The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

La mujer que cumple el sueño de 28 años de Terry Gilliam

Foto: Vianney Le Caer | AP

Inmortalizada queda la imagen de Terry Gilliam sacando a bailar a Alessandra Lo Savio, la productora ejecutiva de El hombre que mató a Don Quijote en la alfombra roja de la 71ª edición de Festival de Cannes. Al son de una magistral banda sonora y con una sonrisa que no le cabía en el cuerpo, danzó para el mundo regalando un entrañable momento en donde se apreció su júbilo; todo gesto arremetía con fervor contra los disgustos del pasado y rebosaba entre compases la plenitud en forma de autenticidad. El sábado 19 de mayo la Riviera Francesa fue testigo del sentimiento de un artista que gritaba las más sinceras gracias de corazón por la oportunidad de poder, finalmente, trazar las últimas y definitorias pinceladas de su obra con pulso y puerto seguro. Un cuarto de siglo pasó, las estrellas se alinearon y Terry pudo escribir The End.

Sigue la música de Roque Baños a la entrada del Grand Théâtre Lumière, el elenco y el equipo del filme transmiten una buena vibración que contagia el desfile previo a la clausura, entre flashes internacionales, grandes feministas y el encanto francés, se gesta el escenario perfecto para parar el tiempo y ver que su sueño –el sueño de Gilliam– se está cumpliendo en ese instante; él quiere gozarlo, estirarlo, y lo logra. Gira sobre sus pies casi levitados y barre eufórico todo impedimento, toda frustración de un camino lleno de rocas y espinas. Lo malo quedó reducido a un repertorio anecdótico, relativamente imprescindible para la película. La obra no está dictada por sus tropiezos. El hombre que mató a Don Quijote no debe ser vista como una película que por fin se hizo, porque es todo lo contrario. Esta película debió siempre ser estrenada en 2018, y sí, cerrar el Festival de Cannes con humor, inteligencia, Cervantes y mucha, pero mucha satisfacción.

La mujer que cumple el sueño de 28 años de Terry Gilliam 1

El director Terry Gilliam durante la ceremonia en Cannes. A la izquierda los tres hijos del Alessandra Lo Savio: Asia, Guia y Luigi. | Foto: Vianney Le Caer / AP

No sé si los milagros, pero en este viaje queda demostrado que los ángeles sí existen. La aventura empezó cuando Giorgia Lo Savio le presenta el proyecto a su hermana Alessandra. Ya Giorgia, en nombre de la productora familiar, Alacran Pictures, venía coqueteando con muchos proyectos de cine, pero fue con Amy Gilliam que hizo clic, al interesarse por la película no terminada de su padre. Luego vinieron las respectivas chispas de un acuerdo en donde genio, ingenio y voluntad hicieron de las suyas, concretando lo que quedará catapultado como un proyecto insigne para Alacran; su primer largometraje. “Acepté el proyecto, acepté terminarlo, fue muy emocionante, es su obra de arte”. Comenta Alessandra, con su tono ronco, acento sensual italiano y un perfecto español.

Las hermanas Lo Savio vieron algo que bastó: ilusión infinita y arte. Coincidían entonces con los Gilliam en eso de ver la vida en colores y con imaginación. En este último trecho se remó con determinación a la meta. Nunca mejor contextualizado, contra viento y marea.

Cumplir un sueño para cumplir un sueño

Lo que pasa dentro de la película pasa por fuera, igual que Jonathan Pryce tenía una vida –sin saberlo– preparándose para ser este Don Quijote shakespeariano, Alessandra tenía una visión vigorosamente clara pero inconcreta y unas ganas rebosantes de apostar a lo grande. Se necesitan dos atrevidos para dar con este resultado. Lo Savio es enfática: “Creo en el arte. Creo que grandes maestros, los genios, muchas veces tienen proyectos en los que pueden encontrar dificultades y se quedan estancados, y ahí están. Terry es lo mejor que me ha podido pasar… asociarme con un gran director”.

La mujer que cumple el sueño de 28 años de Terry Gilliam 2

En esta imagen el equipo de la película. Primera a la derecha, Amy Gilliam, y a su lado la productora ejecutiva, Alessandra Lo Savio | Foto: Vianney Le Caer / AP

Ella, continuando un ejercicio de reflexión, dice luego de un suspiro alegre: “Mi mayor aprendizaje fue simplemente mirar a sus ojos y ver la luz de que su más grande deseo había sido cumplido”. Si esto no es la más dulce extravagancia de humildad no sabría qué es.

En las palabras de la productora ejecutiva abunda la emoción, y el momento más íntimo que nos revela ocurre cuando recuerda con implacable ternura su agradecimiento por un gesto del director. “Personalmente creo que lo más memorable fue cuando Terry decidió filmar algunas de las escenas en Fuerteventura. Allí es donde ha nacido mi primera hija, Asia, y donde empezó mi vida, realmente en donde empezó la visión de mi vida, la visión del arte, donde supe qué quería: dar la motivación a todas las personas que merecen expresar quiénes son”.

La mujer que cumple el sueño de 28 años de Terry Gilliam 4

Los actores Adam Driver, Jonathan Pryce y el director Terry Gilliam durante el ‘photo call’ en Cannes. | Foto: Vianney Le Caer / Invision / AP

Alessandra termina nuestra conversación transmitiendo su convencido interés por seguir haciendo cine. “Poder presentar Alacran Pictures con esta película, solo puede ser el principio”, comenta con orgullo.

Le pido que se defina y se ríe coquetamente de sí misma, juega con su personaje, se divierte, nos divierte y enamora: “The queen of art”. No me esperaba menos sensatez.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.