La Generación Z, protagonista del Día de Internet Segura
Foto: Gabrielle Lurie| Reuters

Futuro

La Generación Z, protagonista del Día de Internet Segura

Promover un uso seguro y positivo de las tecnologías digitales, especialmente entre niños y jóvenes, es el objetivo principal del Día de Internet Segura.

por The Objective

Todos recordamos el día en el que abrimos nuestra primera cuenta de correo electrónico o compramos nuestro primer ordenador. Somos parte de una generación que ha experimentado importantes cambios tecnológicos a los que hemos tenido que ir adaptándonos. La transformación ha sido completamente radical en apenas unos años marcando un antes y un después en la vida de las personas.

Sin embargo, hay una generación, la Generación Z, para muchos la sociedad del compromiso y los valores, que es la primera generación de nativos digitales. Estos jóvenes, con edades comprendidas entre los 13 y 20 años, usan a la perfección las nuevas tecnologías incluso antes de aprender a hablar y caminar. Se informan a través de las redes sociales, no entienden la pregunta de cuánto tiempo pasan en internet, lo primero que hacen al despertar es consultar Instagram… y todo esto expuestos a una serie de riesgos que desconocen.

Por ello promover un uso seguro y positivo de las tecnologías digitales, especialmente entre niños y jóvenes, es el objetivo principal del Día de Internet Segura que, promovido por la Comisión Europea a través de la Red INSAFE, se conmemora el 6 de febrero en más de 100 países de todo el mundo.

‘Crea, conecta y comparte respeto: una Internet mejor comienza contigo’ es el lema elegido este año para impulsar cambios positivos y contribuir a crear no sólo un lugar seguro sino también un lugar mejor para el día a día online.

Según la secretaria de Estado de Justicia, Carmen Sánchez-Cortés Martín, en un acto presentado por Juan y Damián, las voces de las hormigas más famosas de la tele y promovido por Internet Segura for Kids, en 2016 se abrieron 8.000 procedimientos judiciales relacionados con delitos en la red. «Tenemos que tener conciencia de que hay zonas de riesgo en internet que pone en peligro la seguridad y la privacidad de los jóvenes», apunta.

Y es que según datos del Instituto Nacional de Estadística, el 95,1% de los menores de edad en España son internautas habituales y el 70% dispone de teléfono móvil propio, de los cuales el 83% están registrados en una red social.

De esta forma, desde Internet Segura for Kids proporcionan una serie de claves para garantizar la ciberseguridad en la red:

1. Redes sociales

¿Tienes Facebook, Twitter o Instagram? ¿Y has leído sus condiciones de privacidad? Recuerda que siempre se aceptan una serie de cláusulas que casi nadie lee. Por lo que conviene revisarlas antes de aceptarlas. Igualmente, todo usuario debe configurar la privacidad de su cuenta

2. Contraseñas

Combina siempre números, letras y símbolos no alfanuméricos y siempre con un mínimo de ocho caracteres. Y, por supuesto, no utilices la misma clave para varios servicios.

3. Smartphone protegido

Tu teléfono móvil es como un ordenador, por lo que hay que extremar las precauciones en los smartphones y tabletas. Ten cuenta todas las indicaciones anteriores y descárgate sólo las aplicaciones oficiales y activas el Wifi, GPS, Bluetooth y demás funciones solo cuando las estés usando.

 4. Wifi seguro

Navega solo por sitios web seguros. Cada vez hay una mayor proliferación de redes wifi públicas, pero no todas ellas son seguras.

Lo mismo ocurre cuando navegas por internet. Recuerda que si comienza por «https» y tiene un símbolo de candado se trata de una dirección web segura.

5. Copias de seguridad

No esperes a tener un problema para realizar una copia de seguridad. El borrado accidental es una de las causas más frecuentes de pérdida de información aunque no es la única, también puede ser debido a la acción de algún virus capaz de cifrar o borrar la información, por la pérdida, accidente o robo del dispositivo que contiene la información. Por ello, desde Internet Segura for Kids aconsejan duplicar la información en dos o más soportes. Por ejemplo, una copia podría estar en un disco duro externo y la otra en el disco duro del portátil o incluso en un servicio de la nube.