Los micrometrajes toman Madrid: la ablación del clítoris y otras 134 historias de dos minutos
Foto: Rodrigo Isasi

Cultura

Los micrometrajes toman Madrid: la ablación del clítoris y otras 134 historias de dos minutos

Con solo 19 años, Marc Esquirol trae a la Sala Equis de Madrid eI I Festival Internacional de Micrometrajes

por Nazaret Domínguez Salas

Dos minutos son más que suficientes para narrar una historia o por lo menos así de claro lo quiere dejar Marc Esquirol, quien a sus 19 años es el creador del I Festival Internacional de Micrometrajesque acoge la Sala Equis de Madrid. El testimonio de una mujer que sufrió la ablación del clítoris o el viaje de 10.000 kilómetros que un hombre realizó desde Irán a Canadá, son solo algunas de las 135 historias de personajes anónimos a los que este encuentro de tres días da voz.

Esquirol es un emprendedor nato, con tan solo 15 años quería “cambiar el mundo” y decidió crear su propia ONG con un compañero de clase. Tan solo dos años más tarde, cambió de parecer y  abrió un empresa de fotografía, que finalmente terminó dejando por pensar que no era su vocación. Su último proyecto ambicioso es la creación de este festival. Una iniciativa que comenzó, tal y como el joven asegura, como todas las grandes ideas; “hablando en un bar con un amigo”.

120 segundos son suficientes para contar una historia

135 cortometrajes de más de 40 países

Casi 3.000 cortometrajes se presentaron a este festival, de los cuales, tan solo el 4% participará en la primera edición. Esquirol lo tenía muy claro; el filtro emocional era imprescindible para poder entrar en el concurso: “En dos minutos puede haber mucha emoción y quisimos buscar precisamente eso, que los cortos transmitieran. Que los de comedia hicieran reír y los de horror dieran miedo”. Cinco meses de trabajo y muchas horas de visionado han sido suficientes para reunir un total de 135 cortometrajes de 41 países diferentes.

Historias que son narradas en menos de dos minutos. Así lo quiere dejar claro Marc, quien asegura que vivimos en la “sociedad de la inmediatez” y que hoy en día, a consecuencia de las redes sociales como Instagram, consumimos un formato de vídeo micro: “Ver una película de tres horas y media como podría ser ‘El Irlandés’ nos cuesta mucho más, probablemente, que a generaciones pasadas”.

A pesar de que el joven define a la nueva sociedad como impaciente, no considera esto realmente como un aspecto negativo, sino todo lo contrario. Para Esquirol, la impaciencia que nos caracteriza es una “nueva oportunidad” para poder contar historias de forma muy breve sin perder la calidad del relato: “En el festival hay obras de dos minutos que pueden impactar en el espectador incluso más que una película de una hora y media”.

120 segundos son suficientes para contar una historia 4

Marc, Paz e Irlanda en la Sala Equis de Madrid. Foto: Rodrigo Isasi

Lo corto y lo inmediato protagonizan sin duda este festival, donde habrá micrometrajes de hasta seis segundos. Contar de manera breve es algo que está de moda, al menos eso nos dicen, aunque lo más importante según Paz del Carre, directora de Shame y participante del festival, es “ser capaz de dar un mensaje, aunque solo se tengan cinco segundos”. 

Una tarea que no es nada sencilla y así lo asegura Irlanda Tambascio, directora del corto Iguales, quien considera muy difícil narrar su relato en tan solo un minuto y cuarenta segundos: “El tiempo te marca el cómo contar los hechos. Adaptarse a eso hará que la historia sea de una manera u otra”.

El festival tendrá lugar durante todo el fin de semana en la Sala Equis de Madrid, desde el viernes 24 hasta el domingo 26 de enero. Un festival en el que habrá lugar para el amor, la comedia e incluso el horror. A través de monodosis de 20 minutos, los espectadores podrán disfrutar de cada uno de estos géneros y votar, después de cada sesión, cuál de todos les ha parecido el mejor.

120 segundos son suficientes para contar una historia 3

El festival culminará el próximo domingo 26 a las 19:30 y se despedirá de Madrid con la entrega del premio al mejor Micrometraje Internacional, pero esta no será su única gran cita. Al menos eso quiere su creador, Marc Esquirol, que apuesta por llevar la iniciativa a otras ciudades del panorama español, como Barcelona o Bilbao, e incluso, si «todo sale bien», traspasar fronteras. Reino Unido, Irán o Perú podrían ser los próximos escenarios.