The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Imanol Arias: "Nunca he hecho nada en la televisión que no haya funcionado, creo que tengo un instinto"

“Las palabras te llevan a tus propias lecturas, tus propios miedos, uno puede sentir escalofríos leyendo, y en la pantalla no es que lo sientas, es que hay escalofríos, todo se produce de alguna manera”

Foto: Michael Oats | DyP Comunicación

En 2013, la novela de Dolores Redondo El guardián invisible daba comienzo a lo que se convertiría en una exitosa trilogía que ha sido traducida a más de 15 idiomas, ha vendido más de 700.000 copias y que en 2017 llegó a la gran pantalla. Tras el éxito de su primera película, llega Legado en los huesos a los cines españoles para trasladar a los espectadores al valle del Baztán, con sus bosques y sus eternas tormentas, para vivir la historia de la inspectora Salazar.

A Marta Etura, Elvira Mínguez, Benn Northover, Francesc Orella y el resto de actores de la primera película se suman en esta segunda, entre otros, Imanol Arias, que interpreta al misterioso padre Sarasola. Unos días antes del estreno hablamos con él, con Carlos Librado ‘Nene’ y con Fernando González Molina, el director de ambos filmes.

“Tengo la sensación de que he vivido una experiencia maravillosa”, dice Imanol Arias. Legado en los huesos “es una película muy poco dogmática, es muy libre, en el sentido de que el misterio a veces se explica a través de una correlación social”. “Aquí el misterio viene de tan antiguo, viene desde la oscuridad misma, y desde la esencia misma del ser humano”, explica el actor, emocionado por el estreno de la película, en un relajado encuentro con tres periodistas en el hotel Urso de Madrid.

Imanol Arias:

El actor, durante una escena con Marta Etura. | Foto: Michael Oats | DyP Comunicación

Imanol Arias, que para muchos lleva casi dos décadas siendo Antonio Alcántara, interpreta en esta ocasión a un personaje “que asume todo el rigor histórico de la oscuridad y de quien la produjo”, que tiene un gran interés en “la esencia de la existencia y del mal”. El actor se mete en la piel del misterioso cura, “que no da misa, no confiesa, no catequiza”, y da vida de una manera más que acertada a un personaje que los lectores ya habían imaginado cientos de veces en su cabeza.

“El feedback que hemos tenido es que la gente está muy contenta con la elección de todos los personajes de la saga”, apunta Nene, sentado junto a sus dos compañeros en un sofá del vestíbulo del hotel. Sin embargo, también señala que hay “que separar” porque el cine y la literatura “son dos lenguajes distintos”. “Yo creo que tienes que quitarte esa comparación y disfrutar de la historia en el contexto audiovisual, que es en el que lo estamos contando ahora mismo”. Por su parte, el director de la película considera que lo importante es que ambas “caminen en la misma dirección y cuenten lo mismo”.

El cine es un arte que no es reflexivo, es emotivo, entonces en el cine cuando hueles algo que no tiene olor, cuando sientes frío o calor a través de las imágenes, es el poder de la fotografía, de la imagen”, dice Imanol Arias. “Las palabras te llevan a tus propias lecturas, tus propios miedos, uno puede sentir escalofríos leyendo, y en la pantalla no es que lo sientas, es que hay escalofríos, todo se produce de alguna manera”.

Imanol Arias:

Una toma del rodaje de la película. | Foto: Michael Oats | DyP Comunicación

Esto lo dice un actor que lleva a sus espaldas más de cuatro décadas de carrera, que ha protagonizado decenas de películas, obras de teatro, y que es una de las caras más conocidas de la televisión española.

Entre todo esto, Imanol Arias tiene claro lo que elige: “Yo desde pequeño siempre quise ser actor de teatro, siempre pensé en el teatro”. “El teatro es un hecho vivo, respira, envejece, crece, se deprime exactamente igual que tú en la vida” y es además “un continuo testeo frente al público”. “Es tan poderoso el que te puedas hacer un examen frente a ti, frente a tu sinceridad”, eso “tiene un atractivo maravilloso”.

También tiene halagos para el cine, que asegura que “consigue que me vaya del mundo”. “Es que yo me meto y vivo una aventura”, dice con emoción. “Debe ser que yo no fui a la escuela y tengo mucho que aprender todavía”, añade entre risas.

De la televisión sabe incluso más que de cine y de teatro, pero prefiere no hablar mucho “porque puedo resultar pedante”. Sin embargo, asegura que nunca ha “hecho nada en la televisión que no haya funcionado”. “Creo que tengo un instinto y que hay una parte mía muy vulgar que es popular”, reflexiona el actor. “Yo creo que sé cómo hay que hacer las cosas, creo que entiendo ese lenguaje tan extraño de aparecer en un sitio donde la gente no se sienta del todo, donde te comparte”, añade, con la seguridad de quien conoce un negocio de toda la vida.

Imanol Arias:

Imanol Arias, Marta Etura, Fernando González Molina y Nene en el rodaje de la película. | Foto: Michael Oats | DyP Comunicación

Resulta extraño que con esta larga y exitosa carrera, el actor no haya sido galardonado con ningún Goya, a pesar de haber estado nominado en cinco ocasiones. Él mismo bromea sobre el tema y dice que “aunque sea el de honor, ese sí ya casi me quedan dos telediarios para tenerlo”. Sin embargo, ya más serio, asegura que “es algo que nunca tengo en cuenta”.

“Antes hacía una broma y decía cuando me lo den, lo primero que voy a decir es anda que os ha costado, cabrones”, bromea el actor. Pero ahora asegura que lo único que haría es “intentar agradecer a todos y cada uno de los que me he encontrado en estos 47 años, que son muchos, personas que han hecho que ahora mismo esté aquí tranquilamente hablando, pensando que pertenezco a un mundo, que me lo creo de verdad, porque “no hay nada más importante que la pertenencia, lo demás es aleatorio”.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.