Leslie Grace: "Lo que es degradante y ofensivo para una mujer, para otra puede ser empoderamiento"
Foto: Lidia Ramirez

Cultura

Leslie Grace: "Lo que es degradante y ofensivo para una mujer, para otra puede ser empoderamiento"

Hablamos del huracán neoyorkino con medula dominicana, Leslie Grace, que visita nuestro país días antes del lanzamiento de su nuevo disco, Generations.

por Lidia Ramírez

Es la segunda vez que visita España y asegura estar «completamente enamorada» de su gente, su clima y, sobre todo, su comida. Lleva cerca de un mes en nuestro país y adora la tortilla de patatas, la paella y el pescado. Ah, y también las Islas Canarias, donde ha pasado varios días cantando por diferentes salas del archipiélago para después volver a la península y seguir expandiendo su música urbana por una decena de clubes.

Hablamos del huracán neoyorkino de origen dominicano, Leslie Grace, que visita nuestro país días antes del lanzamiento de su nuevo disco.

La pequeña de siete hermanos, Grace es una continua celebración de la belleza y de la alegría. Nos reunimos con ella en las instalaciones de Sony Music en pleno Paseo de la Castellana. Se ríe con gran sonrisa de vela y luce pelazo recogido en una perfecta cola de caballo –de padre dedicado al negocio de productos de peluquería y madre peluquera, no podía lucir de otra forma–. «Mis padres vienen de trabajar en el campo en República Dominicana. Llegaron al Bronx sin nada, sin saber el idioma… Han logrado demasiado y son mi inspiración. Me han enseñado a valorar el trabajo y el dinero», cuenta orgullosa quien a los 14 años debutó con su álbum Passion y tres años más tarde, con 17, con su versión bilingüe del hit Will you still love me tomorrow encabezó las listas Billboard Tropical Songs y Billboard Latin Airplays, siendo la artista más joven en conseguir este logro.

Precedida por el rotundo éxito de Duro y suave, doble platino en España, la cantante y compositora nacida en el Bronx neoyorquino y criada en Florida, presenta el cuarto trabajo de su carrera con colaboraciones junto a Noriel, Becky G, CNCO o la colombiana Farina, con quien cantará su próximo sencillo De lunes a jueves

¿Qué tal tu primera gira española? ¿Cómo está siendo la experiencia?

Ha sido una gran sorpresa. Es mi primera vez cantando en España, y ver el apoyo de la gente y que tantas personas hayan esperado para verme y canten mis canciones a todo pulmón es algo sorprendente. A pesar de mi doble platino en vuestro país, no he llegado a entender la magnitud de esto hasta que no lo he sentido desde una tarima. Es algo bello y una sorpresa que no me esperaba.

Comenzaste cantando bachata, pero últimamente te hemos visto más entregada al género urbano. ¿Qué vamos a encontrar en tu nuevo trabajo?

Será mi evolución como artista y persona. Desde mi primer trabajo he crecido demasiado. Tenía 17 años, ahora 23 y tengo mucho más claro lo que quiero hacer. Este disco será más pop urbano aunque yo me considero una artista sin género. Comencé dentro del género tropical por las influencias que tengo, pero también he escuchado muchos boleros, baladas, jazz… Poquito a poquito quiero ir revelando quién soy. Y es una ventaja poder quitarme esos límites, probar con diferentes sonidos y no tener miedo a hacer algo diferente y distinto.

Te hemos visto cantar con diferentes artistas como Maluma o Wisin, ¿con quién te gustaría hacer tu próxima colaboración?

Me encantaría hacer algo con Rosalía. Es de mis artistas favoritas en este momento y espero todo lo que lanza como una fan fiel. Estoy muy feliz por ella y de que una mujer como ella exista en la música porque está haciendo algo súper diferente. Hemos hablado por WhatsApp mucho y es un pedazo de pan y dulzura. Se merece todo lo que le está pasando. Admiro a mujeres así.

¿Eres feminista?

No sé si soy feminista. Todos hemos sido creados iguales pero no somos iguales. El hombre y la mujer tenemos el mismo valor pero con nuestras diferencias, y nos complementamos. Sin embargo, lucho por acabar con esa doble moral que hay en la industria musical. Poquito a poquito lo estamos cambiando y hemos evolucionado bastante, pero aún queda mucho por hacer.

Dices que hay doble moral dentro de la industria. ¿Con qué dificultades te has encontrado como mujer a la hora de hacerte un hueco en el mundo del reggaeton, hasta hace muy poco dominado sólo por hombres?

No conozco a ninguna mujer dentro de la industria que no haya tenido que escuchar comentarios desafortunados, ya sea en el género urbano o la bachata, de donde yo vengo. Comencé a los 16 años a hacer bachata, un género dominado por hombres adultos que hablaban de cosas de adultos. Romeo Santos, al que adoro, hablaba de una propuesta indecente… Era una niña y pasar por ahí me dio ese entrenamiento para ahora hacerme respetar y hacer respetar la perspectiva femenina, que por costumbre hay muchos hombres que no lo hacen. Por muy joven o inexperta que una sea tiene que plantarse y defender su propio juicio.

Leslie Grace: "Lo que es degradante y ofensivo para una mujer, para otra puede ser empoderamiento" 1

Leslie Grace durante un momento de la entrevista. | Foto: Lidia Ramírez/The Objective

¿Dónde está el límite entre la libertad de expresión y el machismo en el género urbano?

Las mujeres tenemos que defender lo que queremos escuchar. Tenemos que defender nuestra perspectiva ya que durante muchos años hemos tenido solo la masculina. Los hombres ven las cosas de diferente manera, se enamoran de diferente forma, expresan ese enamoramiento con diferentes palabras… y eso ha creado el pensamiento de que dentro de lo urbano la mujer es sólo objeto sexual porque durante mucho tiempo sólo se ha tenido la perspectiva de los hombres.

Ahora, nosotras como artistas tenemos la responsabilidad de mostrar el otro lado de la moneda. Aquí se complican las cosas, porque lo que es degradante y ofensivo para una mujer, para otra puede ser empoderamiento. Lo que canta una Becky G tal vez no lo cante yo, o lo que canto yo tal vez nunca lo cante una Grace, o viceversa. Y eso está bien porque somos diferentes, y al igual que nosotras tenemos distintas formas de expresarlo, las chicas también quieren recibir el mensaje de diferentes formas.

Ahora al haber tanta perspectiva femenina, los hombres también van aprendiendo y pueden reflexionar y pensar que han estado equivocados con ciertas letras, o que estas no han sido lo más progresivas para la cultura. Esta reflexión ya está sucediendo y eso es bueno.

¿Realmente se está produciendo esta reflexión entre los artistas? Hace poco las redes sociales estallaban contra Maluma bajo el hashtag #Mejorsolaqueconmaluma por la portada de su último sencillo donde se veía a este en el centro de una cama rodeado de mujeres… 

Mi relación con él es una amistad bien linda. Yo sé que para muchos artistas sus canciones son películas, y lo que proyectan no lo hacen con la intención de que caiga mal u ofender a nadie. Simplemente para él es un concepto de una canción que requería eso, pero no se ha dado cuenta que quizá haya muchas mujeres que se sientan mal. Es cierto que tenemos una responsabilidad y por ello, aunque no lo juzgo, entiendo la perspectiva de la mujer y a aquellas que se sienten incómodas con esa imagen.

Como mujer y latina, ¿qué opinión te merece el presidente de tu país?

Mejor no opino… (risas). Con la llegada de Trump como presidente hemos descubierto muchas cosas que siempre han estado ahí pero ahora han salido a la luz. La gente no se daba cuenta que teníamos un problema en nuestro país, ahora es evidente. Tenemos muchas cosas que trabajar y hablar. No hay que tener miedo a tener una conversación constructiva con alguien que tiene un punto de vista distinto. Si no tuviéramos un presidente como éste, no hubiéramos sentido la necesidad de tener esas conversaciones difíciles. Esa es mi reflexión positiva.