The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

La carne barata tiene un gran coste para la Tierra

El sector ganadero genera un 18% más de CO2 que el sector del transporte, según la FAO

Foto: Szabo Viktor | Unsplash

La crisis climática es un problema real. 2019 pone fin a una década en la que el cambio climático golpea el planeta por, entre otras cosas, la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Así lo revela la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en un informe que se ha presentado en la Cumbre Mundial del Clima (COP25) en Madrid. 

Cuando se habla de la crisis climática, se nombra a la joven activista del movimiento Fridays For Future, Greta Thunberg. Así, para llegar hasta la capital de España, Thunberg cruzó el Atlántico en catamarán precisamente para no contribuir a la contaminación del aire y al cambio del clima. 

Thunberg también es vegana. No come carne por el mismo motivo por el que no se sube a un avión, ya que, asegura, afecta a la salud de la Tierra. La producción de carne tiene “consecuencias a nivel social, en el derecho de los animales y a nivel medioambiental”, afirma a The Objective la autora del libro El negocio de la comida, Esther Vivas. “La carne consume mucho más recursos naturales que la producción de otros alimentos”, indica. 

España es el segundo país de Europa que más carne consume: una dieta saludable no debería superar los 20 kilos de carne al año y un español come una media de 50. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el consumo de dos a tres raciones de carne blanca a la semana y aconseja la carne roja y procesada de forma ocasional. Así, el consumo medio de carne es de seis veces la recomendación, de carne roja ocho veces y de carne procesada de 12 veces. 

La dieta “adicta” al consumo de carne supone un gran coste para el planeta. Así lo afirmaba ya por 2006 un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que revelaba que la ganadería genera un 18% más de dióxido de carbono (CO2) que el sector del transporte. Asimismo, un reciente informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) estima que hasta el 37 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero provienen del sistema alimentario y, de todas ellas, la ganadería de carne y lácteos es responsable del 14,5%.

La carne barata tiene un gran coste para la Tierra

Foto: Ng Han Guan | AP

No obstante, el CO2 no es el único gas contaminante que expulsa esta industria: también se halla el metano. La FAO explica que “los países con grandes áreas de tierras agrícolas y grandes cantidades de ganado tienden a contribuir con las mayores emisiones de metano y óxido nitroso”.

En España, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2015 el sector de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca fue el cuarto principal emisor de gases de efecto invernadero (GEI), con 13,35% de las emisiones totales, pero la ganadería emitió un 61% de metano del 61,8% para el conjunto

En cuanto al metano, los rumiantes producen alrededor del 33% del total de las emisiones de metano. El 80% del metano que estos animales expulsan es producido en el rumen y el 20% restante procede de la descomposición de las heces.

Los factores que principalmente influyen en la producción de metano del ganado residen en la dieta y en la propia industria, ya que una vaca que se emplea para la producción de leche, queso y otros lácteos produce un 50% más de metano que otra vaca empleada solo para el consumo de carne. 

España vulnera asimismo el límite de emisión de amoniaco por las explotaciones de porcino industrial y avícolas. El 94% de las emisiones de amoniaco declaradas proceden de la ganadería industrial, según denuncia Greenpeace. La degradación del amoniaco da lugar al óxido nitroso: un gas de efecto invernadero mucho más potente que el CO2. 

Las emisiones del amoniaco, que tiene efectos perjudiciales sobre el suelo y el agua, proceden de forma mayoritaria de los purines procedentes del ganado porcino y de la fertilización, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPAMA). 

48 mil millones de metros cúbicos de agua gasta la ganadería española

La ganadería española consume anualmente más de 48.000 millones de metros cúbicos de agua. Esto equivale al consumo de todos los hogares españoles durante más de 21 añosLa FAO señala que la producción de ganado utiliza el 8% de agua que consume el hombre principalmente a través del riego de cultivos forrajeros. 

La ganadería es la principal productora de contaminantes del agua: procedentes de los desechos de los animales, antibióticos, hormonas, las sustancias químicas utilizadas en las curtidurías, los fertilizantes y plaguicidas usados en los cultivos forrajeros, y sedimentos de los pastizales erosionados.

La autora de El negocio de la comida explica que “hoy se suministran antibióticos a animales sanos para que puedan subsistir en las condiciones de insalubridad“. Asimismo sostiene que esto tiene un impacto en “nuestra salud creando bacterias multirresistentes a los antibióticos”. En Estados Unidos se estima que el ganado y la producción agrícola de forrajes consumen el 37% de los plaguicidas, el 50% de los antibióticos y producen una tercera parte del nitrógeno y el fósforo que contaminan el agua. 

La carne barata tiene un gran coste para la Tierra 1

Foto: Gerry Broome | AP

Los 28,3 millones de cerdos censados en España en 2015 provocaron más de 60 millones de metros cúbicos de purines —lo que equivale a llenar 66 piscinas olímpicas al día durante todo un año—. La gestión de purines es muy deficiente en España. Su aplicación como abono y los vertidos ilegales son los principales responsables de que la contaminación de acuíferos por nitratos sea un problema creciente en amplias zonas de Aragón, Castilla y León y especialmente en Cataluña. 

“El 41% de los acuíferos catalanes están contaminados por nitratos procedentes de los orines de la cabaña porcina”, afirma Vivas. Para poner solución a este problema, los ayuntamientos y la Agencia Catalana del Agua han destinado seis millones de euros anuales para solucionar el exceso de este componente en dichas redes. 

El ganado contribuye diez veces más a la contaminación del agua en comparación con la contaminación del hombre y aporta, según la FAO, un gasto importante de agua porque para producir un kilo de carne de vaca se necesitan más de 15.000 litros de agua y para un kilo de cerdo se requieren 8.000 litros.

El 70% de la deforestación del Amazonas a causa de la ganadería intensiva 

“La ganadería comercial es la principal usuaria de tierra agrícola, ya sea vía directa a través de pastoreo o a través de otra vía indirecta como el consumo de piensos, forraje y cultivos de estos“, señala Vivas. Este sector representa el 70% de la deforestación actual del Amazonas. Según la FAO, el pastoreo ocupa el 26% del terreno y la producción de forrajes precisa cerca de una tercera parte del total de la superficie agrícola. 

La dieta de los cerdos se basa en la soja. Y es por ello por lo que el cultivo de soja está entre los más extendidos en el Amazonas. La superficie destinada a este tipo de cultivo en América Latina superó los 39 millones de hectáreas entre 1994 y 2004. 

La mayor parte de la deforestación mundial para consumo ganadero se encuentra en Latinoamérica, ya que es la principal proveedora de carne a Europa y a EEUU. La deforestación del pulmón del planeta es un “negocio lucrativo” impulsado en gran medida por redes criminales que atacan a funcionarios gubernamentales, defensores forestales y pueblos indígenas que intentan detenerlos, según un informe que publicó en septiembre de 2019 Human Rights Watch. La deforestación del Amazonas prácticamente se duplicó entre enero y agosto totalizando 6.404,4 km2, frente a 3.336,7 km2 en el mismo periodo de 2018. 

El ganado conforma un 20% del total de la biomasa animal terrestre. La superficie que ahora ocupa el ganado, antes era el hábitat de especies silvestres. En 306 de las 825 ecorregiones clasificadas por el Fondo Mundial para la Naturaleza, el ganado es una “amenaza”. También 23 de las 35 zonas mundiales de gran concentración de biodiversidad empiezan a debilitarse por los efectos de la producción ganadera. 

La carne barata tiene un gran coste para la Tierra 2

Foto: Andre Penner | AP

La principal causa de deforestación en España se debe a la construcción de zonas urbanas. Sin embargo, el aumento de superficie agrícola y ganadera para la producción de entre cosas como la soja, el aceite de palma o la carne es una de las responsables de este hándicap, según Greenpeace. 

España es la principal puerta de entrada en la Unión Europea (UE) de soja —transgénica— que viene de América del Sur. La ganadería española tiene una fuerte dependencia de estos cultivos forrajeros.

Por otro lado, el desecho de los excrementos del ganado también producen la contaminación del suelo. Un informe que estudia los impactos del estiércol en América Latina sostiene que si no existe un control en el almacenamiento, el transporte o la aplicación del estiércol, esto puede tener graves impactos ambientales tanto en el aire como en la tierra. 

El informe revela que en países donde no hay una regulación específica para el manejo y depósito de los excrementos de los animales, estos se aplican al suelo contaminante excediendo la capacidad de captación de nutrientes por los cultivos. Así se produce un círculo vicioso en el que los excrementos contaminan el suelo, convirtiéndose luego en pasto para ganado que es ingerido por los animales y que causa intoxicaciones y muertes.

Partidos políticos frente a la ganadería industrial

Los programas políticos presentados para las pasadas elecciones generales del 10 de noviembre no arrojan demasiada luz sobre esta cuestión. En los del Partido Socialista (PSOE), Partido Popular (PP) y Unidas Podemos (UP) se puede notar cómo todos ellos centran sus esfuerzos en luchar contra la contaminación del transporte y cómo ninguno plantea reducir las emisiones de las industrias ganaderas. 

En el PSOE, entre sus seis prioridades, se encuentran la emergencia climática y la transición ecológica de la economía. En este sentido, para hablar de la ganadería defienden una Política Agraria Común (PAC) que garantice la triple sostenibilidad económica, social —que incorpore la perspectiva de género— y medioambiental. En su programa nombran los cambios de esta PAC en favor de una ganadería extensiva —que hace uso de los recursos naturales presentes en el lugar—.

El PP también contempla, entre sus medidas, priorizar una PAC que fomente el desarrollo de todos los sectores del territorio español, así como que contribuya a la lucha contra el cambio climático. 

La carne barata tiene un gran coste para la Tierra 3

Foto: Martin Meissner | AP

UP plantea elaborar una PAC más justa. El partido apuesta por las explotaciones agrarias y ganaderas familiares. De este modo, los apoyarán de una manera proporcionada a sus necesidades económicas. También explican que la PAC tiene que formar parte de una estrategia que impulse la ganadería extensiva. 

Esto plantearon PSOE, PP y UP en sus programas electorales en cuanto a la ganadería, pero si nos remitimos a los hechos; en Castilla La Mancha el PSOE y el PP en marzo de 2019 rechazaron una proposición no de ley confeccionada por Podemos que solicitaba la moratoria a la concesión de autorizaciones ambientales a explotaciones ganaderas industriales. Así, pedían frenar la ganadería intensiva y una regulación en el sector. 

La responsable de Agricultura, Alimentación y Clima de Greenpeace Internacional Reyes Tirado declaró a Efe que “una dieta con menos carne aparte de contribuir a mitigar la emergencia climática, también incrementa la salud de las personas“. En su opinión, el consumo excesivo de carne “no es una cuestión cultural, es el propio sistema que se está equivocando”.

“El problema es que se come demasiada carne y de mala calidad”, señala la autora de El negocio de la comida. Vivas agrega: “Es necesario reducir de manera drástica el consumo de proteína animal y apostar por un modelo sostenible de ganadería extensiva a escala local“.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.