa del día más triste del año

El Blue Monday, conocido como el día más triste del año, es en realidad una farsa pseudo-científica que durante años la ciencia ha tratando de desmontar

por Ana Laya

Actualizado:

I don’t care if Monday’s blue, esas podrían ser las palabras del Dr. en Neurociencia de la Universidad de Cardiff, Dean Burnett quien lleva años tratando de desmontar el mito del día más depresivo del año, que en sus palabras, no es más que una farsa pseudocientífica que no hace más que banalizar la verdadera depresión clínica que es una condición bastante más compleja.

 

Enero -dice Burnett en un artículo de opinión escrito en The Guardian– no es más que una gran resaca de diciembre, «el clima es horrible, recibes menos sol que un diente de león enano (esto, en el caso de los ingleses es más dramático que en España, por supuesto) y tu cuerpo está luchando por recuperarse del bajón de haber dejado todas esas comidas con alto contenido calórico que nos ponen contentos, como el chocolate, típicas del hedonístico período festivo.»

La némesis del Dr. Burnett en esta historia vendría siendo el Dr. Cliff Arnall que fue quien en 2005 creó la «fórmula» que predice este día basándose en factores -no cuantificables- como el clima, las deudas, el tiempo que ha pasado desde la Navidad y la motivación. La fórmula luce así:

I don't care if Monday's blue

 

El ocio es una cosa importante en la vida e Internet le ha dado visibilidad a proyectos personales maravillosos o patéticos, pero en el caso del Dr. Arnall, la creación del Blue Monday no fue cuestión de ocio, fue un trabajo comisionado por la agencia de viajes Sky Travel para descubrir las tendencias de compra y reserva de boletos y hoteles de los usuarios, según la fórmula de Arnall es más probable que la gente quiera vacacionar en el paraíso cuando se sienten en el infierno. El término sin embargo, se escapó de las manos de la agencia de viajes y ha sido secuestrado por las marcas que invitan a comprar para combatir el bajón emocional.

 

 

 

 

Entre quienes han sabido aprovechar el mito del Blue Monday están, las Islas Canarias, quienes junto con Arnall se han hecho con el hashtag: #StopBlueMonday.

 

Canarias StopBlueMonday

 

 

Todos los años Dean Burnett dedica buena parte de su particular lunes azul a explicar que el Blue Monday no existe, que es una farsa comercial, peligrosa y ofensiva, que es pseudociencia, que es basura. En 2017 -cuando esta pieza fue escrita originalmente- había decidido «rendirse» y dedicarle una canción:

 

 

«How does it feel / To treat people like you do / When you’ve sprayed your guff upon us  / And told us to be blue / I thought surely I was mistaken / I thought the claims absurd  / To tell me how I should feel / Tell us all how we should feel» (El resto de la letra, por os animais a cantar, en The Guardian).

 

 

Este año en cambio, Burnett ha decidido iniciar la campaña #RethinkBlueMonday, una invitación a repensar este día, a no hacerse eco del sinsentido del Blue Monday que de alguna manera banaliza una enfermedad mental como la depresión, y a realizar una donación a una asociación llamada Rethink una ONG que busca optimizar las oportunidades para personas que padecen enfermedades mentales.

 

 

Si les gusta la iniciativa de Burnett pero prefieren contribuir a asociaciones en España, la Confederación Salud Mental España, una entidad sin ánimo de lucro y de interés social, que tiene casi 40 años ofreciendo a la sociedad una visión positiva, que se acerca más al concepto de “salud mental” y se aleja del de “enfermedad mental” puede ser una buena causa.

En todo caso, lo importante es tener claro que a pesar de ser trending topic todos los años y más allá de lo que las marcas te quieran vender, Blue Monday, no es más que una canción de New Order.

 

(Actualizado: 20 de enero de 2020)