The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Los perros pueden leer las expresiones faciales de los humanos

Foto: Alan Levine | Flickr bajo Licencia Creative Commons

Los perros tienen un truco infalible para evadir el conflicto: evitar el contacto visual cuando los humanos están enfadados. Miles de años de domesticación han hecho que los canes entiendan eso de que dos no pelean si uno no quiere y que puedan leer las expresiones faciales de los seres humanos, sean o no de su manada, diferenciando las caras felices de las que no lo son. En palabras de la adiestradora Turid Rugaas: “Para un perro es mucho más importante evitar conflictos que ser obediente.” Esto podría explicar, de cierta forma, que cuando se trata de otros perros, en cambio, tiendan a sostener la mirada.

La conexión emocional que existe con los humanos no necesita ningún tipo de estudio. Todo aquél que ha vivido con uno puede dar fe de cómo los perros son capaces de entender el estado de ánimo de los distintos miembros de la familia. Ahora bien, qué pasa cuando perro y humano no se conocen. Responder de forma apropiada a las señales emocionales del otro es fundamental para todas las criaturas sociales, principalmente porque permite anticipar sus intenciones. Supervivencia pura y dura. Los animales son capaces de hacerlo con sus semejantes. Pero interpretar las emociones de otra especie es un proceso complejo que requiere un cerebro capaz de evaluar, comparar y asociar representaciones mentales de imágenes y sonidos. Hay estudios científicos que demuestran que los perros pueden hacerlo.

Un grupo de científicos de la Universidad de Helsinki, Finlandia, demostró, con 31 perros de 13 especies, que los perros evalúan las expresiones faciales amenazantes por su validez biológica, utilizando como evidencia los patrones de observación. En la revista científica PLOS One, los investigadores explican que para el estudio pidieron a los perros que se sentaran frente a una pantalla de vídeo sin ningún tipo de interacción humana y les mostraron imágenes de expresiones amenazantes, agradables y neutrales tanto de perros como de humanos y realizaron un seguimiento de su mirada.

Los perros pueden leer las expresiones faciales de los humanos 1

Los canes entiendan eso de que dos no pelean si uno no quiere. | Foto: John O’Beirne vía Flickr bajo Licencia Creative Commons.

 

La primera conclusión del estudio es que el comportamiento de observación de los perros varía dependiendo de si miran a otro perro o a un humano. Aunque en términos generales analizan toda la cara, hay determinadas características de las expresiones que llaman su atención. En el caso de los humanos, los perros dedican más tiempo a estudiar los ojos y si la persona está enfadada, tienden a mirar hacia otro lado. Si se trata de otro perro, en cambio, lo que más les llama la atención es la boca, especialmente la de los perros amenazantes y dedican más tiempo a estudiar su cara. Sanni Somppi, jefe del equipo de investigación, asegura que “La domesticación puede haber equipado a los perros con una sensibilidad para detectar las señales de amenaza de los humanos y responderlas con señales pronunciadas de apaciguamiento.”

Otros estudios relevantes

Pero la capacidad de entender nuestras emociones que tienen los perros va más allá de distinguir expresiones faciales. Un estudio de la Universidad de Lincoln, Reino Unido, publicado en la revista científica Biology Letters de la Royal Society británica demostró que los perros comparten con los humanos la capacidad de combinar, comparar y asociar  signos emocionales de otra especie. A 17 perros de diferentes razas y edades se les mostraron dos imágenes de la cara de una misma persona, una visiblemente contenta y otra enfadada, asociadas a una voz que expresaba también ambas emociones.

La actividad permitió a los investigadores comprobar que los perros prestaban más atención si las expresiones faciales eran concordantes con la voz, lo que les permite suponer que los perros eran capaces de analizar el vínculo y establecer si la información era coherente o no. Lo mismo ocurrió al repetir la actividad con imágenes de perros y ladridos. Kun Guo, uno de los investigadores, explica: “Nuestro estudio muestra que los perros tienen la capacidad de integrar dos fuentes de informaciones sensoriales diferentes y tener una percepción coherente de las emociones humanas.” Lo realmente relevante de este hallazgo es que hasta entonces, esta capacidad cognitiva sólo había sido detectada en los seres humanos.

 

 

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.