The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

El equilibrio de la energía en los perros

Foto: Meri Yein | Edology

Somos energía. Físicamente hablando, somos energía. Nuestro cuerpo es 99% energía. No es una creencia, no es un concepto etéreo, es una realidad científica innegable. Compleja, pero innegable. Sin embargo, por alguna razón, a los humanos nos cuesta validar todo aquello que no podemos ver, aunque eso implique descuidar un aspecto fundamental de nuestra propia existencia. En algunos casos es cuestión de escepticismo, pero en otros es simplemente falta de información. La física cuántica no es precisamente intuitiva y ciencia y espiritualidad parecen transitar caminos muy separados. Pero no tiene por qué ser así. Silvia Edo es Crystal Coach, que en sus propias palabras, “es algo parecido a ser una mentora de piedras naturales”. Su objetivo es claro, ayudar a la mayor cantidad de gente posible “a vivir más en paz y armonía consigo mismas”. Y los perros, por supuesto, juegan un papel importante.

El vínculo que existe entre un perro y su humano es muy fuerte. Tanto que puede incluso compararse al que hay entre un bebé y su madre. Eso dice la ciencia. Y Silvia lo respalda. “Cualquier persona que tiene un perro y que le mire a los ojos es capaz de entenderlo y sobre todo de sentirlo. Ellos nos aman por encima de todo, incluso por encima de ellos mismos”, asegura. Y amplía: “Los perros perciben nuestra energía, cada vez que nos huelen lo que están chequeando es nuestro campo energético o nuestra aura. Saben si estamos enfermos o sanos, si estamos contentos o tristes. Estoy segura de que de las personas que tienen perros han experimentado el llegar a casa tristes, estresados o enfadados y al acercarse a su perro han hecho como un clic y se han encontrado mucho mejor o incluso han empezado a reír. Su perro les ha limpiado energéticamente y ha absorbido esa energía, generalmente de baja vibración, que su dueño traía”.

Seguro que la historia te suena familiar y que puedes recordar sin dificultad momentos como los que describe Silvia. Pero, este nivel de entrega, ¿pasa factura? ¿Absorber estas vibraciones puede tener consecuencias negativas para nuestros perros? Según la experiencia de Silvia, la respuesta es sí. Acumular un exceso de energías de baja vibración como enfado, tristeza, dolor, enfermedad, sufrimiento, etc. puede hacer que nuestros perros enfermen. Para evitarlo, ellos se limpian de forma natural y la clave, como explica Silvia, está en los paseos. “Se limpian sobre todo a través de los paseos por la naturaleza, en los lugares en los que pueden entrar en contacto directamente con la energía de la Tierra que les hace de canalizadora y transmutadora de energías de baja vibración.”

La turmalina negra en bruto ayuda a que la energía se mantenga limpia. | FOTO: Meri Yein | Edology.

Las piedras y la limpieza de la energía

Y nosotros, ¿podemos ayudar? Silvia asegura que sí, que “además de llevarlos a dar paseos por la naturaleza, existe la posibilidad de ayudarles a mantenerse limpios tanto a través de piedras naturales como, por ejemplo, utilizando terapias energéticas sanadoras como el Reiki”. Sobre las piedras, nos explica que son básicamente “energía disponible” y que al utilizarlas “incorporamos su energía a la nuestra, lo que nos ayuda a equilibrarla, limpiarla, armonizarla, etc. dependiendo de la piedra que escojamos. De ahí la importancia de elegir la piedra que mejor se adapte a nuestras necesidades en ese momento”.

El tiempo es también un factor importante, “hay que entender que hay piedras de corto y de largo recorrido. Piedras que nos trabajan en momentos puntuales y otras que nos van a acompañar durante mucho más tiempo. En cualquier caso, es importante entender que ellas mismas son quienes lo deciden. Las piedras llegan a nuestra vida y se marchan de ella en el momento adecuado”, explica Silvia y nos recuerda que “con ellas nada puede ser forzado. Una piedra nos deja cuando se rompe o se pierde y ocurre mucho más a menudo de lo que podamos imaginar. Ellas tienen su propio lenguaje”.

El equilibrio de la energía en los perros 2

Estos momentos de paz y relajación fortalecen el vínculo entre perro y humano. |FOTO: Meri Yein | Edology.

Volviendo al tema de los perros, Silvia asegura que “con ellos se pueden utilizar las mismas piedras que con las personas, sus propiedades son igual de aplicables. Pero lo que más van a necesitar normalmente son piedras de limpieza y protección”. Lo mejor, como siempre, es contar con la asesoría de un profesional, pero a modo de ejemplo, la coach nos explica su propia experiencia: “Yo utilizo la turmalina negra, generalmente una vez por semana, colocándola en diferentes puntos de cabeza y lomo y en los cuartos traseros -los perros también tienen chakras o centros energéticos- para que la piedra absorba todas esas vibraciones que puedan llevar. Luego limpio la piedra con incienso y la dejo en el sitio en el que habitualmente están, donde tienen sus cunitas o camitas para que les siga trabajando mientras duermen o descansan. Además, utilizo también geodas de cuarzo blanco sobre todo para limpiar la energía del espacio en el que están”.

Los perros son familia, no hay duda. A veces incluso mucho más. Sin embargo, a pesar de esto, cada año se abandonan en España más de 100.000 perros. Cuesta entenderlo. Como comenta Silvia, “nuestras mascotas están con nosotros por diferentes motivos, pero principalmente para enseñarnos lo que es el amor incondicional. Tan sólo por eso merecen nuestro amor, respeto y comprensión. Da igual si son comprados, da igual si son adoptados, regalados, su origen no importa, lo que importa es tu compromiso con ellos, durante toda su vida. Ellos te convierten en el centro de su existencia, se merecen ser correspondidos.” ¡Vaya si lo merecen!

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.