The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Solid y la lucha de Tim Berners-Lee por un internet justo, abierto y descentralizado

Foto: Charles Krupa | AP

“El futuro sigue siendo más grande que el pasado”. Esta frase, tan huérfana en tiempos de nostalgias, nacionalismos y populismos que evocan pasados inexistentes, ocupa el lugar destacado en la web de Inrupt, la plataforma que da soporte a Solid, el nuevo proyecto open-source de Sir Tim Berners-Lee, que pretende “restaurar el poder y la agencia de los individuos en la web”.

Berners-Lee, inventor de la World Wide Web, que es prácticamente lo mismo que decir que es el inventor de Internet tal y como lo conocemos (o por lo menos tal y como lo soñaban unos cuantos en los ochenta), anunció el lanzamiento de este nuevo proyecto en su blog el 29 de septiembre con un post titulado “Un pequeño paso para la red…” en el que enfatiza que si bien la red ha logrado por una parte conectar al mundo y convertirlo en un lugar mejor, ésta también se ha convertido en un motor de desigualdad y división usado por fuerzas poderosas para alimentar sus propias agendas. “Hoy, creo que hemos alcanzado un punto crítico, y que un cambio poderoso para mejor es posible, y necesario”, afirma.

 


.

¿Su idea? Solid, el proyecto en el que lleva trabajando en los últimos años, es una plataforma, construida sobre los protocolos existentes de la red, que pretende restaurar un poco el equilibrio de poder en la red y cambiar de manera revolucionaria el modelo actual en el cual los individuos deben dar datos personales a gigantes digitales por sus servicios, porque, dice Berners-Lee: “como hemos descubierto, esto no ha sido lo mejor para nosotros”.

En otras palabras, Facebook, Google, Amazon y otros grandes monopolios han centralizado y se han beneficiado desequilibradamente de la utopía digital de Tim Berners-Lee, pero el padre de la web no está dispuesto a dejarla ir sin una última batalla.

 

“La intención es conquistar el mundo”

O al menos eso cuenta el científico inglés, conocido por su humor inglés, a Katrina Brooker en Fast Company. Pero como aclara Brooker, en este caso no se trata de una broma.

En el encuentro con Brooker, Berners-Lee hace un recorrido por Solid, algo que Brooker describe como una página que mezcla las funcionalidades Google Drive, Microsoft Outlook, Slack, Spotify, y WhatsApp, pero que a su vez es tan simple, que es difícil entender su trascendencia. Pero sí que la tiene. Porque a diferencia de cualquier otra plataforma, toda la información (incluyendo su identidad, sus posts, fotos, likes, comentarios, etc) en Solid está bajo el control del usuario almacenada en un pod (acrónimo para personal online data store), y es el usuario quien decide quién puede usarla y cuánto puede usarla.

Inrupt y la lucha de Tim Berners-Lee por una internet justa, abierta y descentralizada 2

Solid ya existe y está abierta para todos. Imagen vía Solid.

Con los pods, explica John Leonard en The Inquirer, en lugar de darle a Facebook y a Twitter el poder de centralizar los datos y venderlos a quienes crean convenientes para sus accionistas, es el usuario quien tiene la última decisión, y así las aplicaciones se convierten en “ventanas” alternativas a los datos personales, que competirán por su derecho a usarlos a cambio de sus servicios. Esto implica devolver al usuario el control sobre la privacidad de su datos.

Cualquier persona en el ecosistema tendrá una identidad Solid y un pod Solid, “y así es como tomarán de vuelta el control que les han quitado las corporaciones”, cuenta Berners-Lee en Fast Company.

 

Todos están invitados

Obviamente, si hablamos de una internet descentralizada y equilibrada, lo lógico es que la invitación a desarrollar aplicaciones para esta nueva plataforma esté abierta a todos. Berners-Lee, confía en el “espíritu revolucionario” de los desarrolladores, los hackers y los activistas de internet, y por eso se tomará un año sabático de sus obligaciones en el MIT para recorrer el mundo dando tutoriales y haciendo presentaciones para que los desarrolladores conozcan tanto el ecosistema Solid como Inrupt y pongan sus manos a la obra, cosa que pueden hacer desde este instante.

En Solid ya hay una serie de documentos para familiarizar a usuarios y desarrolladores con las peculiaridades de este ecosistema, la información está muy bien explicada, pero es bastante técnica. Es lo que tiene recuperar el control, “un gran poder, conlleva una gran responsabilidad”, dicen. Hay también consejos sobre cómo construir aplicaciones estables para esta nueva plataforma, cómo contribuir con las librerías y los servidores, e incluso hay un código de conducta.

“Evadir a los grandes espías gubernamentales y a los capos corporativos puede ser el atractivo inicial de Solid, pero la apuesta es más grande y es algo aún más seductor para los hackers: la libertad. En la web centralizada, los datos se guardan en silos, controlados por las compañías que los han construido, como Facebook y Google. En la red descentralizada, no hay silos“,  puntualiza Brooker en Fast Company.

 

Inrupt y la lucha de Tim Berners-Lee por una internet justa, abierta y descentralizada 1

(Lo de los silos es un poco como el momento: “There is no spoon” en Matrix). 

 

“La gente quiere una red en la que pueda confiar. La gente quiere apps que los ayuden a hacer lo que quieren y lo que necesitan hacer, sin que los espíen. Apps que no tengan un motivo oculto para mantenerlos distraídos con propuestas de comprar esto o aquello. La gente pagará por esta clase de calidad y este nivel de seguridad como, por ejemplo, la gente paga por almacenamiento en sitios como Dropbox. Existe la necesidad de Solid“, sentencia Berners-Lee.

Al contrario que muchos activistas que han abogado por una web descentralizada en los últimos años, Tim Berners-Lee no es solo un hippie soñador, es un optimista brillante con un plan de acción, un socio co-fundador, John Bruce, un líder con experiencia en negocios y “las habilidades para llevar a cabo la visión de Solid”, y un fondo, Glasswing Ventures, empresa de capital de riesgo enfocada en las industrias de inteligencia artificial y ciberseguridad, que lo respalda.

Parte del plan es buscar más financiación para poder hacer creer el equipo, explica Berners-Lee, pero la meta no es hacer millones de dólares, “el hombre que creó la WWW y la regaló nunca ha estado motivado por dinero”, acota Brooker. Sin embargo, sus planes pueden impactar el modelo de negocios de muchas empresas millonarias que se lucran con el control de datos y obviamente estas compañías no estarán dispuestas a ceder el control sin pelear. Ante esa simple cuestión, la respuesta de Berners-Lee en Fast Company es tajante: “No estamos hablando con Facebook y Google acerca de si podemos o no introducir un cambio radical en sus modelos de negocios de la noche a la mañana. No estamos pidiéndoles permiso“.

Ojalá que, por lo menos en esta batalla, gane el mejor.

 

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.