Lina Khan, el azote progresista de las grandes tecnológicas
Foto: Graeme Jennings| Reuters

Economía y capital

Lina Khan, el azote progresista de las grandes tecnológicas

La nueva presidenta de la FTC sostiene que las actuales leyes antimonopolio no sirven para los nuevos gigantes digitales

por Néstor Villamor

«Antimonopolio hipster». Con ese nombre han bautizado, fundamentalmente sus detractores, el movimiento iniciado por una serie de jóvenes (de ahí el nombre) para poner coto a las amenazas que consideran que suponen las grandes tecnológicas en Estados Unidos. ¿El nombre más célebre? Lina Khan, que, con solo 32 años, ha logrado convertirse en presidenta de la Federal Trade Commission (FTC), organismo encargado de supervisar la competencia en el país (algo así como una CNMC estadounidense).

A pesar de su juventud, Lina Khan lleva años siendo una de las voces más respetadas dentro del mundo del derecho económico y, concretamente, del área de la libre competencia. Fue en 2017 cuando un artículo suyo publicado en The Yale Law Journal, titulado «La paradoja antimonipolio de Amazon», empezó a levantar ampollas entre los grandes empresarios y simpatías entre los sectores más progresistas del país.

Sin embargo, apenas dos meses después de su nombramiento, sorprenden sus primeros pasos. Lejos de atacar (de momento) las medidas impuestas por la FTC durante presidencias republicanas, sus dos primeras acciones fueron revocar sendas decisiones tomadas durante los Gobiernos de Bill Clinton y Barack Obama. La revocación de la primera, de 1995, busca evitar que las empresas que habían propuesto una fusión rechazada por la FTC no intentaran una y otra vez sacar adelante la operación después de haber recibido ya una negativa por parte del regulador; la anulación de la segunda, de 2015, pretende dar más poder a la FTC para encausar a una empresa por competencia injusta.

Lina Khan, el azote progresista de las grandes tecnológicas 2

Lina Khan se hizo famosa por un artículo de 2017 en el que explicaba que las leyes antimonopolio actuales no son válidas para Amazon. | Foto: Mike Segar | Reuters

Porque, precisamente, esa es la tesis central del artículo que le dio la fama en 2017: que las leyes antimonopolio de Estados Unidos están obsoletas y, por lo tanto, no funcionan en el entorno digital. Para entender esto hay que retroceder hasta 1914, cuando el entonces presidente estadounidense, Woodrow Wilson, creó la Federal Trade Commission para evitar que volvieran a surgir los grandes monopolios que el Gobierno había eliminado en la década anterior.

Sin embargo, las reglas han cambiado. Si los monopolios de antes se aprovechaban de su poder para subir artificialmente los precios beneficiándose de su posición dominante en el mercado, lo que ocurre ahora, escribía Khan, es lo contrario: las grandes tecnológicas (Amazon, Facebook…) mantienen unos precios muy bajos para eliminar del mercado a las pequeñas empresas que pueden convertirse en rivales y a otras que, en muchos casos, dependen de ellos para su supervivencia.

Lina Khan sostiene que las actuales leyes antimonopolio no sirven para los nuevos gigantes tecnológicos

«Amazon es el titán del comercio del siglo XXI», comenzaba la diatriba de Khan. Razonaba que, «además de ser un vendedor minorista, ahora es una plataforma de marketing, una red de logística y reparto, un servicio de pago, un prestamista, una casa de subastas, una enorme editorial de libros, una productora de televisión y cine, un diseñador de ropa, un productor de hardware y un servidor líder de espacio en la nube». Añadía que «el actual marco de referencia antimonopolio (…) no está equipado para captar la arquitectura del poder de mercado en la economía moderna». ¿Posibles soluciones? Dos: «Restaurar los principios tradicionales de la política de competencia y antimonopolio o aplicar obligaciones y tareas comunes». No es la única que lo piensa: muchos de sus compañeros progresistas son de la opinión de que la solución al tremendo poder amasado por las grandes tecnológicas pasa por trocearlas. Ella misma ha defendido esta opción. Así, Facebook podría verse obligada a vender Instagram y Whatsapp y a Alphabet (matriz de Google) podría ocurrirle lo mismo con YouTube.

Lina Khan, el azote progresista de las grandes tecnológicas 1

La senadora estadounidense Elizabeth Warren es una de las principales defensoras de las tesis de Lina Khan. | Foto: Elizabeth Frantz | Reuters

El texto de Lina Khan, nacida en Gran Bretaña en una familia paquistaní que se mudó a Estados Unidos cuando ella tenía 11 años, ha recibido grandes elogios de una de las principales voces contra el monopolio en Estados Unidos, la senadora y excandidata presidencial demócrata Elizabeth Warren. Concretamente, ha escrito en la revista Time que, desde la publicación de su artículo «ha sido la principal fuerza intelectual en el movimiento antimonopolio moderno» y que sus esfuerzos «han empujado a académicos, juristas, activistas y representantes públicos a pensar de forma distinta sobre las grandes tecnológicas».

Además, tras ser designada presidenta de la FTC, Warren emitió un elogioso comunicado sobre la decisión. «La designación del Gobierno de Biden de Lina Khan como presidenta de la Federal Trade Commission es una noticia magnífica. Lina trae conocimiento y experiencia a este puesto y será una valiente defensora de los consumidores», celebraba en junio. Con la presidenta Khan en el timón, tenemos una oportunidad enorme de hacer grandes cambios estructurales reviviendo el refuerzo de [las medidas] antimonopolio y luchando contra los monopolios que amenazan nuestra economía, nuestra sociedad y nuestra democracia».

Néstor Villamor

Gallego de nacimiento y madrileño de alquiler. Aprendí este apasionante oficio en La Voz de Galicia, Icon, BuenaVida, El País… Ahora sigo creciendo en The Objective.