«Erasmus online» o cómo estudiar fuera de España sin salir de casa
Foto: Soundtrap| Unsplash

Sociedad

«Erasmus online» o cómo estudiar fuera de España sin salir de casa

Algunos alumnos ya habían firmado convenio con sus universidades de destino y no se han podido ir, por lo que van a estudiar online

por Inés Bertrán

Actualizado:

Cada año unos 65.000 alumnos españoles participan en el programa Erasmus. España es el país del mundo que no solo más alumnos recibe sino también es de los países que más envía. Con 33 años de vida, por este programa han pasado 33 millones de alumnos, de los que casi un millón provienen de nuestro país.

Y a pesar de la incertidumbre por la pandemia, la restricción de movimientos entre algunos territorios y la posibilidad de que el curso no sea al 100% presencial, el programa Erasmus continúa este curso. Así lo ha decidido la Comisión Europea, a pesar de los continuos rebrotes de la COVID-19 en los países de la Unión Europea. Se ha decidido que el modelo se va a adaptar a las circunstancias del momento y que los alumnos, en el caso de que sea necesario, podrán seguir las clases en la universidad de destino de manera telemática.

Algunos alumnos tienen miedo y han decidido renunciar a su beca de movilidad o han reducido su estancia al segundo cuatrimestre. Uno de ellos es Ignacio. Es madrileño, tiene 20 años y estudia Publicidad, este año se iba a Bucarest y ha decidido no ir: «Creo que no es el mejor momento para ir, aunque allí las cosas están más calmadas he decidido quedarme. Prefiero que si en algún momento nos vuelven a confinar, pasarlo con mi familia».

La nueva forma de estudiar, llega a España el «Erasmus online» 1

Foto: Marvin Meyer | Unsplash

Este año hay una excepción y es la conocida como «Erasmus online». ¿En qué consiste? Algunos alumnos ya habían firmado convenio con sus universidades de destino y no se han podido ir, por lo que van a participar en una modalidad innovadora del programa Erasmus. Van a estar en su ciudad natal, pero van a cursar los estudios de la universidad de destino. Esta medida ya se está tomando en tres universidades en Murcia: la Universidad de Murcia (UMU), la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM). Como es el caso de Ana de la UMU, que se iba a Milán de Erasmus pero no ha podido ser. «Con la situación de la pandemia ahora mismo en Italia era imposible irme. Pero he decidido hacerlo desde casa, así puedo practicar mi italiano, que era la principal razón por la que me iba a ir», ha contado a The Objective esta estudiante de Derecho.

Solo un 20%  han cancelado su Erasmus

A pesar de que algunos alumnos como Ignacio han cancelado su beca, el número de renuncias ha variado de institución a institución. Las cancelaciones no han superado el 15% del total de inscripciones que se realizaron antes del estado de alarma, según el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Además, solo un 20% de alumnos que fueron seleccionados para una beca Erasmus en algún país de la Unión Europea han retrasado el inicio de la movilidad hasta el segundo semestre de 2020/ 2021.

Diferencias económicas 

En general, en Europa la beca Erasmus varía entre los 200 y los 600 euros mensuales. Las cuantías de la beca varían mucho dependiendo del país de destino y de la renta del estudiante. Además, algunas comunidades autónomas añaden cantidades adicionales a las becas, así como algunas universidades. En este momento condicionado por la COVID-19 , desde el Ministerio han avanzado que las becas seguirán siendo las mismas y no sufrirán recorte alguno para todas las movilidades físicas.

Para aquellos alumnos que decidan realizar una movilidad virtual no habrá una ayuda económica, aunque sí contará con ella la institución de origen en conceptos de gastos de organización y gestión de la movilidad.

La nueva forma de estudiar, llega a España el «Erasmus online» 2

Foto: Changbok Ko | Unsplash

¿Y qué ocurrió con los alumnos que estaban disfrutando de una movilidad cuando se estableció el estado de alarma?  Solo el 10% de los alumnos de Erasmus cancelaron sus estancias en el país de destino, según fuentes de la Conferencia de Rectores (CRUE).  La mayoría continuaron realizando sus estudios en la universidad de destino en la modalidad no presencial, algunos de ellos desde el país de destino y otros desde su domicilio en España.

Tanto la Unión Europea como la Agencia Nacional Erasmus (SEPIE en España) acordaron considerar la movilidad virtual sobrevenida por causa de fuerza mayor por lo que se financió las estancias hasta el límite de la beca inicialmente concedida.