The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

La frase de Melisandre que fue clave en el último capítulo de 'Juego de tronos'

La sacerdotisa roja llega unos minutos antes de la batalla para cumplir su última misión: ayudar en la lucha de la luz contra la oscuridad

Foto: HBO | HBO

Todo este artículo es un spoiler gigante. Avisados quedáis.

Si hay algo que deberíamos haber aprendido ya los seguidores de Juego de Tronos es que nada ocurre como pensábamos y que las teorías, profecías y predicciones que salieron hace decenas de capítulos tienen siempre un sentido.

Con la de meses que nos ha costado asumir que el último enemigo a derrotar sería la muerte, comandada por el Rey de la Noche, llega Arya para romper en un millón de pedazos todo lo que pensábamos en el capítulo número tres de la temporada.

Ponemos de nuevo la secuencia, porque sabemos que la queréis ver otra vez:

Y aquí, otra vez, con toda esta gente representándonos:

Arya fue la protagonista indiscutible —no va a ser Bran, que se pasa el capítulo convertido en cuervo sin ayudar en nada, o Jon, tratando de enfrentarse a un dragón zombie gritando—. Pero, si alguien más es clave en la batalla más impactante es Melisandre. La sacerdotisa roja llega unos minutos antes de la batalla para cumplir su última misión: ayudar en la lucha contra la oscuridad, vamos a salvarlos a todos. Además, pronuncia las dos frases claves del capítulo.

Primero, vayamos hacia atrás, hasta el sexto episodio de la tercera temporada, cuando Arya y Melisandre se encuentran por primera vez. “Veo una oscuridad en ti”, le dice la mujer de rojo a la pequeña de los Stark. “Y en esa oscuridad, los ojos me miran fijamente. Ojos marrones. Ojos azules. Ojos verdes. Ojos que cerrarás para siempre. Nos volveremos a encontrar”.

Ahora, volvamos a la batalla de Invernalia. Esta es la conversación entre las dos mujeres mientras están encerradas en una habitación en una batalla que parecía perdida:

Arya: “Dijiste que nos encontraríamos de nuevo”.

Melisandre: “Y aquí estamos. En el fin del mundo”.

Arya: “Dijiste que cerraría muchos ojos para siempre. Tenías razón en eso también”.

Melisandre: “Ojos marrones. Ojos verdes. Y ojos azules. ¿Qué le decimos al dios de la muerte?”

Arya: “Hoy no”.

Esta última frase (“Not today“, en su versión original) tiene además un significado especial. Es la que Syrio Forel le enseñó a Arya en su primera clase en Desembarco del Rey. El maestro de la danza del agua y primera espada de Braavos fue el primer profesor de la pequeña de los Stark.

Volviendo a la profecía de Melisandre, Arya cierra para siempre los ojos azules de los muertos al destruir al Rey de la Noche. También acabó con los marrones de los Frey. Eso solo nos deja un color: el verde.

Antes del capítulo de Las campanas todas las apuestas estaban en este verde:

La frase de Melisandre que fue clave en el último capítulo de 'Juego de tronos'

Crédito: HBO

Pero en el último momento y tras las palabras de despedida de Sandor Clegane, Arya decidió salvar su vida en vez de acabar con la de Cersei. La diferencia no fue mucha, puesto que la Lannister murió sepultada —y abrazada a Jaime— tras la destrucción de la Fortaleza Roja.

Ahora, todos los focos se dirigen a la causante de todo el horror en Desembarco del rey, a ella, la que ha sido nuestra heroína, la que rompía cadenas y no ardía. Porque sí, Daenerys también tiene los ojos verdes.

La frase de Melisandre que fue clave en el último capítulo de 'Juego de tronos' 2

Crédito: HBO

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.