The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Los 5 libros esenciales de David Foster Wallace

Foto: Steve Rhodes | Wikimedia

David Foster Wallace se suicidó deprimido y sin medicación el 12 de septiembre de 2008. Tenía 46 años. Parece injusto comenzar a escribir sobre Wallace partiendo del final, si es que así comprendemos la muerte. Wallace tenía una escritura torrencial, compleja, profundamente apasionada. Su talento desbordaba y tenía un estilo tan particular que podría tildarse de wallaciano. Pocos escritores han tenido la capacidad de expresar los laberintos emocionales del ser humano como él; en su prosa y en su no ficción se encuentra su devoción por los rusos, por Kafka, por Pynchon. Incluso por Wittgenstein.

Leer a Wallace puede crear un sensación inexplicable. Él supo explicar el sentido de la literatura. En una entrevista con Larry McCaffery, dijo: “Tuve un profesor que me gustaba que solía decir que la tarea de la mejor narrativa era relajar al inquieto e inquietar al relajado”. Y continuó: “Supongo que buena parte del propósito de la narrativa seria es proporcionar al lector, quien como todos nosotros es una especie de náufrago en su propio cráneo, proporcionarle acceso imaginativo a otros yos. Dado que sufrir forma parte ineludible de tener un yo humano, los humanos se acercan al arte en alguna medida para experimentar sufrimiento, necesariamente como experiencia vicaria, más bien como una especie de generalización del sufrimiento. ¿Me explico?”.

Wallace creó un universo propio que se desprende en cada uno de sus textos; también en sus trabajos periodísticos. Así, en este vídeo se reúnen las cinco obras imprescindibles para aproximarse al cráneo del escritor de Ithaca.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.