13 películas de acción con mujeres a la cabeza que deberías ver
Foto: 'Kate'| Netflix

Cultura

13 películas de acción con mujeres a la cabeza que deberías ver

'Kate', el reciente estreno de Netflix, es un thriller entretenido e interesante con una mujer como protagonista. Te lo recomendamos, así como otros 12 que no intentan guiños vacíos al feminismo sino que construyen mujeres interesantes que saben pelear muy bien

por Nerea Dolara

Hace unos pocos días la película Kate apareció en el feed de Netflix. Su premisa promete una tarde de domingo entretenida: una asesina entrenada es envenenada y tiene 24 horas para vengarse. Lo cierto es que la película tiene toques más interesantes que los que se intuyen con leer la sinopsis de su trama: se desarolla en un Japón moderno, ruidoso y colorido; tiene como protagonista a Mary-Elizabeth Winstead; cuenta con Woody Harrelson y está repleta de tensión y una acción espectacular pero realista.

Y es que Kate entra en un género de película que cada vez prolifera más: el que tiene a mujeres rudas y duras al frente. En este caso es Winstead, que ya antes había probado sus aptitudes para el rol de tía dura en películas como 10 Cloverfield Lane o Birds of Prey.

En muchos casos este tipo de personaje se convierte en «símbolo feminista facilongo» que yergue sobre la dureza de su protagonista el «valor» de las mujeres. En otros, se trata de hacer acción de calidad, los discursos vacíos (aunque luego las películas se conviertan o no en banderas de feminismo) no tienen espacio en el guion. Kate entra en la segunda variante. Y si luego de verla te quedas con ganas de más golpes, te dejamos aquí una selección de pelis con mujeres protagonistas que saben pelear (y muy bien).

Alien y Aliens: El regreso

Aquí entran la primera y segunda películas de la saga, porque son las dos las que construyen la leyenda de una de las primeras mujeres peleonas del cine y una de las más míticas: Ripley. El personaje de Sigourney Weaver sobrevive a los extraterrestres en la primera entrega y luego tiene la entereza (no sin resistencia inicial) de volver al planeta del que escapó de milagro. Y si en Alien iba acompañada de otros trabajadores como ella, en Aliens va junto a un grupo de Marines que, sí, mueren inexorablemente mientras ella lucha con uñas y con dientes para salvarse. Dos clásicos del cine que merece la pena ver y volver a ver, siempre.

Atómica

No va a ser la única aparición de Charlize Theron en esta lista. Y es que a esta actriz le seduce (lo demuestra su selección de proyectos) la acción, pero eso sí, la acción buena. En esta película interpreta a una agente del MI6 que viaja a un Berlín al borde de la caída del muro para investigar la muerte de otro espía. Theron, como en otros proyectos, optó por hacer las escenas ella misma (por lo menos 98% de ellas) y el resultado es impresionante. Un thriller de esos que extrañamos tanto con una actuación memorable como centro y una escenas de acción que vale la pena revisitar.

Kill Bill Vol 1 y Kill Bill Vol 2

La saga de Quentin Tarantino bebe del cine de género B y de mucho del cine asiático de acción. El resultado son dos películas memorables con una mujer en busca de venganza (bien merecida, habría que decir) en el centro. Uma Thurman interpreta a «La novia» en sus momentos iniciales de inocencia y en sus momentos de rudeza y precisión asesina. Y lo hace con sentido del humor. Y además tiene la compañía de otras grandes asesinas (en este caso son quienes la quieren muerta): Daryl Hannah, Lucy Liu y Vivica A. Fox.

Hanna

Ya película de Joe Wright cuenta la historia de una adolescente entrenada en aislamiento, para ser asesina, por su padre (un ex agente de la CIA). Saoirse Ronan, alguien que puede que no esperes que tuviese una peli de este tipo en su currículo, interpreta a Hanna. La adolescente debe enfrentarse a la caza de otra agente de la CIA, interpretada por Cate Blanchett. Con toques alegóricos de un cuento de hadas y actuaciones brillantes, este thriller de culto se merecía mucha más atención de la que recibió.

Mad Max: Furia en el camino

Sí, el nombre de Max está en el título pero todos sabemos que la película pertenece a Imperator Furiosa: una deslumbrante Charlize Theron. La trama es simple (pero es que con este nivel de talento no se necesita más para hacer una obra de arte): en un mundo en que el agua y la gasolina escasean un tirano controla los recursos; Furiosa decide rebelarse y se lleva con ella a las jóvenes «esposas» que tiene como esclavas sexuales y lo que sigue en una persecución sin tregua. La cuarta entrega de la saga de George Miller tardó décadas en llegar y, podría decirse, menos mal. Sin ese retraso Mel Gibson habría formado parte del reparto y Theron no habría estado al frente de la trama con su actuación casi silenciosa y su impresionante presencia física.

The Old Guard

Vale, la última de Charlize Theron que entra en la lista… pero es que es difícil no incluir esta reciente película en que Theron vuelve a brillar con su incólume y atormentada Andy. Si no has visto este thriller de Netflix basado en una novela gráfica (que por cierto ya tiene programada una segunda parte) es hora de que lo veas. Un grupo de inmortales, comandados por Theron, recorren el mundo corrigiendo injusticias sin ser detectados. Una nueva integrante aparece y deben entrenarla, pero no sin preocuparse porque sus poderes se descubran.

La femme Nikita

Este clásico de culto de los 90 puso en el mapa de muchos al director francés Luc Besson y tuvo tanto éxito que se convirtió luego en una serie del mismo nombre que todos los «millenials geriátricos» recordarán. La trama es la siguiente: condenada a la cárcel, en su adolescencia, por un robo, Nikita (Anne Parillaud) es reclutada por el gobierno, que la entrena como asesina a sueldo. Pero la muy eficiente espía tendrá que encontrar un equilibrio entre su particular trabajo y su vida.

Terminator 2

Si en la primera iteración de esta saga Sarah Connor es una mujer indefensa que no entiende lo que está pasando (lo normal, no todos los días un robot del futuro vienen a asesinarte por un hijo que no has tenido), en la segunda es una heroína de acción que convierte el término de «madre leona» en insignificante. Sarah Connor, ya sabiendo su futuro, se convierte en una mujer decidida, dura, intensa y con un objetivo claro (y las herramientas para conseguirlo). Se entrena, se prepara, y cuando el segundo Terminator aparece, sabe exactamente qué hacer. Linda Hamilton es mítica en este papel y no es una casualidad que lo sea.

Corre, Lola, corre

Esta película alemana se ganó alabanzas de los críticos, premios y el amor de las audiencias. La trama es simple: Lola, interpretada por Franka Potente, debe intentar salvar de la muerte a su novio consiguiendo una alta suma de dinero en solo 20 minutos. ¿Lo novedoso? La película muestra tres versiones diferentes de la misma historia. Es entretenida, estresante y un viaje en el tiempo a finales de lo noventa como pocos.

Alita: Ángel de combate

Esta muy buena y básicamente desconocida película de Robert Rodríguez sigue la historia de una androide, Alita (Rosa Salazar), en su búsqueda de su verdadera identidad. Alita es noble, ingenua y muy buena cuando se trata de pelear, y, en el trancurso de la historia descubre qué debe hacer para salvar de la opresión a quienes más lo necesitan. Advertencia: gracias a que tuvo poca audiencia el final que promete en una segunda parte deja un poco de mal sabor de boca. Pero la película, que cuenta también con Christoph Waltz, Jennifer Connelly y Edward Norton, merece ampliamente la pena.

Nerea Dolara

Periodista cultural. He colaborado en L’Officiel, Harper’s Bazaar, Univisión, Esquire y Forbes. Actualmente escribo en TO acerca de cultura y entretenimiento