Los detalles del fin del roaming en la Unión Europea
Foto: Alex Mihis

Futuro

Los detalles del fin del roaming en la Unión Europea

En un mundo en que muchas fronteras se cierran, siempre queda un resquicio para la esperanza. En el caso de la Unión Europea, cuyas fronteras están en teoría abiertas, quedaba un pequeño rincón en el que los europeos no eran totalmente libres: la conectividad fuera de sus países.

por The Objective

En un mundo en que muchas fronteras se cierran, siempre queda un resquicio para la esperanza. En el caso de la Unión Europea, cuyas fronteras están en teoría abiertas, quedaba un pequeño rincón en el que los europeos no eran totalmente libres: la conectividad fuera de sus países.

¿Qué es el roaming?

El roaming es una tarifa que los operadores aplican a los usuarios que viajan al extranjero y hacen uso de sus teléfonos, ya sea a base de llamadas, SMS o datos móviles. Las tarifas de roaming han sido siempre muy elevadas, con unos precios exageradamente altos y que convertían en obsesión el no dejarse los datos encendidos durante las vacaciones.

 

¿Qué supone la nueva política europea en cuanto al roaming?

La nueva política europea, que entra en vigor este 15 de junio, posibilita en España a los clientes de Movistar, Orange, Vodafone y MásMóvil conectarse a internet y utilizar WhatsApp y otras redes sociales sin coste adicional cuando se encuentren de viaje en uno de los 28 países que forman la UE.

 

¿Qué límites tiene el final del roaming?

El principal límite que contempla la nueva política europea es que los usuarios podrán hacer uso del roaming gratuito siempre y cuando pasen más tiempo en su país de residencia que viajando, una circunstancia ante la cual las operadoras pueden contactar con el cliente y darle un plazo de 14 días para que regularice su consumo, o pasará a cobrarle un cargo de 3,2 céntimos por minuto de voz, 1 céntimo por SMS y 7,7 euros por GB de datos. Según la Comisión Europea, este límite busca prevenir abusos o usos fraudulentos de la nueva política de roaming. Buscan por tanto evitar que los usuarios contraten los servicios telefónicos en países donde sea más barato -España es uno de los más caros- y utilicen esa tarjeta en el país de residencia.

Además, la propia compañía impone un límite en el consumo en el extranjero directamente relacionado con la capacidad de navegación de la tarifa contratada. Por ejemplo, si el cliente tiene contratada una capacidad de navegación de seis gigabytes al mes, esa será la capacidad tanto en España como en el resto de la Unión Europea. A partir de ahí, la Comisión fija un límite de 7,7 euros por giga extra consumido en el exterior, que irá bajando progresivamente hasta los 2,5 euros en 2022.

 

¿Qué países están incluidos en esta nueva política?

Los 28 países que conforman la Unión Europea, incluido el Reino Unido a pesar del Brexit. Las negociaciones de la salida del país británico de la UE podrían hacer, sin embargo, que esta circunstancia cambiara.

 

Los detalles del fin del roaming en la Unión Europea 1

El roaming terminará en los 28 países de la UE, incluido Reino Unido. | Foto: Denis Balibouse / Reuters

 

Los 28 países que conforman la UE son Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía y Suecia.

 

¿Qué debe hacer el usuario para aprovechar el roaming gratuito?

Nada más allá de esperar al 15 de junio, viajar y disfrutar de la libertad de poder utilizar el móvil sin sobrecargos. Las compañías telefónicas están obligadas a cambiar el contrato de sus clientes para suprimir los costes del roaming sin que éstos tengan que activar ningún servicio adicional, más allá de la opción de itinerancia en su teléfono móvil.