The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Las empresas apoyan en masa a los refugiados musulmanes

 …y le dan la espalda a Trump

Donald Trump es, ante todo, un empresario. Él mismo ha vendido una imagen de empresario de éxito -a pesar de que sus fracasos han sido sonados-, por lo que es curioso ver cómo sus “colegas” de profesión le dan la espalda ahora. Las empresas privadas en Estados Unidos no suelen implicarse políticamente, y menos para criticar una medida presidencial. No obstante, la polémica orden ejecutiva firmada por el presidente Trump el pasado viernes que prohibía la entrada de inmigrantes y refugiados provenientes de siete países de mayoría musulmana (Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen) a Estados Unidos, ha logrado ganarse el rechazo notorio de las grandes compañías norteamericanas.

 

Las tecnológicas a la cabeza

Si las techies siempre están a la vanguardia en cuestiones de marketing, gestión empresarial e innovación, en esta ocasión se han puesto a la cabeza de la oposición a la orden ejecutiva de Trump.

 

 

Los grandes directivos de las tecnológicas han alzado la voz contra el decreto del recién investido presidente. Algunos ejemplos son empresas tan potentes como Twitter, Facebook, Apple, Netflix, Google o Airbnb. Algunas se han limitado a condenar la polémica medida, como es el caso de Apple. El CEO de la compañía de la manzana, Tim Cook, ha afirmado que "Apple no existiría sin la inmigración”, mientras que el director general de Google, Sundar Pichai, ha secundado el apoyo a los inmigrantes musulmanes recordando que "durante generaciones este país ha sido el hogar de inmigrantes”.   

 

Google donará cuatro millones de dólares a las organizaciones defensoras de los inmigrantes

 

Algunas tecnológicas han ido más allá de la mera condena y han tomado medidas concretas, como es el propio caso de Google. Este gigante ha anunciado que donará cuatro millones de dólares a las organizaciones defensoras de los inmigrantes como la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), el Immigrant Legal Resource Center, el Comité Internacional de Rescate (IRC) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Airbnb también ha ido más allá y se ha implicado directamente en la causa. La empresa ha ofrecido alojamiento gratuito para las personas afectadas por el veto impuesto por Trump, tanto refugiados como pasajeros, que se encuentren bloqueados en aeropuertos. "Airbnb ofrece un alojamiento gratuito a los refugiados y a toda persona a la que se ha prohibido la entrada en Estados Unidos”, ha señalado en su cuenta de Twitter, Brian Chesky, presidente y director general de la compañía. "Contáctennos si tienen necesidad de alojamiento", ha añadido. Para esta medida, van a recurrir a su programa de catástrofes naturales, en que ofrece alojamiento para personas desplazadas.  

 

Por otro lado, varios gigantes estadounidenses de la tecnología, como Reddit, SpaceX o Pinterest, han sido invitados a una reunión en la que discutirán su apoyo en favor de la invalidación del polémico decreto migratorio. La reunión ha sido convocada por GitHub y Kickstarter, dos tecnológicas con mucha presencia en el mercado norteamericano. Entre las empresas invitadas a la reunión organizada por GitHub y Kickstarter figuran grandes nombres como Adobe Systems, AdRoll, Airbnb, Automattic, Box, Cloudera, Cloudflare, Docusign, Dropbox, Etsy, Evernote Corp, Glu Mobile, Google, Lithium, Medium, Mozilla, Netflix, Pinterest, Salesforce, Stripe, Yelp y Zynga.

Lyft, competencia directa de Uber en Estados Unidos, ha sido otra de las compañías más críticas contra Trump. Sobre todo desde que saltó la noticia de que el CEO de Uber, Travis Kalanick, es uno de los asesores de Trump. Como respuesta a esta polémica, Lyft ha anunciado que donará un millón de dólares a la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) para apoyar la demanda que presentó contra la Administración por el veto a los refugiados. Esta circunstancia ha provocado una sucesión de críticas en las redes, a través de las cuales miles de usuarios -incluidas celebridades como Lena Dunham- han promovido un boicot a la empresa con el hashtag #DeleteUber

 

 

Pero Uber no ha permanecido impasible. La reacción de la empresa de transportes ha consistido en anunciar que la compañía destinará una partida de tres millones de dólares para la defensa legal de los chóferes que trabajen en Estados Unidos y corran riesgo de ser deportados.

Starbucks ofrece empleo a refugiados a nivel mundial

Una de las compañías que más se ha implicado en la crítica a la medida de Trump ha sido Starbucks. La empresa ha anunciado que planea contratar en los próximos cinco años a 10.000 refugiados en los 75 países en los que tiene presencia, según ha anunciado Howard Schultz, su máximo responsable. El directivo de Starbucks ha asegurado que su equipo ya ha contactado con los países cuyos ciudadanos están afectados por el veto migratorio. "Estamos haciendo lo posible para guiarles y ayudarles en este periodo confuso", ha señalado.

 

Starbucks sufrió un boicot en las redes sociales en México por ser una empresa norteamericana

 

La cadena cafetera tuvo que ver cómo en varios países, especialmente en México, se cernía un boicot contra ella por ser una compañía estadounidense. Tal vez por ello su respuesta a la polémica medida presidencial haya sido así de contundente. Tras el anuncio del reclutamiento masivo de refugiados a nivel mundial, su imagen se ha visto notablemente mejorada.

Grandes referentes norteamericanos, también contra Trump

Dos grandes referentes de la economía norteamericana han reaccionado también contra la medida del presidente Trump. La significación de Ford y Goldman Sachs ha sorprendido a todos y ha copado las portadas de las principales cabeceras financieras.

Lloyd Blankfein, director general de la empresa líder mundial en banca de inversión Goldman Sachs, aseguró en una carta a sus empleados que ésta “no es una política que apoyemos”. "Para que seamos exitosos, nuestros hombres y mujeres deben reflejar la diversidad de las comunidades y de las culturas en las que operamos", añadió Blankfein en su misiva. "Eso significa que debemos atraer, retener y motivar a personas de muchos orígenes y perspectivas. Mantener la diversidad no es una opción, es lo que debemos ser", agregó el banquero citando los fundamentos tradicionales de la firma.

Ford se ha unido de manera inesperada a los críticos con Trump. (Foto: Andy Clark / Reuters)

Ford se ha unido de manera inesperada a los críticos con Trump. (Foto: Andy Clark / Reuters)

Otra grande del mercado estadounidense, Ford, se ha apuntado al rechazo a las políticas migratorias de Trump. El líder del sector automovilístico en Estados Unidos ha asegurado a través de su presidente ejecutivo, Bill Ford, que “no apoyamos esta decisión o cualquier otra que está en contra de los valores que mantiene la compañía”.

Las tecnológicas suponen el sector más progresista de las compañías estadounidenses, por lo que su rechazo en masa al polémico decreto xenófobo y racista de Trump no ha significado una sorpresa. No obstante, que otras grandes firmas fuera del marco tecnológico hayan rechazado esta medida sí ha sorprendido, y ha hecho daño a Trump. Las grandes marcas no son amigas de la inestabilidad política, por lo que tratan de mantener una posición neutral en cuestiones gubernamentales. No obstante, la imagen de muchas empresas está ahora en juego, por lo que apoyar las masivas protestas contra el decreto firmado por Trump puede suponer, sin duda, un espaldarazo en términos de marketing.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.