La Bien Querida y Melenas nos deleitan en el Tomavistas Extra
Foto: Eva Cubas| The Objective

Cultura

La Bien Querida y Melenas nos deleitan en el Tomavistas Extra

El pasado 21 de mayo se inauguraba el Tomavistas Extra, un ciclo de conciertos de bandas y artistas nacionales que tendrán lugar durante los meses de mayo y julio.

por Eva Cubas

El pasado 21 de mayo se inauguraba el Tomavistas Extra, un ciclo de conciertos de bandas y artistas nacionales que tendrán lugar durante los meses de mayo y julio.

Celebrados los primeros conciertos, el domingo 23 de mayo, llegaba el turno de Melenas y La Bien Querida con las entradas agotadas. Sin embargo, el mal temporal, dispuesto a ponerlo todo patas arriba, amenazaba con cancelar el concierto. Puestos todos los esfuerzos en sacar adelante el evento, se decidió retrasar una hora la apertura de puertas ya que las previsiones meteorológicas indicaban que a partir de las 20:00 horas ya no llovería más.

El recinto ubicado en el Parque Enrique Tierno Galván se dividía en dos zonas y cuatro categorías. Los asistentes fueron accediendo al lugar  de manera escalonada y sentándose en las mesas según su categoría. Mientras, sonaba la música de fondo.

Imagen: Eva Cubas

Melenas arrancaba con el tema Volaremos

Melenas arrancó a las 21:00 horas con la canción Volaremos. Pese al retraso provocado por la lluvia, ellas sacaron su alegría y optimismo tocando temas como Ya no me Importa o Primer Tiempo. La banda de garage pop parece, cada vez más, abrirse hueco en el panorama musical. Una prueba de su crecimiento es el premio con el que, a inicios de este año, han sido galardonadas a la mejor banda alternativa en los Music Moves Europe Talent Awards.

Imagen: Eva Cubas

«Madre, qué sensación festivalera ya, ¿no?, un poco lo que se va viviendo, ¡qué alegría!» decía Oihana Herrera la cantante y guitarrista del grupo. El recinto al aire libre contaba con puestos de comida, de bebida, de maquillaje… Era tan amplio que, pese a que los asistentes tuvieran que disfrutar de la música desde sus asientos, en el ambiente se palpaba esa sensación de la que hablaba la cantante. Aquel lugar era, quizás, lo más similar en mucho tiempo, a estar en un festival antes de la pandemia. Una imagen que muchos añoramos y que todavía está por llegar. Pero, poco a poco, se reaviva esa esperanza de poder volver a vivir un concierto bailando al son de la música, con abrazos y carcajadas, hasta las tantas de la madrugada y dejando atrás toda preocupación.

Tocaron, también, canciones de su reciente álbum Días raros como 29 Grados, En Madrid o Ciencia Ficción. La bajista se acercaba bailando con complicidad a la cantante y el público disfrutaba mientras se tomaba una cerveza, unos nachos o lo que fuera que se hubiera pedido. Melenas no pudo cantar todos los temas previstos debido al retraso de apertura de puertas: «Disculpa, nos queda poco tiempo» decían. Agradecieron el esfuerzo a todo el personal y finalizaron con el tema No puedo pensar. 

Imagen: Eva Cubas

 

La Bien Querida llega con algunas sorpresas

A las 10:00 horas llegó el turno de La Bien Querida. Apareció imponente en el escenario con un llamativo traje rojo haciendo referencia al concepto de “Brujería”, el nombre de uno de sus reconocidos álbumes. Con una increíble puesta en escena reforzada por las luces y el vestuario abrió el concierto cantando La Verdad. 

Imagen: Eva Cubas

Los primeros temas que cantó eran de este álbum “Brujería” tales como Te quiero, Miedo, Morderte y Me envenenas. De repente, La Bien Querida salió del escenario y reapareció con un nuevo atuendo: una chaqueta de lentejuelas brillantes y una falda blanca. A partir de este momento, comenzaron las sorpresas. Fueron apareciendo artistas musicales que subieron al escenario a cantar con La Bien Querida: Jota de Los Planetas, Lorena Álvarez y  Diego Ibáñez, el vocalista del grupo Carolina Durante.

Imagen: Eva Cubas

La noche caía y con ella las temperaturas. Ana lo hizo notar más de una vez: «Hace fresquito hoy. Hemos sufrido un montón porque en la prueba ha caído una aquí, que han tenido que venir los bomberos a achicar el agua. Así que, muchas gracias por venir». Aquellos que no fueron previsores y olvidaron traer ropa abrigada probablemente sintieron el mismo frío que Ana. Pese a ello, esto no impidió que el público se emocionara con esas letras de amor y desamor con las que uno se siente identificado. Dinamita y Momento Abril fueron algunos de los temas que más conmovieron a los asistentes.

La Bien Querida puso broche final al concierto con Fuerza. La gente repetía «¡otra!, ¡otra!», pero Ana señalaba triste: «Tengo que cortar, lo siento». Se despidió lanzando al público besos desde el escenario. Terminaba así, una buena tarde de música en directo, al aire libre y rememorando algo similar a un festival previo a la pandemia. Una sensación tan lejana, casi olvidada, pero tan deseada… 

Imagen: Eva Cubas