Kidd Keo: «Si he triunfado es por mí, nadie me ha regalado nada»
Foto: | Cedida por Warner Music

Cultura

Kidd Keo: «Si he triunfado es por mí, nadie me ha regalado nada»

por María Hernández

Actualizado:

«Kidd Keo es un chaval de barrio como otro cualquiera, pero que quiere salir de ahí y se busca sus formas sin meterse en líos». Así se define en su página web Padua Keoma Salas, más conocido como Kidd Keo, un alicantino de 24 años que se ha convertido en uno de los traperos del momento. Se crió con su madre entre casas okupadas y la calle, según cuenta él mismo, y se le nota la rebeldía de quien no ha seguido las convenciones sociales, ni las quiere seguir.

Ahora, Kidd Keo triunfa en España, en Sudamérica y suena también en Estados Unidos. Tiene dos discos de estudio, tres EP, una marca de ropa y muchos proyectos más en mente.

Hablamos con el trapero con motivo del lanzamiento de su nuevo trabajo, Back to Rockport.

¿Quién es Kidd Keo?

Yo soy yo. Lo que la gente habla es la consecuencia de que sea famoso. Pero bueno, supongo que a la gente le duele gente que es exitosa y encima no pasa por el aro de lo que la gente quiere. En España lo que pasa es que se lleva mucho ese palo de «has triunfado, es por nosotros». No, no te confundas, si he triunfado es por mí, a mí nadie me ha regalado nada. Entonces supongo que a la gente le pica, no sé. Nadie me conoce, nadie ha comido en mi casa.

No sé, yo soy yo.

[Todo esto nos lo cuenta mientras echa gasolina al coche, en una parada en el camino a la grabación de uno de sus vídeos].

¿Y cómo te definirías como artista?

Real, de verdad, un artista, no un producto.

Kidd Keo: «Si he triunfado es por mí, nadie me ha regalado nada» 1

Foto: cedida por Warner Music

¿Qué tiene de diferente, de novedoso, tu nuevo trabajo, ‘Back to Rockport’?

Lo que tiene de diferente es que este trabajo no lo he basado en mí, sino en una especie de ciudad ficticia para que mucha gente se pueda sentir identificada con ello, y a parte, sobre todo una evolución en mí, he estado dos años de mi vida haciendo este álbum, en los que he crecido como persona. Este álbum es un reflejo de ello, de muchas experiencias.

Una evolución a nivel profesional y una evolución a nivel personal. Mucha gente de la que me escuchaba dice que es como volver al Kidd Keo de antes, y realmente simplemente es que ahora estoy más claro y más tranquilo.

[Sigue en la gasolinera mientras responde, poniendo nerviosa a la cajera, que le dice que no se puede hablar con el móvil (algo que no parece importarle en exceso) mientras se dirige de vuelta al coche.

«Haces preguntas que me cuesta bastante responder, son de pensárselo mucho», dice entre risas al centrarse de nuevo en la llamada].

¿Crees que parte del éxito que tienes llega por la polémica que has generado muchas veces con tus canciones?

Puede ser, puede ser. Hombre, hay gente a la que no le gustan nada y hay gente a la que le gustan mucho. Para eso se hace una canción, ¿no?, para hacerte sentir cosas. Lo que pasa es que en España llevamos mucho tiempo en el que todas las canciones suenan igual, y que hay una censura en la radio, que es que la gente son borreguitos, todos escuchamos lo mismo, y así en España lo que pasa, que vamos detrás de todos los países 10 años.

En varias entrevistas has dicho que tú sabes quién eres respecto a las críticas que reciben tus letras. ¿Son entonces ficción tus canciones? ¿Puede un cantante cantar algo que no piensa?

No, yo creo que lo que pasa es que yo no tengo tantas gilipolleces en la cabeza como la gente, entonces me puedo dar el lujo de poder decir cosas sin que la gente se ofenda, porque yo ya soy una persona adulta. Si la gente se ofende por algo que yo digo en una canción mía, pues que le den por culo, a mí me da igual la verdad. Igual que te estoy diciendo esto así de claro, te lo diré en canciones así de claras.

Lo que no entiendo es qué parte es en la que ves ficción, porque la polémica por mis canciones suele ser por hablar duro del sexo, y sí, qué pasa, follo guarro, ¿tienes algún problema con eso? Pues si lo tienes, métete un dedo en el culo, es lo que le digo a todo el mundo. No hay ficción o no ficción, ¿qué es, que le digo a una chavala que me la chupe? Pues sí, qué pasa, ¿es que no lo haces tú, es que no lo hace el otro?, si todos nos hemos comido pollas y coños.

Kidd Keo: «Si he triunfado es por mí, nadie me ha regalado nada» 2

Foto: cedida por Warner Music

[A estas alturas, ya se ha montado en el coche, quitado la mascarilla, puesto el cinturón y arrancado rumbo a su próximo compromiso. Mientras conduce, túneles incluidos, seguimos hablando sobre las polémicas que han creado algunas de sus canciones].

Bueno, pero en algunos casos no es solo por el sexo, se te ha acusado de machismo en tus letras (varias actuaciones suyas han sido canceladas por este motivo). Por eso lo que te pregunto de si se puede cantar algo que no se crea.

Mira, para empezar, la misma canción que yo canto, tú me llamas machista y la chavala de al lado la baila. El problema no es la canción, el problema es la persona.

A mí me da igual lo que diga la gente, o sea hay miles de canciones que dicen «la voy a matar» y no están matando a nadie, es una canción, es un sentimiento, las canciones están hechas para sentir. Si a ti esa canción te hace sentir, me vale, o sea, no entiendo la pregunta de ¿puede un cantante cantar algo que no comparte? La comilla de machista se la está poniendo la gente, no se la está poniendo la canción. Hay mucha gente que cree que la canción esa no es machista, otra cosa es que tú pienses que la canción es machista, o que yo soy machista, pero ese es tu problema, no el de la canción. Un artista puede hacer lo que le dé la gana.

Hay vídeos y películas super macabras de asesinatos, gente que hace libros de asesinatos super macabros y no es un asesino en serie, entonces lo que no entiendo yo es de dónde sacas que una canción va apoyada de una ideología, la ideología se la das tú en tu casa, no yo en la mía.

Mucha parte de tus seguidores son gente muy joven, ¿tú eres de los que piensa que los artistas…? Antes de terminar la pregunta, Kidd Keo lo deja claro:

No, no, ya te lo estoy diciendo, no, ni los artistas tenemos que educar a los chiquillos, ni las películas tienen que educar a los chiquillos, ni los videojuegos tienen que educar a los chiquillos, que los eduque cada uno en su casa que para eso los ha parido, si no sabe educarlo, es su problema.

¿Crees que tu música es adecuada para gente de esa edad?

Es que me da igual para qué sea adecuada mi música. Yo hago música, no tengo la responsabilidad de dársela a nadie, yo hago mis canciones, las hago en mi casa y las puede escuchar una persona de 40 y una persona de 10, es responsabilidad de cada uno, en el monte cada perro se lame su culo. Yo no influencio a nadie.

Hablando de la actualidad, acabas de sacar un nuevo trabajo en un momento muy complicado. ¿Cómo crees que va a afectar el coronavirus a tu futuro en la música?

Nada, no va a haber conciertos, pero la gente sigue escuchando música. Es más, de hecho, la gente ahora, hoy en día, necesita más la música que nunca, porque es cuando peor está, cuando más sentimientos tiene, ahora hay más gente jodida que necesita canciones para aliviarse.

Hombre sí, está todo más lento, no hay conciertos, a lo mejor de ahí pues no puedo compartir con mis fanáticos ese momento, pero realmente si no se hace dinero por un lado, se hace por otro, así que a lo que es mi carrera, la gente va a estar ahí siguiéndome, va a escuchar mis canciones, no le veo mucha diferencia.

Todo va más lento, pero se trabaja el doble y ya está, que es de lo que yo soy famoso, de trabajar como un negro.

¿Vas a echar de menos los conciertos?

Hombre, ya los echo de menos. Los echo de menos, pero vamos, muchísimo, el momento de compartir con mis fanáticos. Además, para este año no solo había conciertos, sino que Rockport iba a traer eventos, iba a traer bastantes cosas guays, que bueno, se han caído, la verdad sí que me fastidia, pero es algo que no puedes controlar tú realmente.

Qué vamos a hacer, hay una pandemia, hay mucha gente que lo está pasando mal, hay mucha gente que no puede costeárselo, necesitamos seguridad, estamos en una época complicada.

Puedes quejarte o adaptarte, yo me estoy adaptando. Si no le puedo dar conciertos a la gente, pues les voy a dar una serie de animación para que la gente en su casa pueda verse las aventuras de Keo el machista, misógino, drogadicto, yonki.

¿Crees que en la música en general, en la industria musical, el coronavirus va a provocar un cambio?

Me parece que va a haber un cambio, porque ahora que va todo más lento y hay menos recursos es cuando un artista de verdad hace arte y cuando un producto cae. Porque los productos ahora ya no pueden funcionar como funcionaban antes. ¿Quién va a hacer buenas películas? El que tenga un buen director que no le hagan falta 300 personas para trabajar, el que sepa hacer arte de verdad.

Yo sigo funcionando porque toda la vida me lo he cocinado yo solo. Ahora hay que trabajar más y ya está, quien no sepa, bueno.

Yo creo que van a destacar los que sean artistas de verdad, los que sepan crear, los que lo hagan de corazón, los que no necesiten dinero para funcionar.

¿Cómo crees que está gestionando el Gobierno el tema de la cultura, los conciertos, los teatros? ¿Crees que están tomando las medidas que deben?

Mira, yo tengo una ideología política y aun así no he votado a ninguno, ni de los de mi ideología ni de la otra, porque a mí ningún presidente ni nadie de los que está en el poder me representa, me parece que es una lucha entre medirse las pichas y ver quién tiene el poder y no hacen nada por el pueblo realmente. Estarían realmente velando por el pueblo teniendo un poco de sentido común en muchas de las leyes que se ponen, como el hecho de que la gente esté en crisis y vayan poniendo más multas que nunca…

Me parece que el Gobierno no tiene ni idea de lo que hacer, y como siempre España es un país que le gusta bien quedar, es el problema que tenemos en España, que es que nos gusta el ‘bienqueda’. España queremos quedar bien con todo el mundo, por eso la gente no nos toma en serio.

En España lleva habiendo recortes de hospitales y todo eso toda la vida, y ahora la gente qué hace, no sale de su casa y se limpia las manos. No sé, me da pereza, yo hago dinero para mí, no va a cambiar el mundo por lo que yo diga.

Cuéntanos un poco el futuro de los proyectos de Kidd Keo.

Con la marca de ropa estoy sacando colecciones ahora. En verdad no me gusta diseñar mucho porque no hay mucho que ponerse, pero bueno, sigo con colecciones, estoy haciendo un par de colaboraciones con otras marcas.

Estoy desarrollando una serie de animación, estoy desarrollando un libro, tengo un videojuego, ¿qué más tengo? Estoy desarrollando otro álbum, me acabo de comprar una casa para rediseñarla por dentro con mi madre. Es una casa garaje, estoy ahora en temas de arquitectura y diseño de interiores.

Estoy haciendo cosas con mi mamá, arquitectura y diseño de interiores que es lo que quiero hacer ahora. Nada, con mi mamá también estoy haciendo muchas cosas de arte, es ilustradora, este conjunto que llevo aquí por ejemplo lo diseñé con ella.

Así que nada, sin parar, trabajando. Ahora que tengo dinero para emplearlo en proyectos más grandes es lo que quiero, yo el dinero lo quiero para eso, para seguir haciendo mi trabajo y seguir inspirándome.

En unos años quiero tener una torre gigante mía, la torre de Keo, a donde poder mandar las quejas, allí al buzón.

María Hernández

De Murcia y madrileña de adopción. Escribo a menudo sobre derechos humanos e inmigración. También estudié Publicidad, pero lo mío es el periodismo. Y los viajes.