«La incultura financiera es una de las lacras de la sociedad española»
Foto: William Iven| Unsplash

Economía y capital

«La incultura financiera es una de las lacras de la sociedad española»

Hablamos con el especialista en servicios financieros Martín Huete, que acaba de publicar 'Invertir como nunca te han contado'

por Néstor Villamor

Martín Huete lo tiene claro. Los mejores fondos para un inversor medio son los indexados, es decir, los que replican un índice (el Ibex 35, por ejemplo) y dan rentabilidades en función de la evolución de las que logre ese índice. No es el único: el magnate estadounidense Warren Buffet lleva décadas siendo uno de los principales valedores de este modelo de inversión, orientado al largo plazo.

Ahora, Huete, licenciado en Derecho que ha desarrollado gran parte de su carrera en el mundo financiero en empresas como Allianz, AB Asesores o Caja España Fondos, acaba de publicar Invertir como nunca te han contado (Deusto). Se trata de un libro dividido en dos partes en el que, además de novelar su trayectoria profesional, ofrece pinceladas para todos aquellos lectores no familiarizados con el mundo de las finanzas —o que incluso desconfían de este concepto—, pero con un interés subyacente por entender cómo funciona. En él, lamenta la poca cultura financiera que hay en España, hace un repaso a las posibles vías que tiene un ciudadano medio para ahorrar e invertir y advierte del «tsunami» —como él lo llama— que se avecina, básicamente consistente en el matrimonio de los mencionados fondos indexados con la revolución digital.

«La incultura financiera es una de las lacras de la sociedad española» 1

Portada de ‘Invertir como nunca te han contado.

¿Cómo puede aprovechar un inversor este tsunami?

La ola les va a pillar a los gestores tradicionales y a los bancos tradicionales que no sepan ver por dónde va el mundo. Para el inversor de a pie, al revés: este tsunami es maravilloso porque le va a permitir, mediante la revolución digital, acceder a información a la que antes era muy complicado llegar, entender que también hay posibilidad de hacer cosas fuera del circuito bancario y, sobre todo, subirse al carro de la inversión pasiva [modelo por el que se gestionan los fondos índice], que realmente es muy beneficiosa para el inversor de a pie.

Recomienda al lector buscar alternativas fuera de los bancos tradicionales, pero ¿qué opciones son fiables en toda esa marisma?

Yo lo que digo es que hay muchas alternativas fuera del circuito bancario. Es decir, que hay gestores automatizados como Finizens, Indexa o Finanbest, por nombrar tres, o hay traders online como eToro… Ahí uno puede configurarse directamente una cartera de fondos índice, cosa que hace unos años era imposible: o tragabas con el producto que te enchufaba el banco o no había otra manera de invertir.

¿Cuándo va a haber en España una prominencia de fondos índice como la de otros países?

Yo creo que hacen falta tres cosas. La primera es un cambio generacional. Hoy por hoy, el dinero está en manos de gente conservadora, gente que o no entiende estos conceptos o nadie se los ha explicado. También, que la mujer intervenga en la toma de decisiones financieras en la familia. En tercer lugar, que haya un gran banco que realmente apueste por esto y diga: «Vamos a sufrir márgenes en el corto plazo, pero vamos a ser honestos con los inversores y a ofrecerles lo que realmente les interesa más».

«La incultura financiera es una de las lacras de la sociedad española» 2

Martín Huete, autor de ‘Invertir como nunca te han contado’. | Foto: Deusto

¿Por qué aconseja a los lectores ir al casino antes que hacer inversiones basadas en análisis técnicos [en plata, estudios del comportamiento pasado de un activo para predecir comportamientos futuros]?

Hay mucha gente muy enamorada de este rollo de los charts [los gráficos que muestran la evolución del precio de un activo], de que si sube o si baja…, pero es que no funciona (se ríe). Yo entiendo que esto de tratar de entender cuándo entrar y salir de los mercados tiene atractivo, pero es que realmente no vale para nada y yo aconsejo que, si quieres divertirte, te vayas al casino.

No menciona las criptomonedas, con la de titulares que están dando últimamente…

Yo creo que, ahora mismo, un inversor con patrimonio tiene que tener un mínimo de un 5% de su cartera en criptoactivos porque se están configurando como una nueva clase de activos dentro de la inversión alternativa. Pero, de nuevo, sin hacer análisis para tratar de adivinar cuál es el mejor momento para entrar y cuándo es el mejor momento para salir. Simplemente compras y confías en que, a largo plazo, va a subir, porque va a subir. Hoy [por el lunes] anunciaba Tesla que ha comprado 1.500 millones de dólares [unos 1.240 millones de euros] en bitcoin y que va a dejar a sus clientes comprar los coches con estas divisas. Es una muestra más de lo que viene. El bitcoin ha alcanzado ya los 40.000 dólares. Hay gente que dice que en dos o tres años puede llegar a 500.000 o incluso a un millón. No lo sabemos, pero ¿es probable que esté por ahí? Sí.

¿Cómo valora el alboroto que se ha montado con GameStop [empresa cuyas acciones subieron a punto de nieve en cuestión de días después de que un ejército de foreros de Reddit las comprara de forma masiva]?

Lo que la gente no sabe es que previamente a todo este revuelo, hubo un inversor institucional que ya notificó a la SEC [organismo estadounidense supervisor de los mercados de valores, algo equiparable a la CNMV española] que había tomado una pequeña participación en esta compañía. A mí todo esto me hace pensar que este inversor institucional movió los hilos en estos foros para que se montara ese asalto al castillo y dejar desnudo a los fondos que tenían participaciones cortas. Al final, lo que ocurre es que al inversor pequeño, que no conoce demasiado, le cuentan estas películas y allá que se tira. Para el común de los inversores es muy fácil dejarse llevar por estas cosas. Las redes sociales tienen su parte buena, que es la facilidad de acceder a mucha información de gente interesante que está al día de muchas cosas, pero tienen también su parte mala, que es la cantidad de ruido que se genera y la cantidad de supuestos gurús que, al final, lo que producen es mucho estrés y mucha confusión. No hay que dejarse llevar por las modas, por las euforias ni por las depresiones. Yo siempre digo que, en la inversión, hay que hacer como Ulises, que pidió a sus marineros que le atasen al palo mayor de su barco para no dejarse llevar por el canto de las sirenas.

¿Cómo se soluciona la incultura financiera en España?

Es una de las lacras de la sociedad: la incultura financiera que tenemos. Yo creo que está basada en nuestra forma de ser, en el «Dios proveerá», en no tener conciencia del futuro. Aquí nos dedicamos a mirar un móvil siete horas antes de comprarlo, nos pasamos 22 días comprando revistas y yendo a concesionarios antes de comprar un coche. Sin embargo, a nuestras finanzas personales no les hacemos ni santo caso y dejamos que nos las gestione el señor del banco, que no es que sea un demonio venido del averno, pero es un señor que nos va a tratar de vender los productos que le convienen a él, como es lógico.

Situación hipotética para finalizar: tengo 3.000 euros disponibles para invertir con un horizonte temporal de tres años y mi aversión al riesgo es moderada. ¿Qué hago?

Meter la mitad en un bono o en alguna renta fija que bata la inflación y la otra mitad en el mercado bursátil, aunque tres años es poco tiempo para que los mercados funcionen a tu favor.

Néstor Villamor

Gallego de nacimiento y madrileño de alquiler. Aprendí este apasionante oficio en La Voz de Galicia, Icon, BuenaVida, El País… Ahora sigo creciendo en The Objective.